“Minga Poética”: La jornada que da inicio al Primer Festival de Cine y Performance en Chiloé

“Minga Poética”: La jornada que da inicio al Primer Festival de Cine y Performance en Chiloé

Este viernes 21 de febrero, a las 20:00 hrs, en la Escuela Vínculos del Sector Gamboa en Castro, se realizará “Minga Poética”, actividad que da inicio al “Festival de Cine y Performance de Chiloé” organizada por el Colectivo (chilweño) Marea Negra. 

La jornada reúne poesía, música, documentales y galería de arte, iniciativa que busca descentralizar los espacios culturales e instalar un lugar de discusión y reflexión fuera de la formalidad en la cual convive la élite cultural local.


 

Primer Festival de Cine y Performance

El primer “Festival de Cine y Performance” se genera desde la urgencia de descentralizar los espacios culturales, y la necesidad de instalar un lugar de discusión y reflexión, lejos de la formalidad en la cual convive la élite cultural. También plantea el uso de los espacios que estén fuera el Estado y la institucionalidad, con lo que buscan en manifestar el rechazo al oficialismo por su nulo compromiso con las problemáticas sociales que vive actualmente Chile y Chiloé. 

 

Desde el colectivo Marea Negra, impulsores del festival nos explican “nosotras y nosotros como chilweñas, chilwenses, chilweños, creemos en la importancia de contrarrestar la cultura dominante y colonialista  que en su mirada formativa establece parámetros que modelan la expresión artística”, palabras que expresan el sentido del Festival.

 

“Minga Poética” un espacio de expresión cultural alternativo

“Minga Poética” es la jornada inaugural del Festival,  es un espacio de resistencia cultural que busca difundir los proceso creativos que se están generando en Chiloé y abriendolos a la comunidad castreña y chilweña, en ella se expondrán diferentes aspectos de la escena cultural alternativa chilweña, generando nuevos espacios de encuentro para la escena cultural local.

 

La actividad inaugural contará con la participación del destacado poeta chilote “Nelson Torres” y el también destacado artista mapuche, oriundo de Calbuco,“Kütral”  quienes abrirán el Festival la jornada del viernes junto a más de 20 artistas jóvenes del archipiélago de diferentes expresiones, poesía, canto, fotografía, pintura, performance, entre otros.  

 

Marea Negra y la resignificación de los espacios culturales

 

Marea Negra es un colectivo de jóvenes castreñas, que se reunió el 2019 para levantar espacios de contracultura y de encuentro para impulsar, revisar y resignificar los espacios culturales de Castro y Chiloé. Es sin duda parte de la nueva escena cultural chilota, escena que se encuentra en un proceso de repensar la identidad y cultura chilweña en el Chiloé actual, las políticas culturales del Estado y la despolitización de arte en un contexto de descontento generalizado y de gran convulsión social. 

 

Sobre la “Minga Poética”, Patricia Águila integrante de Marea Negra y poeta castreña, nos explica que esta primera jornada trabaja desde la poesía, tiene como propuesta la preservación desde el relato oral y sienta un precedente de diálogo con invitados de otras ciudades, es también una forma de resistencia frente a lo instantáneo de la sociedad actual e intenta la preservación de la historia.

 

La poeta castreña también nos habla sobre la necesidad de estos espacios en el Chiloé actual, “estamos viviendo un tiempo convulsionado desde octubre del 2019, hubo un quiebre en el cotidiano y es necesario que las personas que ejercen un oficio dentro de lo que llamamos “cultura” tomen una posición frente a las políticas culturales que está planteando el Estado”.

 

Además Rubén Canobra, parte del Colectivo Marea Negra,comenta que existen espacios formales, solemnes, que vienen de la élite cultural, sobre la propuesta del colectivo nos señala, “buscamos plantear cuestionamiento en relación a las disciplinas que ocupamos, planteamos no relacionarnos desde la gestión cultural sino como un oficio cultural”, sobre lo que se busca en la jornada “manifestamos la importancia de los espacios de reunión, vemos que en ellos la necesidad de poner preguntas y no respuestas es central, esperamos que sea eso lo que se lleva la gente que participa y asiste a estos espacios”. 

Vilú y Jacinto aterrizan en Castro con su Psicofolklore

Vilú y Jacinto aterrizan en Castro con su Psicofolklore

 

Se presentarán en la Feria de Biodiversidad a las 16:40, Parque Municipal de Castro. Además, se presentarán el mismo día jueves 20 junto a la banda local Wichañe en la localidad de Nercón y el viernes 21 se presentarán junto a Felipe Azocar y Peligro Inminente en “La Cueva de Quicavi”. 


 

Desde Santiago arribarán a Castro este fin de semana, la cantautora chilota Vilú y su compañero Jacinto, quienes vendrán a mostrar su trabajo basado en un sonido que ellos mismos denominan como Psicofolklore por la singular mezcla de folklore chilote y psicodelía.

 

 

Para Vilú es muy significativo volver a tocar a la ciudad que la vio crecer, donde podrá encontrarse con amigos de la infancia y adolescencia y compartir con las nuevas generaciones de músicos castreños. “Para mí es muy importante, porque como investigadora de la música chilena siempre quiero estar al tanto de lo que sucede en el Archipiélago, más aún en estos tiempos de feminismo y revuelta social en nuestro país. Chiloé tiene mucho que decir con respecto al extractivismo en este modelo político y social tan nefasto que nos mantiene sumidos en una desigualdad escandalosa, y también con respecto a los altos índices de violencia de género que se dan en Chiloé, cifras altísimas con respecto al resto del país. En mis canciones y discurso artístico, siempre lo intento reflejar de alguna forma”, agregó. 

 

En esta ocasión, se presentarán en el Parque Municipal de Castro bajo el contexto de la XIX Fiesta de la biodiversidad y 41° versión del Festival Costumbrista Chilote 2020, donde realizarán un recorrido musical en la obra de Vilú, quien presentará canciones de su disco “Humedal” y dará un adelanto de lo que será su nuevo trabajo discográfico “El Dolor”. Ese mismo día y a pasos de la Iglesia Patrimonial de Nercón, Jacinto y Vilú compartirán escena a la banda local de rock progresivo Wichañe, en el Encuentro Psicofolklórico Vol. 1, evento autogestionado que promete hacer flotar a la audiencia con su carga de psicofolk. La dirección exacta se da por interno al número +56 99 23784880 e incluye una copa de vino. Entradas limitadas con un aporte de $3000 y pueden asistir con sus hijos ya que es al aire libre.  

 

 

Para continuar con este breve pero intenso paso musical folklórico psicodélico, el viernes 21 se presentarán también en “La Cueva de Quicaví” en un formato más ruidoso y rockero, junto a Felipe Azócar y Peligro Inminente.  

 

Más información en las redes:

 

Facebook Vilú

Twitter @viluesa 

Facebook Jacinto

 

Santiago del Nuevo Extremo, 15 de Febrero en Castro

Santiago del Nuevo Extremo, 15 de Febrero en Castro

Santiago del Nuevo Extremo es un conjunto musical chileno, formado en 1978 en Santiago, Chile. La banda fue una de las protagonistas del movimiento del canto nuevo durante la dictadura militar, sin embargo evolucionaron gradualmente hacia la fusión latinoamericana. Por su formación han pasado algunos de los músicos más destacados de la fusión en el país, tales como Cristián Crisosto o Sergio «Tilo» González.

Ha compartido escenario en varias ocasiones con Inti-Illimani, y fue la base del nacimiento de la banda Fulano. Su nombre corresponde al mismo que recibió la capital al momento de ser fundada por Pedro de Valdivia el 12 de febrero de 1541. La banda, que comenzó con un sonido muy acústico, terminó ejecutando una fusión de diversos instrumentos modernos, apreciables en su discografía a partir de su tercer álbum, Barricadas, de 1985

La Banda se presenta el día Sábado 15 de Febrero en el escenario del tradicional Palafito Restaurant Octavio ubicado en Avda. Pedro Montt 261, Castro Chiloé.

Puede reservar contactándose al correo de su productora isadesol.producciones@gmail.com o al teléfono +56 9 85284396

En Castro se realizará el «Encuentro de Literatura Joven de Chiloé»

En Castro se realizará el «Encuentro de Literatura Joven de Chiloé»

Los días 20 y 21 de febrero, el Centro Cultural de Castro dará instancia al “Encuentro de Literatura Joven de Chiloé”, en la actividad se presentará el trabajo de escritoras y escritores jóvenes de las comunas de Chonchi, Castro y Ancud, y además se lanzará la «Revista Chilwe» parte de la misma iniciativa, revista que recopila el trabajo de las y los escritores con críticas de sus pares.


La iniciativa impulsada por un grupo de escritores y escritoras jóvenes durante los meses del verano, ha generado un espacio en donde confluyen estos autores del archipiélago con la idea de difundir su trabajo y generar un espacio de encuentro y reflexión.

Durante la jornada se difundirá la revista “CHILWE”, impresa bajo el sello Folil Librxs, ideada como un dispositivo de registro y difusión tanto de las obras como de la reflexión crítica que dará lugar el encuentro.

La Revista Chilwe es una recopilación de trabajos de jovenes escritores y poetas, de entre 18 y 39 años, del archipiélago de Chiloé. En la revista se presentan sus obras, además de críticas a los trabajos por sus pares.

Como anticipo a la Revista, compartimos la Editorial, en la cual se explica las motivaciones que impulsaron el encuentro, la naturaleza y orientación de la misma.

Editorial

La presente revista Chilwe (del mapuzungun lugar de pájaros) recopiló el trabajo de escritores y escritoras jóvenes de la isla en el marco del “Encuentro de Literatura Joven de Chiloé”. La dirección que tomó el encuentro fue la de instar al análisis crítico entre todos los y las autoras participantes, de modo tal, que quien lea la revista podrá no sólo conocer el trabajo actual de jóvenes escritores de Chiloé, sino que a su vez, introducirse en él por medio de un análisis realizado por otro autor o autora actual del archipiélago.

Esta retroalimentación crítica nació de un principio: es escaso el correlato crítico sobre la Literatura que se produce en Chile, más aún en Chiloé.

Los motivos de esta ausencia reflexiva son variados y de distinta naturaleza, mas, saltan a la vista prontamente algunos de forma determinante:

1- La producción reflexiva que se genera en las universidades del país escasamente traspasan los límites de su claustro.

Desde la revolución industrial las lógicas productivas de los estados burgueses han sido positivistas. Por consecuencia, el modelo de conocimiento imperante y mejor validado de occidente ha sido aquel que no deja lugar a interpretaciones ni subjetividades; aquel que comprueba con hechos concretos y cuantificables los postulados de una hipótesis. La traslación de este modelo a todo campo de estudio y desarrollo humano han constituido los actuales estados tecnócratas.

El prototipo de artículo académico denominado paper -inexcluyente para cualquier investigación universitaria- devino justamente desde esta lógica de pensamiento, y con el paso del tiempo ha condicionado integralmente a la academia en su conjunto.

Un ejemplo:

Hacia principios de los años cuarenta, el poeta del grupo Mandrágora Enrique Gómez Correa egresó de sus estudios de leyes en la Universidad de Chile con una investigación titulada “Sociología de la Locura”, en la cual, profundamente influenciado por el psicoanálisis, dio forma a un elaborado sistema comparativo entre las enfermedades mentales y su relación con diversas actividades humanas. Su trabajo fue calificado por dos profesores de leyes en dicha casa de estudios, y recibió, por uno de ellos la nota 1, y, por el otro la nota 7. Promedió por lo tanto un 4, y obtuvo su título de abogado.

Subjetividad semejante en los criterios de evaluación de una tesis hoy por hoy no existe. No hay lugar a tal margen de plasticidad en los criterios puesto que el debido entendimiento se ha considerado a aquel que es invariablemente técnico; el exclusivamente racional; el que sin duda alguna se ajusta al modelo argumentativo de comprobación cientificista.

La traslación de este modelo positivista al campo humanista ha restado estilo, vitalidad, abstracción, placer y difusión al trabajo de los intelectuales -no se puede hablar de literatura con un bisturí que te cercena el pensamiento-.

La responsabilidad de esta realidad lamentable ha sido en gran medida el estado al servicio del libre mercado desregulado.

Las políticas del estado subsidiario chileno, han implantado cierta dinámica de financiamiento -como las becas Conicyt-, amparadas en filtros y parámetros de puntuación conducentes a la producción investigativa del modelo ya mencionado: el paper. ¿Dónde radica la imperiosa necesidad de reproducir únicamente este modelo investigativo? Bien, atendiendo la injerencia de la academia en el mercado, es sin duda en la industria médica, particularmente en la farmacéutica, donde en cada paper se tensan millones de dólares ante la posibilidad de introducir un nuevo fármaco al comercio de la salud, y, no me cabe duda que es ante estos tipos de capitalizados escenarios donde se han actualizado las reglamentaciones APA -entre otras siglas de normas académicas internacionales- dispuestas a definir para el total de las universidades del mundo, cómo dar sentido y forma al artículo académico. El resultado: un formato que no se constituye por la inquietud de conocimiento; por el placer de investigar o reflexionar sobre las actividades humanas y la naturaleza, sino que toma forma y sentido en la comprobación de un resultado objetable; al fin del día: mercantil; comerciable.

A propósito: ¿Dónde y cómo se desarrollan las investigaciones de tipo armamentistas?.

En fin, cualquier lector que se rija por los dictados del placer evitará por su salud sexual este tipo de crítica literaria; lean un paper sobre literatura y se sentirán como si leyeran dentro de un frigorífico.

2- Se lee poco, incluso en el orden de muchos escritores o escritoras jóvenes, se lee poco.

Este punto es claro y sencillo. El crítico o crítica es una persona lectora, audazmente lectora, al punto que siente el irreductible impulso de escribir sobre lo que lee. Y por defecto, al existir tan pocos lectores temerariamente audaces, hay poca escritura crítica.

3- La crítica pondera a colectivizar la reflexión. Tiene por lo tanto un enemigo claro: el individualismo.

El gesto de escribir de un otro u otra; de formalizar la experiencia sensible de la lectura en un texto al servicio de otros lectores, asume en su voluntad de acción la concepción de un de un colectivo. La persona que desarrolla este tipo de escritura, se siente a sí misma como parte constitutiva de este, por lo cual, la exposición de su sensibilidad vendría a ser como un trocito de un espejo -si consideramos, claro está, a la literatura como un gran espejo de nuestra conciencia colectiva-; espejo en el que a su vez, pueden observarse y sentirse interpelados otros lectores. Este juego de reflejos e interpelaciones de una sensibilidad con otra, es la sustancia más rica del ejercicio crítico sobre literatura. 

Ahora bien, en el transcurso de nuestra historia se fue progresivamente implantando, en la medida en que se acentuaba una ideología económica, política y cultural como lo es el neoliberalismo, un retraimiento del individuo; una debilitación del colectivo en función de un modelo que instaba a confundir las necesidades colectivas con privaciones de libertad, y el velar por el bien particular como una garantía de la misma. ¿Recuerdan las moneditas de 10 pesos pesos de la dictadura?

En fin, el caso es que fuera del individualismo impulsado por el poder hegemónico, acabó aconteciendo -y en esto me incluyo-, ante el desolado panorama social, la depresiva acción de refugiarse en uno mismo, como si se amparara bajo esta acción la sensibilidad personal de la contaminación cultural del entorno. Creo que gran parte de los jóvenes de mi generación -hablo de la generación anterior a las muchachas y muchachos que despertaron al país- padecían de esta depresión. Este ensimismamiento, si bien pudo haber sido un campo de cultivo de poetas, si es que lo ha sido, ha sido de poetas ensimismados, caídos en un precipicio dentro de ellos mismos.

¿Qué tipo de reflexión retroalimentaria podría generarse entre sensibilidades refugiadas en sí mismas? Bueno, la respuesta, es la escaso panorama existente.

La actual contingencia social, ha puesto sobre la mesa, nuestra reivindicación como sujetos con injerencia histórica, y, entre el sin número de empoderamientos y dignificaciones, nuestro oficio como escritores y escritoras no se queda atrás. Resulta indispensable configurar el camino entre todos y todas hacia un horizonte saludable en materia artística. En este sentido, la proyección de la obra desde un territorio empoderado es clave; de ahí el ahondamiento semántico y ontológico de darle el nombre Chilwe a la revista. La resonancia de este significado genera un eco identitario de milenios; expresa en sí mismo la verbalización más genuina del paisaje.

El cuerpo de la revista consta de autores y autoras que van de los 18 a los 39 años, es decir, las voces jóvenes actuales y futuras. De más está decir que es un panorama reducido, pero es un primer paso y esperamos tener futuros encuentros y publicaciones.

De los 13 escritores y escritoras, al menos 7 han sido integrantes de los talleres impartidos por Nelson Torres, Manuel Zúñiga, Rosabetty Muñoz y Carlos Trujillo, es decir, en cuanto a predecesores se refiere, los más activos en darle estímulo y divulgación a las nuevas voces escriturales. El resto proviene de distintas aristas formativas; hay autodidactas, hay académicos, hay conciencia subversiva de los espacios, hay un librero, en fin, hay un grupo acotado pero diverso de voces.

Las escritoras y escritores que dan vida a esta revista son:

Marcela Pacheco “Alma” Diaz, Xiomara Piña, Patricia Águila, Ignacio Chiguay, Victoria Herreros Schenke, Dinko Alvarez, Hardy Johans Chodil Cuyul, Juan Gonzalez Fuentealba, Ítalo Berríos, Paulo León, Gustavo Durán, Antonio Torres y Pedro Chadicadi.

Conversando  con Fredy Góngora de la banda Combo Chabela

Conversando con Fredy Góngora de la banda Combo Chabela

No es muy común que una banda de provincia trascienda y se convierta en un referente a nivel País. Combo Chabela, desde Valdivia (Territorio ancestral Mapuche de Ainileufu) es un referente de la música bailable con compromiso en diversos temas sociales y ambientales, quien también alza su voz para denunciar los atropellos a los derechos humanos y diversas injusticias.


 

Combo Chabela es un grupo musical formado el año 2013. Su música es una mezcla de cumbia, reggae, ska, rock y otros ritmos bailables.

Desde su debut lograron rápidamente hacerse un nombre en la escena local, recorriendo escenarios del sur de Chile, tocando en diversos festivales, incluyendo a la gran noche valdiviana ante más de 50.000 personas.

La banda comienza su carrera realizando covers de bandas consagradas de cumbia de los años noventa. Durante su primer año de existencia graban su disco debut, el cual tiene por nombre Welcome tu cumbia, en donde destaca su primer single Juanito Molotov, canción que ha tenido muy buenas críticas y ha sonado en diversas radios nacionales. A ello se suma que su video clip ha alcanzado miles de reproducciones .

Otro de los videos clip con alta reproducción, es “Como te explico”, junto a Juanito Ayala. Tmbién la canción Tamagoshi y “Sigo Aquí”, son parte de sus canciones populares.

El Diario Futrono.cl destacaba a principios de noviembre del 2019: “Somos más que Ellos” de Combo Chabela se vuelve uno de los himnos de las movilizaciones, tema que es parte del disco Canto de todos los Pueblos, grabado el 2017

Parte de la banda estuvo recientemente en Chiloé en un concierto de cierre de las Jornadas Culturales de la Escuela Superior Campesina Curaco de Vélez. Asimismo, se ha presentado en Puerto Varas y en los próximos días e 7 de febrero en el festival Folil Newen. El sábado 8 se presentará en el Festival del Huillin, en el sector Werrere de Cunco, Lof Mapu Quidel. El 15 de febrero estará en el Rapa Makewe (Maquehue, Padre Las Casas). El 21 de febrero estará en Futrono. En Portezuelo, Chillán, estará 22 de febrero, entre otros lugares.

Fredy Góngora es periodista, de Valdivia, co fundador y vocalista de la Banda Combo Chabela, quien realiza la siguiente conversación en Radio Minga, desde Chiloé, dando cuenta de sus inicios, de los impulsos y trayectoria de Combo Chabela, de la importancia de la música en temas sociales, de lugares, de propuestas y visiones de vida.

VER VIDEO CONVERSACIÓN CON FREDY GÓNGORA – COMBO CHABELA (RADIO MINGA)

VER – ESCUCHAR TAMBIÉN

Cómo te explico – Combo Chabela ft Juanito Ayala

*********

Combo Chabela – Tamagoshi (Video Oficial)


*********

Combo Chabela – Somos Más que ellos

*********

Combo Chabela – Juanito Molotov