Se avanzó un paso: Presión del campamento ‘Prat 2’ obliga al municipio Castreño a comprometerse con ayuda

Se avanzó un paso: Presión del campamento ‘Prat 2’ obliga al municipio Castreño a comprometerse con ayuda

 

Cuatro días sin agua, falta de luz durante gran parte del día, ausencia de insumos, y precarias condiciones de sus viviendas, fueron las algunas de las razones que llevó a lo más de  de 50 vecinas y vecinos del campamento, ir hasta las afueras de la municipalidad Castreña, para exigir conversar con las autoridades locales (quienes hasta el momento no habían puesto el tema en su agenda) y solicitarles pacíficamente que se hicieran cargo de la problemática.


 

¿A qué acuerdos llegaron?

“Llegamos a la oficina del Alcalde, quien no se encontraba puesto que andaba en terreno, y su secretaria -muy amablemente- nos hizo pasar hacia un salón”.  Afirma la vocera del campamento de Castro, Priscila Hernández, señalando que  se reunieron con el administrador municipal, Pablo Lemus, la directora de dirección de desarrollo comunitario (Dideco) Alejandra Villegas y el encargado de emergencia, Cristian Ruiz. Cabe señalar que, de dicha reunión, los vecinos no firmaron ningún documento o acta, quedando un trato de palabra con la municipalidad.

 

👉🏾 La vocera del campamento Prat 2, Priscila Hernández, junto con 50 vecinxs llegaron a protestar hasta las afueras del municipio de Castro, en donde conversaron con los funcionarios del Municipales. ¿ A qué acuerdos llegaron? Entérate de las “promesas” que se acordaron en la siguiente entrevista 📲

Publicado por Re-Vuelta en Jueves, 28 de mayo de 2020


Priscila detalla que Los funcionarios municipales se comprometieron a:

Arreglos de camino: el ingreso de vehículos al campamento sería arreglado a partir del día siguiente (hoy), “el cual se encontraba en pésimas condiciones y no podían entrar los camiones de leña o de otros servicios”.  Esta medida fue cumplida al día siguiente.

Cambio de estanque: Se cambiará el viejo estanque de agua de 400 litros, por uno de 1000 litros, el cual tendrá que ser rellenado semanalmente por el gobierno comunal.

Electricidad: Las familias contaban con luz eléctrica gratuita desde las 20:00 hrs, la cual era cortada a las 08:00 ,puesto que se encuentran colgados del tendido eléctrico de forma autorizada, solicitan tener este servicio básico de forma concurrente. “El municipio afirmó que instalaría un empalme de manera provisoria, el cual tiene que ser conversado con la compañía de electricidad Saesa”, afirmó Priscila.

Respecto a este punto, cabe destacar que, aunque exista la intensión de solucionarlo provisoriamente, desde el plano Legal al ser una toma, no están regulados. Por lo cual hay que estar atentos a lo que dicte la empresa Saesa . En lo conversado con el concejo, se acordó que se instalaría un solo medidor para todas las viviendas y que quedaría a nombre de Priscila (vocera), debido a que deberán pagar mensualmente el consumo.

Entrega del campamento: En lo referente a dejar el campamento y devolver el terreno –prestado- al dueño que se los cede. El gobierno comunal indicó que se comunicaron con Serviu para agilizar el proceso de la obtención de una vivienda propia. Se habló de que la idea es que ésto se solucione de aquí a un año como plazo.

Algunos habitantes del campamento llevan 8 años en esa situación en la mayoría de los casos es la segunda generación del campamento, estando ahí hace 4 años; habitando en condiciones de precariedad extrema, sin servicios básicos.  Agradecen la ayuda que llegó (luego de notas de prensa que expusieron su problemática). sin embargo no es suficiente. 

Te podría interesar: https://www.re-vuelta.cl/news/campamentos-en-castro-la-precariedad-con-la-que-enfrentan-la-crisis-sanitaria/

 

ROSA (43) EN EL CAMINO PRINCIPAL DEL CAMPAMENTO

¿Cómo enfrenta la crisis economica una peluquera transgénero en Chiloé?

¿Cómo enfrenta la crisis economica una peluquera transgénero en Chiloé?

 

Conversamos con Yessenia, peluquera transgénero radicada en Chiloé. Como le ha afectado la crisis económica y como ha sido el recibimiento por parte de una sociedad estigmatizada por ser machista y conservadora, son algunas preguntas que respondió en la siguiente nota.

 


 

Yessenia Román Vejar (45), identifica su forma de vida ‘trans’ como una lucha personal y sociocultural hacia el sistema patriarcal, el estado, y las formas de opresión que invisibilizan la realidad de esta población, en la cual no existe un levantamiento de información oficial. “A nivel general es muy poca la gente que te trata por igual, aunque nos podamos cambiar el nombre, queda la discriminación”, comenta la peluquera.

Desde su lugar de trabajo, ubicado en calle O’Higgins del centro de Castro, la estilista relata que llegó a Chiloé como turista desde Santiago hace dos años y se quedó. “En esta Isla me he sentido cómoda. Antes de venir, decían que la gente era muy prejuiciosa y muy machista, pero no he tenido problemas”, afirma.

Yessenia comenta que en Chiloé encontró un lugar tranquilo, lejos de la vida bohemia en la cual se desenvolvía y trabajaba antes en Santiago. Asegura que se siente muy cómoda y conforme en su lugar de trabajo, y lejos de lo que pensó en algún momento “No he sentido discriminación en la isla, y eso que yo por visual soy llamativa y además tengo desplante por lo que no paso desapercibida”, asegura.

“Hay que saber re inventarse frente a ésta crisis económica “

 

– ¿Cómo ha afectado el covid19 a una trabajadora transgénero?

“Ha bajado con-si-derable-mente. Hoy en día tengo que vivir con la mitad de lo que ganaba antes. Entonces hay que tener la astucia de modificar tu vida, apretarte el cinturón”.

 

– ¿Cómo se da el ambiente transgénero dentro de Castro?

La mayoría de mi vida la he vivido heterosexualizada, es decir rodeada de un ambiente hetero. La vez que estuve más cercana al mundo LGTBI, fue en Santiago cuando pertenecía al mundo bohemio, hacia shows nocturnos como stand up o humor improvisado. Aunque en Chiloé hay mucho y también lesbianas, bastantes aún viven adentro del closet, ” viven todos más ocultos, son más recatados” entonces acá en Chiloé no hay locales para poder trabajar en ese ámbito y ganarme la vida de esa manera, sentencia Yessenia.

Desde la peluqeria que trabaja, comenta que maneja las RRSS para dar a conocer sus servicios y promociones de peluquería

La organización Transgender Europe ha advertido a la opinión pública que en medio de la emergencia del COVID-19, las personas trans afrontan dificultades en tres sentidos: por el virus en sí, por los sistemas de salud y por el impacto socioeconómico de la crisis. Habría que agregar, en el caso latinoamericano, el riesgo por el aumento de los abusos policiales y los poderes criminales.

 

 

En medio de este contexto, Yessenia continúa día a día luchando contra un sistema patriarcal que invisibiliza la identidad de las minorías y disidencias sexuales. Esta mujer fans del grupo musical español Fangoria y de descansar los días lluviosos mirando netflix, añade que: se siente a gusto con lo que la vida le ha entregado en esta insular región.

 

 

El Despertar de Chiloé publica edición de abril en Internet para hacer frente al COVID19

El Despertar de Chiloé publica edición de abril en Internet para hacer frente al COVID19

El periódico El Despertar de Chiloé, publica la edición del mes de abril en versión digital como una medida para enfrentar al COVID 19, y sobre todo, a las profundas alteraciones de las actividades del país y de Chiloé. Con el objetivo de mantener la continuidad del proyecto comunicacional impreso del Archipiélago, comenzado en marzo con el número cero, desde la redacción del periódico señalan: “Se justifica sobre la base de una interpretación del acontecer nacional con pertinencia territorial en Chiloé. Un factor urgente y necesario, que si bien forma parte de los derechos de la libertad de expresión y acceso a la información. Hoy busca ser una alternativa para superar la condescendencia informativa que las autoridades de turno han extendido sobre la gran mayoría de los medios en el Archipiélago”.


 

Para acceder a este nuevo material, solo basta hacer clic en el siguiente link Despertar de Chiloé, número 1, año 1, mes Abril 2020. X Región Chile.

Archivo:PDF file icon.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

El Despertar de Chiloé, es el resultado del esfuerzo de organizaciones y personas ligadas a las comunicaciones territoriales en Chiloé, organizaciones sociales y personas naturales, organizadas bajo el objetivo de dar cuerpo a un medio impreso de alcance provincial, que exponga una mirada crítica y en profundidad sobre los hechos más relevantes que marcan la agenda provincial.

Con esta entrega, El Despertar de Chiloé comparte un enfoque que, tras la publicación de marzo, con la reactivación del proceso de cambios constitucionales y sociales de la mano del movimiento feminista y secundario, conecta con el territorio temas de país y del mundo, como es el actual Coronavirus. La estrategia editorial es destacar la vida de las personas del territorio, por sobre las instituciones del Estado o de la profesión política de otras autoridades de la provincia de Chiloé. Se destacan en esta entrega, el reportaje Chiloé en tiempos del COVID-19, con una revisión del mes de inicio de la crisis sanitaria y las reacciones ante la epidemia. También, la vida de un trabajador en una planta de procesos de Quellón, que ve el avance del Coronavirus y las necesidades económica que ni las empresas o el Estado resuelven en la Isla. Sumando entre otros artículos, los históricos episodios de epidemia que arrasaron el territorio, o el impacto económico, entro otros temas organizados a partir de la presencia del COVID19.

Colapso sistémico: “Despertemos humanidad, ya no hay tiempo”

Colapso sistémico: “Despertemos humanidad, ya no hay tiempo”

“Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de solo estar contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal. ¡Despertemos¡ ¡Despertemos Humanidad¡ Ya no hay tiempo”, decía Berta Cáceres al momento de recibir el Premio Ambiental Goldman, once meses y tanto antes de que fuera asesinada por sicarios del poder político y económico en Honduras, por defender la tierra, por defender las aguas, por defender a su pueblo y su cosmovisión.


 

En el planeta, la pandemia del covid 19 ha develado todas las miserias incrustadas en la humanidad, encabezado por el bestial capitalismo y poderes políticos – económicos imperiales y psicopáticos que lo sostienen con su larga cadena de dominación, basados en la explotación de la vida en todas sus formas, incapaz de replantear prácticas y de asumir mínimos actos de remordimiento, menos de respeto y reciprocidad.

 

Al plantear esto, no significa que las otras formas dominantes de poder no sean un problema. En ningún imperio está la respuesta a la crisis mundial, en referencia a los bloques que representan o encabezan Estados Unidos – Israel, China o Rusia. Tampoco está la respuesta y la solución en ninguna ideología doctrinaria proveniente de occidente, de ningún tipo, por muy liberadora que se presente.

 

Ningún imperio en el mundo, ningún estado, ninguna ideología occidental, con sus matices y connotaciones diferentes por supuesto, ha puesto como base principal el respeto y la no explotación de la naturaleza, incluso aquellos que escribieron en sus constituciones los “derechos de la naturaleza” o “sustentabilidad”, a la postre continuaron explotando a destajo.

 

En diversas escalas, por acción u omisión o dominación, la humanidad entera se ha visto involucrada en las consecuencias del consumo de los elementos de la naturaleza, de las fuerzas naturales del planeta tierra, ya sea como acaparador, como consumista o como inmolado. Si la opresión es estructural, si las desigualdades y dominaciones son estructurales, entonces, en la matriz de estas injusticias debería considerarse al planeta tierra y las consecuencias negativas a los “Recursos naturales”, llamados así por el explotador.

 

Sin embargo, hasta las corporaciones transnacionales más despreciables por su extractivismo insaciable, con amplios territorios contaminados y graves consecuencias sociales, se hacen ver como “sustentables”. Todos los gobernantes, todas las empresas industriales del mundo, todas las corrientes políticas e ideológicas, dicen hacer esfuerzos por el medio ambiente, hasta el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo: “Desde el principio, he dado instrucciones claras a mi equipo (…). Queremos el aire más limpio, queremos agua cristalina. Y eso es lo que estamos haciendo”, señaló a la prensa en julio del 2019, mientras se retiraba del Acuerdo de París sobre Cambio Climático, mientras lideraba acciones por revitalizar el extractivismo del petroleo, el carbón y nuevas acciones bélicas para tal propósito.

 

¿Qué está pasando?

La pandemia del Coved 19 llegó en los momentos más críticos del planeta con respecto al calentamiento global, intensificado por el extractivismo del petroleo, la minería, por industrias forestales y de celulosa (papeleras), textilería y de la carne, con un nivel de consumismo desenfrenado e incapaz de autoregularse por el mercado, menos por las redes de poder político y económico que lo sostienen, con un insaciable acaparamiento, incluyendo al dominante capitalismo neoliberal como también al capitalismo socialista.

 

Podríamos sacar muchísimos datos duros para argumentar aún más lo precedido: Miles de personas asesinadas por defender los territorios del extractivismo en diferentes países del mundo; miles de millones de personas contaminadas a causa de actividades industriales y ciudades saturadas (Dicen que el aire contaminado acaba cada año con la vida de siete millones de personas en todo el mundo y afecta al 80% de quienes viven en zonas urbanas); cientos de millones con escasez hídrica, sin acceso al agua y dicen que como dos mil millones sin acceso al agua potable; Como 100 millones de hectáreas arrasadas de bosque nativo en América Latina en 25 años; millones de especies animales que han desaparecido de la fas de la tierra por el actuar “humano” (El año 2005 la secretaría ejecutiva de la Convención para la Diversidad Biológica de la ONU alertaba que se extinguían 150 especies animales al día); y podríamos seguir enunciando indicadores catastróficos.

 

Independiente del origen del virus, si es “natural” o de una guerra biológica originada en un laboratorio, hoy desde diversos bloques de poder se pretende instrumentalizar para fines de control, dominación y sometimiento, en especial para el control de resistencias a gobiernos neoliberales, sin embargo, es evidente el colapso global del modelo económico dominante y la cadena de consecuencias sociales que significa, como son desempleos, crisis en los sistemas de salud pública, múltiples miserias y hambre en sectores vulnerables.

 

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas, estima para Latinoamérica en 2020 debido a la pandemia del nuevo coronavirus, 11,5 millones de nuevos desempleados y casi 30 millones más de pobres. Los países más afectados según reporte de prensa señalado este martes 21 de abril, son: Venezuela (-18 %), México (-6,5 %), Argentina (-6,5 %), Ecuador (-6,5 %), Nicaragua (-5,9 %) Brasil (-5,2 %), Chile (-4 %), Perú (-4 %), Uruguay (-4%), Cuba (-3,7 %), Costa Rica (-3,6 %), Haití (-3,1 %), El Salvador (-3 %), Bolivia (-3 %) y las islas del Caribe (-2,5 %). Guatemala (-1,3 %), Paraguay (-1,4 %), Panamá (-2 %), Colombia (-2,6 %) y Honduras (-2,8 %).

 

El organismo sostuvo que la salida de la crisis dependerá de la fortaleza económica de cada país pero las “asimetrías” en la región hacen que cobre aun más importancia “el papel que jueguen organismos como el FMI y el Banco Mundial”, indicó el organismo.

 

Cabe señalar que el mismo organismo junto a la Organización Internacional de Trabajo (OIT) resaltaron en noviembre del 2018 que evolucionar hacia una economía circular mejoraría la eficiencia de los materiales mediante la reutilización y el reciclaje, lo que permitiría crear 4,8 millones de empleos netos al 2030.

 

El colapso es inminente y el problema es que otros modelos que podrían considerarse como justos, amigables, respetuosos, solidarios, de bien común, se desarrollan a micro escala, en la periferia, con poca conectividad e integración y por su parte, los grupos políticos de izquierdas o “progresistas” o anti capitalistas neoliberales, en su gran mayoría se quedan en discursos elitistas, eruditos, con propuestas disgregadas, sin dimensionar realmente la gravedad que se vive, sumergidos también dentro de un capitalismo global y bajo la lógica de la competitividad del individualismo partitocratico por el poder de tipo occidental, siendo importante destacar la frase célebre del educador Paulo Freire: “Nadie se salva solo, nadie salva a nadie, todos nos salvamos en comunidad”.

 

Apuntes sobre desafíos de cambios urgentes

– La pandemia nos demuestra que todo está conectado, que lo que pasa en China afecta en los diferentes continentes. Lo mismo debe dimensionarse con respecto a los efectos del calentamiento global a causa de las industrias extractivas y las acciones desesperadas que harán ciertos gobernantes para mantener estados subsidiarios a favor de intereses corporativos para extender actividades de explotación humana y de la naturaleza, siendo fundamental intervenir en los nuevos acuerdos comerciales bi y multilaterales que se pretenden imponer a espalda de los pueblos.

 

– Los procesos de despatriarcalización, de descolonización y del levantamiento de otras economías no deben seguir mirando a Europa, donde se han originado los problemas, deben mirar, conectarse e integrase a los procesos de liberación en el continente Africano, cuyos pueblos y los territorios han vivido el colonialismo y la explotación, al igual que América. El proceso de emancipación y transformación debe ser SUR a SUR.

 

– Una situación con fuerza humanitaria que debe atenderse, es el asesinato de líderes sociales, en su mayoría defensores de la naturaleza, de los territorios, frente a proyectos extractivistas de interés de poderes políticos empresariales transnacionales, en especial, la situación que se vive en Colombia. Sólo en este 2020, en medio de la pandemia y la indiferencia mundial, ya han sido asesinadas más de 70 personas, en medio de un escenario dominado por grupos paramilitares amparados por el estado colombiano y por intereses privados en narcotráfico e intereses extractivistas (petroleras, mineras y energía).

 

– Otro aspecto urgente, es activar todas las redes solidarias de alimentos, así como autoorganizar formas de autoabastecimiento en diversas escalas: huertos urbanos, pequeños y grandes predios agrícolas, con diversificación de cultivos, recuperación y revitalización de semillas nativas – campesinas, potenciando economías locales y su autosuficiencia, facilitando intercambios y apoyando rápidamente a quienes caigan en la hambruna.

 

– En esa línea, es fundamental avanzar en el fomento del ejercicio y exigibilidad de derechos con el reconocimiento de nuevas prácticas económicas: circular, justas, solidarias, como resultado de la rearticulación de los territorios en torno a diálogos sobre sus economías y una mayor valoración en las diversas esferas de las producciones locales y revitalización territorial, incluyendo la masificación de ejercicios y políticas de reciclaje-reparación-reutilización, como también, de nuevas formas de educación y enseñanza, vinculados a los intereses y necesidades colectivas.

 

– Chile, como consecuencia del laboratorio impuesto en periodo de dictadura, es parte de la matriz neoliberal del mundo, donde prevalecen violentas oligarquías, cuyas fortunas se han basado en el acaparamiento de la naturaleza, el extractivismo y el consumismo en la sociedad, bajo la permisividad otorgada por el marco constitucional, el régimen político y las instituciones bélicas, siendo indispensable cambiar todo ello a través del proceso democrático constituyente que vivirá el País a partir de octubre del presente año, ateniendo que no estará exenta de formas de sabotaje por los mismos grupos y sus redes, verdaderos poderes fácticos que pretenden mantener sus privilegios a toda costa.

 

– Una nueva Constitución en Chile debe reflejar la pluridiversidad, garantizar y proteger los derechos colectivos, recoger las demandas sociales de manera simple, directa e inclusiva, que posibilite un nuevo estado de justicia, con principios y valores humanos a favor de la equidad, igualdad, libertad, paz social y reparación, convirtiéndose en un instrumento que contribuya a los procesos de transformación en la región.

 

– Independiente de los cambios constitucionales, sectorialmente deben incorporarse en los ordenamientos jurídicos y políticos, la Declaración ONU sobre derechos de los campesinos/as y la declaración ONU y OEA sobre derechos de los Pueblos Indígenas, lo que contribuiría a poner límites a las formas neo coloniales y hegemónicas en aspectos de cultura, tierras, soberanía alimentaria, autonomías, descentralizaciones, autogobiernos territoriales, bienes comunes, participación y la resignificación de los saberes ancestrales, tradicionales e interculturales.

 

Todo ha cambiado en el mundo y en la humanidad, por ello son tiempos para hacer, para reinventarse con creatividad, para cambiar radicalmente los hábitos de consumo (plásticos, papelería, carnes industriales, tecnología, moda-ropa, energía, lujos, joyas, autos), para construir desde la reconversión y la no explotación, desde la horizontalidad de relaciones y poder ver más allá de la especie humana, darnos cuenta que estamos pisando un planeta que no puede seguir depredado, que todo lo que se hace con el extractivismo y la contaminación, se devuelve en contra de la vida y que enferma a la humanidad toda, siendo fundamental seguir despertando y unirnos más para poner fin al accionar de aquellos grupos dominantes bélicos y enfermizos de la cultura parasitaria que siguen buscando un crecimiento lineal bajo la extracción y depredación de la naturaleza, que es la base de sus economías y sus estructuras de poder. Levantemos con fuerza nuestras economías libres de extractivismo, es urgente y es la única oportunidad esperanzadora.

por Alfredo Seguel

Personas en situación de calle y Covid 19 ¿A quién le importa?

Personas en situación de calle y Covid 19 ¿A quién le importa?

  • Persona en situación de calle murió en la madrugada de este 21 de abril en la puerta del Hogar de Cristo de Coyhaique, luego de esperar toda la noche que lo dejaran ingresar. Según información preliminar, publicada por el Diario “El Divisadero” desde la hospedería no le permitieron la entrada por encontrarse en cuarentena.

 

  • El 3 de abril, un hombre de 39 años en situación de calle murió por coronavirus en la Región del Ñuble.

 

  • En Molina, Región del Maule, un hombre de 44 años, murió por covid 19 el 29 de marzo.

 

  • En Temuco, Traperos de Emaus, mantiene reguardado en su hospedería autogestionada a un importante grupo de personas en situación de calle, sin embargo los insumos básicos comienzan a escasear y se ha hecho un urgente llamado, sin embargo no ha habido recepción.

 

El 16 de marzo de este 2020 ante la emergencia sanitaria por el Covid 19, la Fundación “Gente de la calle” a través de una declaración pública, señalaba: “Las personas en situación de calle son parte de la población de alto riesgo, ya que son un segmento extremadamente vulnerable, en tanto sus malas condiciones de salud: enfermedades crónicas, tuberculosis, VIH, depresión inmunológica; entre otras y que en la actualidad se encuentran altamente expuestas al contagio del coronavirus al no contar con los servicios básicos de higiene”, quien estima que hay más de 20 mil personas en esta situación.

 

Entre las solicitudes que están realizando desde la Fundación está el acceso inmediato y masivo a vacunación gratuita contra la influenza como un modo de contrarrestar el cruce de ambos virus, garantizar lugares establecidos que cuenten con las condiciones sanitarias que permitan un adecuado tratamiento y cuidados post hospitalarios para contagiados que eviten la propagación, una campaña informativa activa, directa y pertinente, distribución de forma gratuita de insumos básicos para cumplir con las medidas preventivas y también la gratuidad del examen de coronavirus.

 

Respecto de este tema, el ministro de Desarrollo Social publicitó a fines de marzo una mesa de trabajo con organizaciones que abordan la situación de calle, y también señaló que “poco a poco se irán estableciendo medidas que sigan garantizando el acceso a la comida o al refugio a estas personas”, pero en las diferentes regiones poco o nada se sabe de esto y casos donde existen iniciativas autogestionadas para proteger la integridad de estas personas, están en abandono.

 

El caso de la Hospedería Traperos de Emaus en Temuco

Traperos de Emaus mantiene al interior de su hospedería unas 30 personas en cuarentena con aislamiento estricto. La mayoría en situación de calle, que están resguardados, en un espacio que ha dependido exclusivamente de las ventas de un bazar que repara y reutiliza accesorios, el que no está atendiendo público, por lo tanto, no tienen ventas ante la emergencia sanitaria (y extendida cuarentena total comunal) y los insumos básicos se están acabando: alimentos, útiles de aseo y de sanitización, incluyendo mascarillas para enfermos crónicos.

 

Personas externas han impulsado una campaña de solidaridad. La información se ha extendido a diversos particulares, a diversas “autoridades” y entidades de abarrotes e insumos básicos, sin embargo, consultado directamente a la Hospedería este 21 de abril, no ha habido recepción en ello, por ello se ha vuelto a reiterar la urgente necesidad.

 

El servicio de ofrecer alojamiento, alimentación básica y refugio de Traperos de Emaus, viene desde el año 1968. El 2016 vivió un incendio de proporciones y volvieron a levantarlo, aunque disminuyendo sus capacidades por la pérdida total del segundo piso.

 

Con el fin de resguardad a sus albergados y evitar pérdidas humanas por el Covid 19, la hospedería decidió hacer cuarentena y aislamiento estricto y en estos momentos en su interior hay 30 personas, en su mayoría personas en situación de calle y las demás miembros de la comunidad Emaus.

 

La labor social y ambiental de los «Traperos de Emaús» de Temuco, entidad que da empleo (incluyendo a personas en situación de calle) y a su vez, sostiene una hospedería para personas vulnerables, lo que es posible gracias a la recolección que se hace de artículos eléctricos, electrónicos, muebles, ropa, calzado, entre otros, los que desde el centro de preparación y reparación para la reutilización, son recuperadas y se ponen a la venta en su bazar, (hoy suspendido por la emergencia sanitaria), cumpliendo así un importante fin social, solidario y ambiental.

 

La economía circular que propone Traperos de Emaus con todo el circuito de reciclaje, reparación y reutilización en su bazar, permite así mantener la sostenibilidad del espacio de la hospedería entre otros servicios, dando oportunidades y condiciones dignas a numerosas personas en situación vulnerable las que hoy enfrentan una situación complicada debido a la actual emergencia sanitaria, siendo indispensable aportar.

 

Contactos internos en la Hospedería: 45-2-233813 / 45-2-234827 /

Watsap: +56948532129 /

Direcciòn: Calle Las Quilas 1435, Temuco

WordPress Image Lightbox Plugin