13 C
Ancud
12.4 C
Castro
14.1 C
Quellón
jueves, septiembre 23, 2021

“El fin de las listas y la nueva política”. Listas, Partidos políticos y elecciones municipales en Castro, Chiloé.

Debes leer

por Camilo Navarro

Luego de todo lo ocurrido en Chile desde el estallido, uno hubiera pensado que la idea de que los partidos políticos han muerto, se vería reflejada en las papeletas de las elecciones que se nos vienen, materializadas en candidatos independientes tomando la batuta del proceso. Tristemente, al menos para castro, este no es el caso. La nómina de candidatos, desde un punto de vista específicamente estructural, aunque mejor que la de elecciones pasadas, deja bastante que desear si lo que se quiere es cambiar la forma de hacer política.

Por supuesto, el discurso colectivo que entendía que la lógica de los partidos políticos necesita reformarse tenía una difícil barrera que superar a la hora de manifestarse en la papeleta: el sistema D’Hondt. La naturaleza de este esquema de elecciones hace difícil que los independientes puedan tener una chance real de ser electos si no van como parte de una lista (normalmente asociada a un partido político). De esta forma, los independientes se ven obligados en muchos casos a ponerse virtualmente la camiseta de uno o más partidos para poder salir electos, lo que puede implicar que los candidatos tengan que apegarse a la agenda del partido o al menos hacer concesiones con el partido antes de siquiera ser electos.

En el caso De Castro, tenemos 37 candidatos de los cuales 21 son independientes (56%). Comparado con el 28% de independientes de las elecciones pasadas, todo bien. El problema se convierte entonces en qué tan independientes son estos postulantes siendo parte de listas que tienen una afiliación política literal, como la de Chile Vamos UDI, Chile Vamos RN, Radicales, o Frente Amplio, u en otras que tratan de ocultarla con nombres como “Unidos por la Dignidad” (DC), o “Chile Digno Verde y Soberano (PC). Las implicaciones del punto anterior son menester de otro análisis

Ahora, para la discusión de esta columna, cabe notar dos candidatos, otra vez, desde el punto de vista meramente estructural de lo que se entiende que se quiere popularmente como política, y no de sus propuestas o de su valor como personas o candidatos, eso depende del lector. Estos dos casos, ya sea por casualidad, porque no encontraron con quien aliarse, o por deliberación consciente, tienen una suerte de transgresores al sistema de listas y partidos políticos.

Noemi Rojas, independiente que va sola en su propia lista, y Enrique Soto que derechamente no va por ninguna lista. Independiente de su motivación por participar de esta manera, lo importante  es que con o sin querer, marcaron un precedente paras futuras elecciones: los candidatos pueden poner el peso de su candidatura en los votos y no en las listas y alianzas muchas veces “truchas”. Sin embargo, para eso se necesita que más candidatos se atrevan intencionalmente a romper el esquema.

Nótese que esto no es una invitación a votar por fulano o mengano. Tampoco una crítica a los candidatos de la comuna de Castro, ya que hablar de Ignacio Tapia, Jose Rene Vidal, Marcos Olivares, o Jorge “coco” Borquez repitiendose el plato desde el año 2004 sin mérito social, político o académico da para largo. Ni mucho menos de el hecho que hasta donde vi (2004) Castro jamás ha tenido una mujer en el concejo municipal. No, esta columna solo fue un comentario y una invitación a la discusión y a pensar en cómo las elecciones deben ir cambiando para que la política que tenemos sea la que soñamos al hablar de un país más justo y sin tanto weon/a penca al mando.

Gracias por leer.

Camilo Navarro

Mas articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas publicaciones

Abrir chat