Menos salmón y más pejerrey

Menos salmón y más pejerrey

Por Alvaro Montaña Soto

Desde niño me preguntaba porqué en Chiloé comemos tan poco pescado si hay tanto mar, a diferencia de mis padres no conocí la riqueza de mariscos y pescados que existía en Chiloé antes de la llegada de las salmoneras y de la depredación pesquera industrial de los años 80 y 90. Esta foto es de un salmón pequeño, tal vez de no más de 1,5 kilos justo en el momento en que se está comiendo un pejerrey, la foto lo dice todo, no obstante la ciencia también explica el impacto de los ESCAPES DE SALMÓN en el medio marino de la siguiente forma:

1.- Depredación de especies nativas.

Se ha demostrado que las especies nativas en Chile son afectadas por depredación de los salmones y por interferencia en la competencia (Soto et al., 2001, 2006; Arismendi et al. 2009, 2012; Penaluna et al. 2009, Young et al. 2009, 2010, García de Leaniz et al. 2010).La depredación ocurría sobre pejerrey (Odonthesthes regia regia), mote o bacaladillo (Normanichthys crockeri) y merluza de cola o huaica (Macruronus magellanicus) (Soto, 1997 en Sepúlveda et al.,2009),mientras un efecto indirecto por competencia con especies con requerimientos alimenticios similares, como lo sería en el caso del róbalo (Eleginops maclovinus), rollizo (Pinguipes chilensis) y blanquillo (Prolatilus jugularis), los impactos más de escapes ocurrirían en ambientes como los lagos (Sepúlveda et al., 2009).Soto et al (2001) demuestran también que en aquellas zonas donde hay una mayor cantidad de salmones de vida libre, existía una menor abundancia de peces nativos.

2.- “Asilvestramiento” de los salmones escapados.

Este impacto se traduce en el hecho de que peces escapados al medio silvestre logren establecerse como poblaciones reproductivas viables.Lo que ha ocurrido con el salmón Coho (Oncorhynchus kisutch), la trucha arco iris (Oncorhynchus mykiss) y el Chinook (Oncorhynchus tshawytscha), pero no con el salmón del Atlántico o Salar (Salmo salar), lo que se deberìa la dieta generalista del Coho y Chinook, lo que entrega un mayor rango de hábitat (Sepúlveda, 2009) , o que genera una depredación y competencia con especies nativas(Sepúlveda, 2013), como ocurre en ambientes de agua dulce con el bagre o pez gato, las carpas, percatrucha, lizas de río y pejerreyes [Reportaje Revista Paula: Problema tipo salmón].

3.- Transmisión de patógenos y enfermedades.

Según Gárces et al. (1991), las enfermedades de salmones en cautiverio se pueden transmitir a especies silvestres como peces, crustáceos y moluscos, como por ejemplo el SRS, en otros países se ha encontrado virus ISA en especies nativas (Murray et al., 2003) y también de “piojo de mar” en especies nativas mar por lo que algunos definen al salmón de vida libre como un “contaminante viviente”. Según Sepúlveda et. al, (2009) los estudios de transmisión de enfermedades en aves y mamíferos son escasos como para afirmar que esto ocurre.

Fuente: Fundación Terram, 2018, en base a datos de Sernapesca.

Para el que le interese el tema acá hay más BIBLIOGRAFÍA:

Arismendi, I., D. Soto, B. Penaluna, C. Jara, C. Leal & J. León-Muñoz. 2009. Aquaculture, non-native salmonid invasions and associated declines of native fishes in Northern Patagonian lakes. Freshwater Biology : 1-13.

Arismendi I, González J, Soto D, Penaluna B. 2012. Piscivory and diet overlap between two non-native fishes in southern Chile. Austral Ecol 37: 346−354.

Garces LH, Larenas JJ, Smith PA, Sandino S. Lannan CN, Fryer JL. 1991. Infectivity of a rickettsia isolated from coho salmon Oncorhynchus kisutch. Disease of Aquatic Organisms 11:93-97

García de Leaniz C, Cajardo C, Consuegra S. 2010. From best to pest:changing perspectives on the impact of exotic salmonids in the southern hemisphere. Syst Biodivers 8: 447−459.

Murray AG, Busby CD, Bruno DL. 2003. Infectious Pancreatic Necrosis Virus in Scottish Atlantic Salmon Farms, 1996–2001. Emerging Infectious Diseases 9: 455-460.

Penaluna B, Arismendi I, Soto D. 2009.Evidence of interactive segregation between introduced trout and native fishes in Northern Patagonian Rivers, Chile. Trans Am Fish Soc 138: 839−845

Sepúlveda, Maritza; Farías, Francisca y Soto, Eduardo. 2009. Escapes de salmones en Chile. Eventos, impactos, mitigación y prevención. WWF. En línea: http://www.wwf.de/…/WWF_CHILE_Escapes_salmones_2009_Report.…

Sepúlveda, M.; Arismendi; I.; Soto, D.; Jara, F.y Farias, F. 2013. Escaped farmed salmon and trout in Chile: incidence, impacts, and the need for an ecosystem view. Vol. 4: 273–283.En línea: http://www.int-res.com/articles/aei2013/4/q004p273.pdf

Soto, D. 1997. Evaluación de Salmónidos de vida libre existentes en las aguas interiores de las Regiones X y XI. Informe Técnico, Fondo Investigación Pesquera, Subsecretaría de Pesca, Chile, FIP 95–41

Soto, D., Jara, F. y Moreno, C. 2001. Escaped salmon in the inner seas, southern Chile: facing ecological and social conflicts. Ecological Applications, 11: 1750-1762.En línea: https://www.researchgate.net/…/228952157_Soto_D_Jara_F_More…

Revista Paula: http://www.paula.cl/reportajes-y-en…/…/problema-tipo-salmon/

La proyección minero-energética en la Península de Lacuy

La proyección minero-energética en la Península de Lacuy

Por Alvaro Montaña

Pablo Faundez Estevez es un empresario chileno, director de Ecoingenieros, empresa que arrienda predios rurales en la localidad de Guabún para instalar megaproyectos de energía eólica (entre ellos el Parque Eólico Pacífico), en uno de los lugares de mayor riqueza paisajística de Chiloé. Pero no solo eso, también tiene concesiones mineras de exploración cuya duración puede llegar a los 4 años y concesiones mineras de explotación de carácter perpetuo, con el objetivo de “blindar” los terrenos donde podrían ubicarse sus aerogeneradores y la línea de transmisión de estos proyectos industriales desde Guabún hasta Ancud pasando, por Quilo, Quetalmahue, Pilluco y Lechagua, como lo indica el mapa con los cuadraditos verdes y azules con una letra “F”.

Juan José Quijano es un empresario minero chileno que tiene a perpetuidad la propiedad minera del subsuelo de una decena de playas del litoral Pacífico de Chiloé, entre ellas: Mar Brava, Chaumán, Colquiao y Pumillahue en Ancud, como lo indica el mapa con cuadraditos azules con una letra “Q”. ¿Cuáles son los objetivos reales de este empresario minero? ¿solo especular o tal vez invertir en minera de arenas de hierro y oro a futuro?, ¿cuál es su relación con el parque eólico que se proyecta en Mar Brava y los parques eólicos que proyecta Pablo Faundez en Guabún?

Este es el modo de operar de muchos mega-proyectos energéticos en Chiloé y el resto de Chile,el cual consiste en INSTRUMENTALIZAR el Código de Minería consagrado en la dictadura militar para blindar mega inversiones, así lo hizo Hidroaysén cuando pidió concesiones mineras desde Aysén hasta Santiago para blindar su línea de alta tensión en un trazado de más de 1000 kilómetros, así lo hace Mediterráneo en Puelo-Cochamo, así lo hizo el Parque eólico San Pedro en Dalcahue y así mismo lo hace María Ester Cañas Pinochet en la Cordillera de Piuchén, sobrina del dictador Augusto Pinochet, ex – directora del Servicio nacional de geología y minería (SERNAGEOMIN) en dictadura y una de las mayores propietarias de derechos mineros en Chile hoy.

En el caso de Ancud llama la atención el vínculo entre minería y energía, ¿por qué aparecen concesiones mineras justo en los lugares donde se proyectan parques eólicos?, ¿por qué estos empresarios quieren liquidar el modelo y estilo de vida tradicional de Chiloé con sus inversiones?, ¿por qué nadie nos informa que estos graves hechos suceden a nuestras espaldas?, ¿qué están haciendo nuestras autoridades para detener este nefasto futuro?.
Lo anterior se vuelve aún más contradictorio cuando consideramos la cantidad de millones de dólares que el MOP ha invertido en asfalto de caminos y restauración de fuertes hispánicos en este sector, las decenas de miles de visitantes y turistas que llegan a la península de Lacuy y Puñihuil y la declaratoria en curso de este sector como Zona de interés turístico (ZOIT). Resulta evidentemente contradictorio que mientras nuestros vecinos, el municipio, el gobierno regional y el estado busquen fomentar el turismo en este sector de Chiloé, la legislación permita que la avaricia de empresarios especulen con un potencial desarrollo industrial energético y minero en playas y cerros que debieran ser resguardados y puestos en valor de forma sostenible.
Fuente:
http://catastro.sernageomin.cl/map.phtml?config=518

Hacia Chiloé región: una posibilidad para un desarrollo insular de categoría mundial.

Por Alvaro Montaña

Corría el año 2001, Valdivia y Arica buscaban ser región y lo lograron el 2007. En Chiloé el año 2003 los alcaldes se reunían con el presidente Ricardo Lagos para solicitar que Chiloé sea región, 14 años después no hay resultados.

Creo que ha llegado el momento de pensar y hacer Chiloé desde Chiloé, terminar con las decisiones alotópicas, es decir, con las decisiones que se toman fuera de Chiloé y que nos afectan directamente. Tal vez ha llegado el momento de recuperar lo que somos: “una región cultural insular patrimonial”, de categoría mundial, diciendo fuerte y claro que queremos seguir siendo islas y desde esa condición seguir nuestro propio modelo de desarrollo. Somos una región cultural patrimonio de la humanidad, arquitectónica y agrícola, desde la cual se inició el poblamiento de la Patagonia. CHILOÉ REGIÓN, puede ser el camino hacia una mayor autonomía en la toma de decisiones y la Asamblea constituyente como mecanismo para crear un nuevo ordenamiento político-administrativo del país, donde las regiones tengan mayor autonomía en decisiones. 


La región chilota es una unidad territorial de base cultural común: Chono, Mapuche-Huilliche, Hispánica, con un distintivo componente socio-demográfico rural y con una base físico-natural isleña. Estas tres características no son una debilidad, como nos han hecho creer por décadas, son un elemento distintivo de unidad geo-histórica, un capital territorial que se constituye en un elemento de identidad y de diferenciación en un mundo cada vez más globalizado y homogéneo, somos una unidad territorial especial, con un patrimonio cultural, natural y paisajístico reconocido mundialmente.


La “región chilota o de las islas” podría favorecer un proceso de desarrollo humano, sustentado en actividades económicas diversas, de escala local y sostenible en lo social, económico y ambiental. Ha llegado la hora de navegar hacia un desarrollo de verdad, el de los lugares, el de las personas, el de las comunidades, no el de la industria que saquea y se va, hablamos de un desarrollo sostenible, durable en el tiempo y con base económica local.

Chiloé es Patagonia – La Patagonia es Chiloé

Chiloé es Patagonia – La Patagonia es Chiloé

Los chilotes siempre hemos mirado al sur y existe hoy un área de influencia cultural chilota que supera y rebalsa con creces los límites político- administrativos de la Provincia de Chiloé, es por ello que existe un sujeto cuya identidad territorial es “chilota-patagona” o “patagona-chilota”, esta identidad supera también la frontera con Argentina, entendida como una línea imaginaria en un mapa que marca la frontera Chile-Argentina.  

Esta identidad territorial chilota, despliega elementos culturales hasta el Atlántico, la Cuenca del río Maullín, la provincia de Palena, el archipiélago de Calbuco, las regiones de Aysén y Magallanes incluyendo la isla de Tierra del Fuego y la provincia de Santa Cruz en Argentina.

DE CHILOÉ AL SUR, SIEMPRE AL SUR.

Algunos elementos geo-culturales del sujeto chilote-patagónico se refieren a los distinguibles apellidos chilotes dispersos por toda Patagonia (Patagonia occidental o Chilena y Patagonia oriental o Argentina) y los lazos de parentesco y vecindad que hoy nos hermanan, la tradición cholguera y cipresera de los canales e islas, la tradición esquilandera de las estepas y la antigua tradición minera por ejemplo de Río Turbio entre otras. La tradición musical del acordeón y el chamamé, la usanza de la boina y la cultura del mate y truco. La tradición de las extintas dalcas chonas, los chalupones guaitequeros, la Goleta Ancud y en tiempos más recientes las faenas de pesca y buceo del loco, erizo, la centolla, la cholga evidencian este vínculo inmemorial entre Chiloé y los canales australes. La usanza de la lana, los diseños textiles, el culto del Jesús Nazareno se despliega desde Chiloé hasta el extremo del continente americano.

Otros elementos geo-naturales chilote-patagónicos son la Corriente océanica-subpolar del Cabo de Hornos, esta corriente fría que permite la existencia de diversos y abundantes peces, mariscos y crustáceos, tan fría que permite la vida de centollas, el ostión del sur, ballenas franca australes, pingüinos de Magallanes. En tierra aparecen los ñirrantales, el calafate, los humedales de mallines, turberas, tepuales y los ciprezales; todos ellos elementos biogeográficos propios del Bosque siempreverde nord-patagónico. En el aire, aparecen en invierno los frentes fríos sub-polares que excepcionales permiten la nieve en Chiloé, dotan de un clima marítimo lluvioso frío la zona sur de Chiloé y Melinka. Se hace así evidente la influencia austral de nuestra naturaleza en tierra, mar y aire, los tres espacios de la biósfera subpolar-nord-patagónica.

CHILOÉ: FRONTERA NORD-PATAGÓNICA.

Es Chiloé entonces una zona de transición o de encuentro de elementos culturales nortinos o mapuches y de elementos sureños o australes chonos, los primeros de tierra, los segundos marinos. Es también una zona de frontera norte de la Patagonia, región geográfica difusa en su límite septentrional, que pareciera manifestarse en un sector de los Andes donde surgen islas de agua en un mar de tierra y donde emergen pedazos de tierra rodeados de agua: es la Patagonia Occidental o Patagonia Chilena. Allí aparece el Mar interior de Chiloé, espacio vital de los chilotes, ese pueblo pintoresco que con un pie en la tierra y otro en el agua mira siempre al este y al sur, muy poco al norte y mucho menos aún al oeste.

LA NECESIDAD DE QUE DESPIERTE EL SUJETO POLÍTICO CHILOTE –PATAGÓN.

Es hoy tal vez el momento que esta identidad territorial chilota-patagona despierte y entienda que el extremo sur del continente americano enfrenta hoy el profundo avance de un modelo económico que pone en el peligro el modo y estilo de vida patagónico: me refiero a los deseos de Argentina y Chile de extender el saqueo de bienes naturales y espacios comunes hacia el fin del continente a través del Plan IIRSA1.

Hoy el gobierno chileno busca convertir a Chiloé en un puente de tierra, una “PENÍNSULA-TRAMPOLÍN”, para facilitar el despojo de bienes naturales en Patagonia y catalizar el proceso de avance minero y salmonero industrial hasta el fin del mundo.

Vientos de cambios soplan en Patagonia, son las represas, las forestales, las mineras y salmoneras que buscan “INTEGRAR” a circuitos globales de exterminio y despojo estos “salvajes canales, fiordos, e islas”, quieren “civilizar estos territorios y sus pobres gentes”, que hasta hoy permanecen viviendo tranquilos y felizmente “aislados” de la contaminación del progreso material de la globalización neoliberal.

Por Álvaro Montaña

1 La Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) es un mecanismo institucional de coordinación de acciones intergubernamentales de los doce países suramericanos, con el objetivo de construir una agenda común para impulsar proyectos de integración de infraestructura de transportes, energía y comunicaciones.