5.3 C
Castro
sábado, julio 11, 2020

El Puente sobre el Canal de Chacao un elefante blanco

Debes leer

Neo Liberalismo y Naturaleza (III) Chile: un país de sacrificio

Por Héctor Kol, Patagonia Chilena. Julio de 2020. El país del Pos- Modernismo y de los Pos- Modernistas, es decir, el país del “Chamullo” y...

¡Regresó el programa local ‘Conversemos frente al mar’!

'Conversemos frente al Mar'  se transmitirá todos los miércoles a las 20 Hrs., a través de streaming de facebook, y estará pronto en formato...

Red ICP Chiloé: «hacemos un llamado a que se suspenda la operación del vertedero en Puntra»

 La eventual contaminación de las aguas generada por el rebalse de residuos líquidos en el vertedero instalado en el Fundo el Roble, localidad de...

Fundación Conservación Marina: «el escape de 90 mil salmones representa una amenaza para los objetos de conservación de esta área protegida»

Ante el reciente escape de más de 90 mil salmones desde el centro de cultivo de la empresa Salmones Camanchaca, en el lago Llanquihue,...

La trama del puente sobre el Canal de Chacao, ha alcanzado niveles de crisis indiscutida. A estas alturas, el hecho toca directamente al presidente de la república Sebastián Piñera, y ha pasado por sobre las autoridades regionales. La noticia llega cuando el mandatario se bate entre la desaprobación personal y el colapso definitivo del sistema político, económico y judicial, identificado por la ciudadanía como injusto. Sus reacciones, por decirlo de alguna forma, han sumido al país en una crisis económica y ha perforado dramáticamente la imagen ante la comunidad internacional, sobre la base de terribles costos en derechos humanos. En este marco, el relato político del mandatario, sobre modernización y progreso, unir a Chile, etc., se encuentra a un paso de convertirse en un elefante blanco. Desde el anuncio de paralización de faenas, al virtual abandono de la obra, la situación hoy ha dibujado el evidente atropello que la Mega Obra ha generado en la provincia de Chiloé.
 
Con un nacimiento cuestionado por la gran mayoría de los chilotes, el proyecto del Puente sobre el Canal de Chacao, divide profundamente a los habitantes del archipiélago. En todas las comunas la defensa se reduce a las autoridades institucionales en la provincia y a organizaciones gremiales, frente a una reacción negativa siempre evidente y mayoritaria. En este sentido, una anécdota sobre el desencuentro de las autoridades con la gente de Chiloé, ocurre hace unos años cuando la ex presidenta Michelle Bachelet realizaba la campaña presidencial en tierras insulares, al consultar a sus seguidores en Castro si querían puente, la respuesta fue coreada con un largo y sonoro no. Posteriormente, una encuesta de percepción levantada por el Centro de Estudios Sociales de Chiloé, confirmó la opinión mayoritaria contra el puente por innecesario ante el abrumador reconocimiento de otras prioridades más urgentes.  
 
Pese a todo, el Mega Proyecto avanzó desde el año 2013 a la fecha, con una gama de altibajos, incluyendo hechos como la salida de uno de los socios capitalistas de la construcción, poca o nula transparencia, engaño mediante escandalosas promesas de trabajo, hechos que fueron modelando en la opinión chilota la urgencia de un reordenamiento territorial. Lo que más llamaba la atención, es la asimetría de la “obra” en relación con las necesidades del territorio. En este escenario, se sentó un hecho político grave: la no consulta real a los habitantes del Archipiélago de Chiloé. 
 
Hoy la multinacional coreana dueña de Hyundai, encargada de la construcción del puente, demanda faltas al contrato, recursos económicos y de forma elegante, gestión por parte del Estado. Con un 12% de avance, la obra no reúne un riesgo económico para la salida de la empresa global surcoreana. Como han manifestado públicamente, el problema es del Estado chileno. 
 
La arista judicial abre la posibilidad real, como reconocen en el gobierno, de que efectivamente la Mega Obra no se construya. O bien, en su defecto, una demora ante la necesidad del mandatario por exhibir un punto positivo, sobre todo, ante sus cada vez más desafortunados anuncios. 
 
Por lo pronto, la institucionalidad está en vilo. Mala fecha, el reclamo de diferentes sectores institucionales y vecinales interpelan al gobierno en su rol de Estado. Se insiste curiosamente, sobre la posibilidad de daño en los mercados locales asociados a la obra, pero las cifras objetivas de participación no se conocen. Por otro lado, trabajadores, servicios, subcontratos, el turismo, y otros sectores del espectro político se estrellan contra las promesas profusamente divulgadas desde el inicio de la construcción, como si el puente ya existiera hace años. 
 
Ante los comunicados e informales twitter y puntos de prensa, las organizaciones sociales también se han manifestado, como la Agrupación Defendamos Chiloé, vecinos y otras organizaciones del territorio. En general, con planteamientos como el término del contrato con la constructora multinacional, recuperar fondos para objetivos de carácter local. Así como una revisión y solución profunda, al sistema de caminos interiores, la grave crisis hídrica que acechará a las comunidades rurales en uno de los veranos más secos de los que se tiene registro, la crisis sanitaria originada por el colapso de los vertederos industriales y residenciales, la reasignación de fondos, para demandas urgentes en Chiloé; lo contrario, estiman, es continuar con el prolongado abuso de la Mega Obra sobre las necesidades de las y los chilotes.
 
Por último, en estos treinta años, no sin sufrimiento, se han reconocido los problemas sociales que estas obras provocan. De la mano de un extractivismo salvaje, con costos de todo tipo. Es la condición constitucional y el carácter neoliberal del abuso que plantea el Proyecto del Puente Sobre El Canal de Chacao, el que hoy inesperadamente se enfrenta como parte del tema de fondo en el estallido social del país. Pese a la tranquilidad sureña, también se ha conectado con Chiloé.

Mas articulos

Deja un comentario

Últimas publicaciones

Neo Liberalismo y Naturaleza (III) Chile: un país de sacrificio

Por Héctor Kol, Patagonia Chilena. Julio de 2020. El país del Pos- Modernismo y de los Pos- Modernistas, es decir, el país del “Chamullo” y...

¡Regresó el programa local ‘Conversemos frente al mar’!

'Conversemos frente al Mar'  se transmitirá todos los miércoles a las 20 Hrs., a través de streaming de facebook, y estará pronto en formato...

Red ICP Chiloé: «hacemos un llamado a que se suspenda la operación del vertedero en Puntra»

 La eventual contaminación de las aguas generada por el rebalse de residuos líquidos en el vertedero instalado en el Fundo el Roble, localidad de...

Fundación Conservación Marina: «el escape de 90 mil salmones representa una amenaza para los objetos de conservación de esta área protegida»

Ante el reciente escape de más de 90 mil salmones desde el centro de cultivo de la empresa Salmones Camanchaca, en el lago Llanquihue,...

Organizaciones de Pueblos Originarios dan a conocer 12 propuestas como exigencia frente al Estado por pandemia

 La Asamblea Originaria por la Descolonización y la Plurinacionalidad ( ASODEPLU ) ha iniciado una campaña como petición para exigir al estado chileno y...
Abrir chat