8.9 C
Ancud
10.1 C
Castro
8.1 C
Quellón
jueves, junio 24, 2021

Apuntes para la Nueva Constitución (educación).

Debes leer

Julio Fernando Iglesias Navarro

 

Sin duda, el actual escenario que se abre a partir de la elección de representantes distritales para la redacción de una Nueva Constitución, es una oportunidad única para repensar, reescribir y rediseñar muchas materias que afectan a la ciudadanía, pues si bien la Constitución no es el instrumento específico que beneficia o perjudica de manera directa el quehacer cotidiano de una Nación, sí tiene implicancias respecto a las leyes que de allí emanen.

La Constitución Política de la República es la “Carta de Navegación” por así decirlo, que guiará la elaboración de todo aquello que tiene que ver con las reglas del juego con que se organice una sociedad determinada. En gran medida en la Constitución que tengamos, podremos determinar las reglas básicas con las cuales queremos desarrollar nuestra convivencia, generando un gran acuerdo o pacto social. Un tema muy relevante es la Educación. La Libertad de Enseñanza en nuestra Constitución es el eje central de todo su accionar y aunque esta libertad emana del Derecho a la Educación, y está consagrada en la Declaración Universal de Derechos Humanos (A.26) y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (A. 13)no garantiza mucho, pues como lo señala la abogada Verónica del Pozo de Educación 2020; es aquí donde las palabras, como se digan y como se entiendan, resultan perjudiciales, pues su interpretación no es clara.

En este sentido advierte la profesional, que la Libertad de Enseñanza que consagra la Constitución de 1980 es principalmente; “La libertad de enseñanza que incluye el derecho de abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales” Art.19 Num.11, en tal sentido, la libertad de establecer proyectos educativos en concordancia con la Libertad de Enseñanza, estaría siendo opuesta a la idea primigenia, por lo cual se estaría subordinando la libertad de elegir. Ahora bien, cuando los proyectos educativos basados en esta “libertad de enseñanza”, además reciben aportes del Estado por el rol subsidiario que inspira a la Constitución actual, ocurre el fenómeno de que, cuando el Estado no puede llegar para garantizar el Derecho, recurre al privado subsidiándolo para que lo cumpla. Entonces, resulta ser más atractivo desde un punto de vista economicista, subsidiar e incentivar la oferta privada, que asumir un rol de garante de éstos derechos. Por sobre todo resulta atractivo para quien es subsidiado, desde la lógica del lucro con recursos estatales.

Se dice entonces que, la Libertad de Enseñanza estaría asegurada pues el Estado se ha preocupado de garantizarla, pero descuida un aspecto relevante  y que es precisamente  la libertad de elegir, que estaría supeditada a diversos factores, principalmente económicos. Debido a que todos los privados amparados en la frase; “La libertad de enseñanza incluye el derecho de abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales”, pudiendo además, generar sus propios Proyectos Educativos en concordancia con la Libertad de Enseñanza, lo que comienza a ocurrir partir de aquello, es la formación de “sociedades” que en definitiva mediante el copago y el lucro seleccionan de manera brutal a los estudiantes, impidiendo que las familias chilenas puedan elegir libremente, el Proyecto Educativo que desean para sus hijos.

Selección por pruebas de ingreso creadas por cada sostenedor; mensualidades; uso de un uniforme exclusivo; textos de estudio específicos; accesos en sectores alejados de la ciudad sin ser necesariamente establecimientos rurales; entre otros factores que NO garantizan definitivamente la Liberta de Elegir que la Constitución consagra.  La libertad de crear este tipo de establecimientos, sólo ha beneficiado a aquellos que pueden elegir de acuerdo a múltiples factores que tan sólo la adscripción, simpatía o adhesión a tal o cual proyecto educativo. Es más, a partir de la implementación de la Ley de Inclusión Escolar 20.845/2015, que tiene como principios la no discriminación arbitraria, que implica la inclusión e integración en los establecimientos educacionales sin restricciones de cualquier estudiante, por ejemplo; aún no logra alcanzar la gratuidad progresiva en los establecimientos subvencionados o que reciben aportes permanentes del Estado, y se han generado inclusive diferencias entre establecimientos de un mismo sostenedor (municipales).

Esta breve y acotada reseña de lo que es la Educación consagrada en la actualidad por la Constitución Política y algunos de sus efectos, nos debe llevar a realizarnos algunas de las siguientes preguntas;  ¿Qué queremos desterrar de nuestro sistema educativo? y ¿Qué queremos que consagre la Nueva Constitución en el ámbito de la Educación?, continuación, a algunas ideas fuerza;

  • Un sistema educativo basado en los ejes, principios y fundamentos de la Convención Internacional de la Unesco sobre la Educación para el s XXI (1996), y los convenios firmados por el Estado de Chile en cuanto a materias de Infancia, Inclusión, Trabajo, Género, Migrantes, Pueblos Originarios, Medio Ambiente, entre otros.
  • Educación Inclusiva (no sexista, no discriminatoria, no centrada en diagnósticos ni etiquetas, respetuosa de la diferencias, pertinente, intercultural y pluricultural) Avanzar más allá de la Educación Especial, ya que ésta, es sólo una parte de la Educación Inclusiva.
  • Educación Gratuita, Laica y de Calidad, teniendo como principio la secularización de la educación, permitiendo la clase de religión sólo en establecimientos confesionales, y de manera voluntaria y no obligatoria sobre todo en Establecimientos Públicos.
  • Un Estado Docente que asegure un sistema equitativo, justo y moderno. La educación pública como un fin preferente del Estado, aspecto presente en las anteriores Constituciones (1833 y 1925). Superar el rol subsidiario actual presente en la Constitución de 1980. Esta simple consideración marca la diferencia en la inversión que el Estado de Chile debiera realizar para beneficiar los niveles de Sala Cuna, Párvulos, de Educación General Básica, de Enseñanza Media, Educación Superior (CFT, Técnicos de Nivel Superior, Institutos Profesionales y Universidades), Posgrados, incluyendo las Aulas Hospitalarias, Educación Especial con carácter inclusivo y Técnico Profesional.
  • Un sistema educativo que promueva el desarrollo integral de todos y todas, basado en los principios de equidad, igualdad de oportunidades, de acceso, de intereses propios y capacidades personales, sin que exista ningún tipo de discriminación que coarte el desarrollo educativo de ningún ciudadano o ciudadana.
  • Educación para el Buen Vivir; humanista y centrada en la convivencia social y democrática, irrestrictamente observante, practicante y respetuosa de los DD.HH.

Julio Fernando Iglesias Navarro

Mas articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas publicaciones

Abrir chat