Migrar: Entrevista con el sociólogo chileno Manuel Agüero Cheix

Migrar: Entrevista con el sociólogo chileno Manuel Agüero Cheix

Migrar implica como punto de inicio un movimiento, un desplazamiento de lugar. Desde una mirada geográfica, la migración genera, además, una nueva comprensión al modificar nuestras experiencias en torno a los lugares que habitamos. En este sentido, los flujos migratorios, más allá de las resistencias que generan, siempre entregan la posibilidad de repensar nuestras propias fronteras, y entender que nuestra historia construida no es más que un conjunto de relaciones entretejidas en lugares específicos. 

En Chile, la colonia fue el primer gran hito migratorio que marcó nuestra historia, por medio de las oleadas de colonos europeos se forjaron parámetros hegemónicos por medio de los que se organizó la vida (pensado la organización como un ejercicio político, cultural y social). Actualmente, la migración vuelve a ser un tema importante en gran parte de los países latinoamericanos, aunque esta vez, son otras las comunidades que comienza a instalar nuevos sentidos en torno al espacio y el lugar que habitamos. 


Por Lisette Soto Delgado, Socióloga.

 

Para conocer y desmitificar algunas ideas en torno a la migración, entrevisté a Manuel Agüero Cheix, sociólogo chileno y maestrante en urbanismo, que trabaja la deportación de mexicanos en Estados Unidos, en un grupo social específico conocido como “dreamers”. A partir de esta reflexión situada, podemos tender miradas cruzadas e identificar los discursos anti-migratorios a los que nos enfrentamos. 

 

Si migrar es natural ¿Por qué la migración, actualmente, toma forma de crisis?

Primero hay que concebir la movilidad humana como una cualidad ontológica, por lo tanto, la migración es un fenómeno natural, y no es un fenómeno actual. La diferencia es que ahora toma formas concretas y forma de crisis en algunos casos, y esto se debe a la escala y a los fundamentos. Actualmente, la migración tiene importantes fundamentos que tienen que ver con la crisis civilizatoria mundial: nacionalismos y racismos institucionalizados, las necesidades de capital y las crisis medioambientales.

 

En términos generales ¿Cómo se relaciona la migración con el modelo económico actual?

Los países pobres en la forma actual del modelo neoliberal compiten por la inversión de capitales transnacionales, y para que un país pobre sea competitivo tiene que hacer dos grandes tipos de reformas: flexibilización laboral (menos derechos laborales, más tercerización, menores salarios, etc.) y desprotección de los recursos naturales para su extracción libre por empresas. Por ejemplo, cuando la migración es por trabajo se buscan lugares donde existe trabajo flexible y tercerizado, donde sea fácil trabajar sin contrato.

 

Existen distintos tipos de migraciones ¿cómo se explican las diferencias?

Es importante entender que existen distintos tipos de migrantes y aristas en los procesos migratorios – como dijimos, esta tiene distintos fundamentos –. En este sentido, los tipos de migración generan estatus y jerarquías que dan origen a distintos migrantes. Por ejemplo, el gobierno chileno, de derecha, rechaza a los migrantes haitianos, mientras recibe de mejor manera a los migrantes venezolanos que simbolizan el fracaso del gobierno socialista. Lo mismo pasa con EEUU, que culpa y deporta a los migrantes mexicanos y centroamericanos, por los problemas de seguridad que tiene el país, mientras recibe a los cubanos que llegan con “pies secos” a su territorio.

Hay una gran diferencia entre migrar por estudios, por una vida mejor, por haber sido despojado de tierras o migrar por asilo político. El fundamento y la forma en la que migras te da un estatus distinto en la jerarquía social de la sociedad de destino. 

 

¿Cuáles son las primeras experiencias de mexicanos deportados en EEUU?

El vínculo entre EEUU y México es relevante en temas laborales. Los mexicanos que migran a Estados Unidos trabajan en temas agrícolas o en sector de servicios y se asientan en las periferias. Sin embargo, se ha ido poniendo control a esta migración a lo largo del siglo XX, y va en ascenso. Las primeras experiencias masivas de deportaciones de mexicanos desde Estados Unidos ocurren en los años 1920, y siempre han sido conflictivas para los terratenientes que emplean mano de obra indocumentada para la producción agrícola. Estas tienen sus principales fundamentos, al igual que ahora, en dos cosas: las necesidades del capital y fundamentos raciales.

 

¿Cómo se genera la estigmatización del mexicano migrante en EEUU?

El estigma del migrante mexicano en Estados Unidos tiene que ver con la imagen del terrorista a partir de las torres gemelas. En un comienzo el terrorista es el árabe, pero luego son todos los extranjeros. Esto comienza a ser usado como instrumento político en los discursos nacionalistas por parte de los estados para el endurecimiento de las políticas restrictivas sobre migración a partir del 2001, que incorporó, entre otras cosas, un agravamiento considerable de la militarización de la frontera.

Sin embargo, la discriminación hacia los mexicanos en Estados Unidos es anterior a este fenómeno. Históricamente, se ha relacionado a los mexicanos con la delincuencia, el robo, las malas costumbres, y de ahí una serie de denominaciones e insultos de larga data. El discurso de Trump cuando relaciona a los mexicanos con los violadores no lo inventó él, existe desde mucho tiempo antes. El fundamento de este discurso es racial y aporofóbico (rechazo a la pobreza).

 

¿El recrudecimiento de las políticas migratorias en EEUU comienza en el gobierno de Trump?

Desde el 2001 se recrudecen las políticas migratorias, como instrumentos de emergencia para frenar el aumento de población indocumentada en EEUU. Lo que conocemos de las medidas de Trump, el encarcelamiento masivo de gente y de niños (que no tenía precedentes), llama mucho la atención por el marcado carácter fascista de sus medidas, pero es Obama, por otro lado, quien deportó más cantidad de mexicanos (más de dos millones en sus dos períodos presidenciales).

 

¿Qué sugiere el trasfondo del discurso de los estados tras el fortalecimiento de la política migratoria…?

Los estados no son víctimas del proceso de migración. Cuando se habla de deportación ¿cuál es el fundamento? Nicholas de Génova, habla del régimen de deportabilidad ¿Por qué un estado tiene el derecho de expulsar a alguien de un territorio? El fundamento que hay detrás es que la soberanía nacional es más importante que la soberanía del ciudadano de moverse libremente. 

Contratar a un mexicano a mitad de precio es económicamente más conveniente (sin seguros de cesantía, sin seguro médico, etc.), en este sentido los migrantes llegan como mano de obra barata que genera capital. Cuando el estado deporta, ¿Quienes ganan?, los dueños de los capitales, casi siempre grandes empresas transnacionales, quienes se benefician de la flexibilidad y la precariedad laboral, en este caso, en otros, de los recursos medioambientales. Asimismo, los gobiernos ganan apoyo entre los sectores sociales más nacionalistas. 

En este contexto, el discurso nacionalista y el discurso xenofóbico da réditos políticos, y los discursos nacionalistas se han generalizado, se ha naturalizado el odio al otro con fines electorales.

 

 

Notas:

 1. Mexicanos menores de edad que cruzan de manera indocumentados a EEUU junto a sus familias.

2.- La política “Pies Secos, Pies Mojados” creada por Bill Clinton para los migrantes cubanos en 1995 fue terminada por Barack Obama en 2017.

3.-  Ver Jorge Durand: Historia mínima de la migración México-Estados Unidos (El colegio de México, México, 2017); y Laurent Faret: Movilidades migratorias contemporáneas y recomposiciones territoriales: perspectivas multi-escala a partir del caso México-Estados Unidos, en Migraciones de trabajo y movilidad territorial (coord. Sara Lara Flores. Ed. Miguel Ángel Porrúa. Conacyt. México, 2010).

4.- Antropólogo de la Universidad de Chicago, más información: https://www.nicholasdegenova.com/articles-chapters

Entrevista a Longko Clementina Lepio Melipichun: Defensa territorial, cultural y ambiental en Chiloé

Entrevista a Longko Clementina Lepio Melipichun: Defensa territorial, cultural y ambiental en Chiloé

Clementina Griselda Lepío Melipichún, es Longko de la Comunidad Huilliche Alto del Fundo Gamboa en la comuna de Castro, Isla grande de Chiloé, autoridad tradicional que es un referente activo en el resguardo y defensa territorial, cultural y ambiental.

A continuación, compartimos la entrevista realizada por el profesor, Claudio Gómez Paredes, para la revista cultural del Colegio de Profesores en la Región de Los Lagos “RevelArte”, edición N.º 3.


Los que vivimos en relación con el mar, necesitamos la playa para poder obtener nuestros alimentos. Lo mismo ocurre con la tierra: la necesitamos limpia, sana para poder alimentarnos”. Clementina Lepío Melipichún, Longko Comunidad Huilliche Alto del Fundo Gamboa. El resguardo y defensa territorial, cultural y ambiental, en Chiloé.

El predio en cuestión es parte de los terrenos ancestrales de familias indígenas que habitaron el archipiélago, muestra de lo cual son los hallazgos arqueológicos ocurridos con la construcción de la obra “By Pass de Castro”1. Son de aquellas tierras a las que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas en su Informe de Observaciones a Chile, identificó como “tierras antiguas” en marzo de 2007, informe en el que además el Comité remarcó la importancia de las Consultas a los pueblos Indígenas (COMITÉ DE DERECHOS HUMANOS. 89º período de sesiones, 27 de marzo de 2007). Abundando en este punto, la entrada en vigencia del Convenio 169 de la OIT en el año 2009, no hace otra cosa que reforzar este hecho al señalar que los estados deberán reconocer y respetar a los pueblos interesados el derecho de propiedad y de posesión sobre las tierras que tradicionalmente ocupan.2

1. Recorriendo el predio en reivindicación territorial y cultural.

Clementina Griselda Lepío Melipichún, (45) Longko de la Comunidad Huilliche Alto del Fundo Gamboa3, toma sus aros que poseen símbolos cósmicos de alta trascendencia para esta cultura, posándolos sobre uno de los troncos preferidos de ella, que ocupa en los momentos de reflexión íntima e interacción con la Ñuke Mapu.

Comienza así, el relato de cómo la Comunidad decide iniciar la reivindicación del territorio ancestral, en una amanecida aún oscura de diciembre 2017, por lo temprano del horario (seis y treinta a.m.), buscando el lugar apropiado para instalar la bandera (del territorio Huilliche). La ubicación del Rewe se establecerá junto a la compañía de los pu peñi ka pu lamuen de Quellón.

2. Nacimiento y experiencia de niñez; Longko Clementina relata historia familiar.

Nacida en su hogar y con asistencia de partera, en la isla Melinka, comuna de las Guaitecas, (que en lengua Huilliche significa “paso al sur”), archipiélago de Los Chonos (provincia de Aysén, región Aysén), posee ascendencia Huilliche; vinculada a una clara vida bordemarina y canoera. Crecida junto a sus padres (José Orlando Lepío Chiguay (+) y María Lucía Melipichún Catepillán) y cinco hermanos. “Estudié en una pequeña escuela de esta isla. Mi padre fue uno de los primeros buzos escafandra y quién sostenía no sólo a la familia, sino también a la comunidad (cooperativa) en aquel tiempo”. Los mismos pasos y actividades realizan hoy, los hermanos de Clementina, quien, junto a su padre, recorrió las diversas rutas, sectores y canales de este archipiélago, desde muy pequeña.

Mis abuelos maternos Anacleto Melipichún (+) (con ancestros en Quellón) y Enriqueta Catepillán Vera (+) (con ancestros en Ancud-Calbuco) fueron los primeros habitantes de la isla”, con claro registro de trashumancia y nomadismo4 característico de nuestros antepasados indígenas que entrelazan cultura de mar y tierra y que enriquecieron las experiencias de niñez de nuestra Longko y con quienes estableció su vínculo y arraigo de afectos y conocimiento ancestral.

3. Longko mujer, cabeza de la Comunidad. ¿En algún momento de tu vida, pensaste que serías lideresa de tu comunidad? ¿Qué camino conduce y traza esta responsabilidad?

Una vez al año viaja a Melinka, para visitar a su madre que aún vive, en compañía de sus hermanos que, partícipes y haciendo vida con la Comunidad Huilliche Puwapi están en defensa del territorio. Aquí comienza el reconocimiento y la importancia que adquiere el resguardo de la naturaleza y el ambiente; “a pesar de que nuestra Ñuke Mapu se protege sola”, en la actualidad se vuelve imperioso tomar acción en su defensa, apunta la autoridad ancestral. “Es maravilloso sentir cómo la mente y el corazón nos une, independiente al lugar que nos encontremos, en resguardar, ya sea el mar o la tierra” (en relación a sus hermanos). “En estos momentos, a mí me corresponde tener la voz para protegerla y expresar la conciencia de cuidar la Madre Tierra, nuestra Casa Común”.

Nunca pensé en llegar a tener una responsabilidad tan relevante; la de ser Longko. Sí puedo compartir, que mi padre fue Cabeza de un lugar de nuestra isla, por muchos años. Verlo a él trabajar por sus hermanos y hermanas, por su tierra y las familias, permite asimilar de mejor manera este desafío. Creo que esto, viene en nuestra sangre, en nuestra esencia; y el despertar como cabeza de una comunidad, para mí, también se vuelve un tremendo orgullo, el poder hacerlo”. (…)

(…) “Una vez que cumplimos con la formalidad del estado (personalidad jurídica) y nuestra Comunidad se organiza, todos (as) los (as) que estaban reunidos pidieron que yo los represente; no lo pensé, tenía una tremenda responsabilidad sobre mi cabeza y acepté junto a nuestro Werkén Celso Unquén Peranchiguay, con quién hemos mantenido la fortaleza en nuestro territorio. Nos enteramos de que avanzaba el proyecto de instalación de una subestación eléctrica, en este Lof, sumado a una extensa línea de transmisión y torres de alta tensión, con RCA (Resolución de Calificación Ambiental) ya aprobada. Era necesario organizarse; a pesar de que llevamos muchos años establecidos en este sector, haciendo uso consuetudinario del predio y viviendo en comunidad.

Ha sido complejo y maravilloso, a la vez, ser la primera mujer Longko, perteneciente al Consejo General de Caciques, donde está presente y se arraiga la historia antigua de Chiloé. Ahí están nuestros antiguos Caciques que han defendido nuestro territorio a ñeque y con mucha sabiduría. Me aceptaron allá en ese Consejo y soy parte de ellos. Hoy, tenemos el apoyo de las comunidades de Chiloé; de la Coordinadora Willi Lafken Weichan que reúne 50-60 comunidades extendidas entre Hualaihué – Hornopirén y el archipiélago de Las Guaitecas, de los pu peñi ka pu lamuen de Temuco, de Osorno que nos han venido a ver. Es muy importante sentir el apoyo de todos ellos. Seguimos siendo 13 familias en nuestra comunidad, pero contamos con todo este respaldo y apoyo”.

4. Conflictos ambientales y Derechos Humanos. La experiencia de vida nos ayuda a dirigir nuestros pasos, pero la educación juega un rol importante.

¿El conflicto con la industria salmonícola nos afectó social y culturalmente, ¿Cuál fue tu respuesta ante esta problemática?

Finalizó su enseñanza Media en el Liceo C-40 en Quellón (Rayen Mapu). Actualmente se desempeña como Inspectora Educacional en Castro y participa en un Diplomado de DD. HH., impartido por la Escuela Superior Campesina De Curaco de Vélez.

El “Mayo Chilote”, conflicto vinculado al vertimiento de salmones en costas cercanas a Ancud (2016) y episodio marea roja, “no fue extraño que surgiera en medio de nuestras vidas; ya que el tema de la contaminación de las salmoneras, lo conocí desde pequeña, porque en Melinka mi padre fue uno de los que levantó la voz, expresando que esta industria sería “plata para hoy y hambre para mañana” y no se equivocó. Él, Con su sabiduría entendía que estas empresas destruirían todo nuestro mar. Fue recordar aquello a lo que mi papá se refería. Hoy, los recursos son escasos; las entradas de mar están contaminadas, ya no se puede sacar una cholga, una almeja porque están, según ellos (institucionalidad), con marea roja; pero es contaminación de salmoneras. En Chiloé, se ha repetido este fenómeno; la gente debe saberlo y defender su espacio, que no se dejen atropellar por estas empresas que solo vienen a contaminar; quizás darán unos puestos de trabajo y dinero para unos años, pero ¿Qué quedará para sus hijos, para sus nietos? Quedará un mar contaminado y sucio, donde ni siquiera podrán bañarse y menos alimentarse. Los que vivimos en relación con el mar, necesitamos la playa para poder obtener nuestros alimentos. Lo mismo ocurre con la tierra: la necesitamos limpia, sana para poder alimentarnos. Nosotros no necesitamos de un estado para alimentarnos, nosotros necesitamos nuestra mapu, nuestra lafken mapu, para sostenernos y vivir”.

¿Qué comentario puedes expresar en torno a los conflictos ambientales y la relación con la educación y derechos humanos?

Estas situaciones han posibilitado mantener mi lucha, defender este espacio tan diverso, defender la Madre Tierra; no permitir que todo se destruya.

Con el Diplomado en Derechos Humanos, veo facilitada la tarea de resguardar el ambiente que nos rodea. También me doy cuenta de todo aquello que no se enseña en la escuela: nuestra lengua, nuestra historia, nuestros derechos; nos enseñan otra cultura, una religión que no es la nuestra; debemos aprender inglés que no es nuestro idioma y es obligatorio. Nos enseñan lo básico, lo que se aprende en casa. La educación cívica debiera estar presente en la enseñanza.

Hoy, he logrado instruirme con nuevas herramientas; conocer la diversidad de leyes que nos amparan es muy importante y permite defender a nuestras comunidades. Tenemos muchas vulneraciones como pueblo originario, en todo ámbito. Finalmente, todo lo que hacemos nosotros es defender la tierra, el planeta entero; no estamos haciendo nada malo, no estamos creando cosas malas para el ser humano; al contrario, resguardamos los espacios que nos rodean, que nos permiten vivir.

Aun así, todos los acuerdos y tratados no se hacen realidad. He podido constatar ahora, en este proceso de defensa que llevamos adelante, que ningún estamento público del estado han sido capaces de dar un apoyo a la protección del medioambiente; a la protección de mi persona; ya que tengo este derecho como persona chilena, bajo el marco del convenio 169 y Chile no lo cumple, menos se respeta la ley de Medioambiente. Se nos vulneran nuestros derechos” (humanos).

Cuando se llevan adelante proyectos de gran envergadura, en todo Chile, y en nuestro archipiélago, quienes deberían ser consultados y entregar su opinión acerca del impacto que generan los megaproyectos, somos los que vivimos y hacemos uso de la tierra. No corresponde que una empresa consulte a otra empresa o pregunte al Estado, a la persona que está detrás de un computador viendo satelitalmente si hay o no vida en un lugar. Miran por fuera de las islas, si hay casa o no hay casa. No se pregunta directamente a la comunidad, la vida que llevan en el territorio. El Puente Chiloé (Canal de Chacao) es una historia similar, van y preguntan a una comunidad que no tiene cercanía con el lugar y aquellos que están ahí (cerca) nunca dijeron sí a ese proyecto. El tema del Parque Eólico (San Pedro), es otro ejemplo: pasan por encima de los espacios de agua y turberas; engañaron a los habitantes del sector.”

5. ¿Cuál es tu sueño? ¿Cómo quisieras que la comunidad participe en la defensa del medioambiente?

Ahí estamos medios flojos. El colegio más cercano que tenemos es el Colegio San Francisco, del cual soy parte. Me gustaría que fuera más cercano el apoyo. Hemos tenido pocas visitas (2). Es importante que los jóvenes sean guiados para entender, de manera diferente, la protección de esta casa. Aún queda tiempo para crear conciencia en la promoción y cuidado del entorno. Este espacio no es sólo para la Comunidad Huilliche; está abierto a la comunidad. Los niños son las semillas del mañana; tienen otra mirada y deben ser partícipes constantes en el cuidado del ambiente; Ahí va a nacer la fuerza de la protección de la tierra”.

Notas al pie de página

2  Extracto Informe Sociocultural “Comunidad Williche Alto del Fundo Gamboa, y su relación con el predio aledaño amenazado por construcción de subestación eléctrica”, Antropólogo David Núñez Maldonado (2018)

https://drive.google.com/file/d/1KoE4dC3v845ktD3_SoAZia0hqS8PklMf/view

3  En Chile, Región de Los Lagos, provincia de Chiloé, comuna de Castro, a través de la Resolución Exenta 141 (RCA) que resuelve sobre la calificación ambiental el 24 de abril 2017, por parte Servicio de Evaluación Ambiental Región de Los Lagos, se lleva adelante un proyecto de instalación de una subestación eléctrica, llamado “Línea de Transmisión 220kv Chiloé-Gamboa”, de la empresa Sistema de Transmisión del Sur, del grupo SAESA, que amenaza el territorio biocultural de la Comunidad Williche Alto del Fundo Gamboa, y su relación con el predio aledaño para ser utilizado en dicho proyecto

https://seia.sea.gob.cl/archivos/2017/04/25/RCA_Linea_220_kv_Chiloe_Gamboa_Version_final_Expediente.pdf

 

4  Alberto Trivero Rivera- LA DALCA Y LA NAVEGACIÓN EN LOS CANALES AUSTRALES Feyentun -2018

4.2. ¿Nomadismo o trashumancia? (p.43) El autor desarrolla el planteamiento y uso del concepto trashumancia, en lo marítimo (comúnmente usado en ámbito terrestre) por cuanto observa y diferencia aspectos de navegación: así, en nomadismo asumiría mayor importancia, embarcaciones de alto cabotaje, mientras que lo trashumante estaría vinculado a navegación costera con frecuentes paradas, destacando testimonio arqueológico particularmente evidente de los grupos canoeros, constituido por los conchales.

LA DALCA y la navegación en los canales australes. Nueva edición 2018, revisada y ampliada. Será publicada como libro en el curso del presente año.

Entrevista con Jamadier Uribe Muñoz: “Chile en debate”

Entrevista con Jamadier Uribe Muñoz: “Chile en debate”

Un pequeño aumento en el precio de los boletos para el metro de Santiago fue como encender una mecha en un barril de pólvora. La población chilena estalló en manifestaciones contra el gobierno y sus políticas neoliberales. El prolongado “oasis” que fue Chile se convirtió en una demostración del más rotundo fracaso de las políticas neoliberales. Para hablar de las recientes movilizaciones en ese país, el Coordinador Nacional de la Red Unida Túlio Franco entrevistó a Jamadier Uribe. Psicólogo, estudiante de doctorado en Valparaíso y analista político en la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Jamadier habla de las movilizaciones en Chile, de la lucha del pueblo mapuche, que está luchando una heroica y larga resistencia contra el Estado colonial chileno, y de las perspectivas actuales del movimiento que comenzó en octubre de 2019.


por Tulio Franco*

TF: Jamadier, me gustaría que hablaras un poco sobre ti: ¿quién es Jamadier Uribe?

JU: Soy psicólogo y analista político, actualmente curso un doctorado en Psicología y Transformaciones Sociales en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, además de trabajar como analista en el Senado de la República, con el Senador Alejandro Navarro quien preside la Comisión de Derechos Humanos.

No soy propiamente chileno, soy de Chiloé, que es una pequeña colonial al sur de Chile, de ahí que gran parte de mi trabajo académico esté abocado al análisis de los procesos de colonización y descolonización en América Latina, los que se tejen y entretejen con el desarrollo del capitalismo, que es precisamente lo que está en conflicto hoy en Chile.

TF: ¿Cuál es la causa de las recientes movilizaciones en Chile?

JU: Las causas son variadas, y creo que hay que distinguirlas, porque no todas tienen el mismo peso específico en el desarrollo de las contradicciones. La causa inmediata fue el alza de las tarifas del metro en Santiago, ante la que los estudiantes secundarios respondieron con una evasión masiva. La respuesta del gobierno de Piñera fue la represión, lo que generó una escalada en el conflicto. Lo que era un problema de transporte público, en dos horas se convirtió en un conflicto social y en seis horas en un estado de excepción constitucional, que -por cierto- tenemos la convicción de que es ilegal.

Ahora, esa alza, se da en el contexto de una serie de alzas en el costo de la vida, que han ido provocando una sensación no solo de indignación, sino que por sobre todo de desesperación. Alzas en el precio de la luz, de los combustibles, de la vivienda. Lo que se suma a una evidente crisis en el sistema de salud, que el primer semestre de 2018 nos dejó un triste saldo de 9.740 personas muertas en lista de espera para ser atendidas por un médico; eso en Chile es harto, porque es un país pequeño de menos de 20 millones de personas.

A una situación como la descrita, es a la que responde también el problema con los Fondos de Pensiones (AFP), que tiene a los adultos mayores suicidándose porque no les alcanza para vivir, ni siquiera para sobrevivir. Si puntualizo los problemas uno por uno, no voy a terminar nunca, porque en Chile todo se convirtió en un negocio y entender cómo y por qué, nos lleva al fondo del asunto.

Chile fue el primer experimento neoliberal de la historia. Lo que hizo el neoliberalismo, fue cambiar el patrón de acumulación de capital en Chile en varios sentidos, pero creo que hay uno que es fundamental para comprender la situación de hoy; es lo que David Harvey llamó la acumulación por desposesión. La acumulación por desposesión consiste, básicamente, en crear nichos de acumulación de capital, ahí donde antes habían derechos sociales y sentido público.

A partir de Pinochet, Chile entró en un ciclo interminable de despojo de derechos sociales para convertirlos en nichos de acumulación, que lejos de detenerse con el fin de la dictadura se agudizó. En Chile todo se compra, hasta los derechos más básicos como la salud y la educación, y cuando es público, se encuentra en absoluto abandono, como los hospitales y los colegios.

Visto así y visto ahora, es evidente que el país iba directo a un estallido social, porque en un país donde todo se compra y nadie tiene dinero para comprar, la gente no puede satisfacer ni siquiera sus necesidades básicas. Pero entonces ¿cómo nadie hizo nada antes?

Muchos han utilizado la metáfora de la olla de presión, para referirse al desarrollo de las contradicciones en Chile, la que tarde o temprano iba a estallar. Pues bien, la tapa de esa olla, era la institucionalidad política que se construyó en los años 90, donde bajo la concepción de lo “técnico” se colapsó el significado de la política con la política institucional, creando una especie de casta cuyo único nexo orgánico con la sociedad civil, era el empresariado.

Hubo algunos políticos comprometidos, sin duda, pero la desvinculación orgánica de la política con el mundo social, hizo que se acumulara un malestar por 30 años que la institucionalidad no pudo procesar y que ahora simplemente la desborda.

TF: ¿Cómo ha sido la participación estudiantil en este movimiento?

JU: Los estudiantes irrumpieron en el escenario político postdictatorial en 2006, con lo que se conoció como la rebelión de los pingüinos, y desde ahí han sido un agente movilizador del sentido común tremendo. En 2011 volvieron al protagonismo, y fueron los que lograron impugnar, en el sentido común, la legitimidad con la que contaba el hacer negocios con los derechos sociales.

Esta movilización también comenzó con ellos. Fueron ellos los que hicieron el llamado a las evasiones masivas del metro, de las que derivó el levantamiento de todo el país. Estudiantes en general de estratos medios y bajos, que ante el estado de miseria en que se encuentran sus familias decidieron rebelarse.

Es curioso, porque el alza de los pasajes no afectaba el pasaje escolar. Lo que los estudiantes hicieron fue levantar la voz por todo el pueblo empobrecido, y el pueblo en esta oportunidad entendió el mensaje. Como decía Mao Tse Tung, una sola chispa puede encender la pradera y vaya que la encendió.

TF: Aquí se publicó una foto con la bandera mapuche en el aire. ¿Se está discutiendo la causa de los Mapuche junto con los otros reclamos del movimiento?

JU: La verdad es que no se puede hablar de un movimiento social, en el sentido en que se suele utilizar el concepto para hablar, por ejemplo, del movimiento feminista, de los sin techo, etc. Acá no hay una demanda clara, ni mucho menos una orgánica definida, o líderes.

Por eso mismo no hay un pliego de demandas, lo que hay es una afirmación radical de que esta realidad duele, no gusta y debe ser transformada profundamente. En ese sentido, no podría afirmar que es algo que todo el mundo esté discutiendo, pero sí que al menos una parte de la población lo tiene muy presente. Se le reconoce al pueblo mapuche el valor de nunca haber claudicado en su lucha por la libre determinación, y cada vez más gente se identifica con la etnia, lo que no quiere decir –necesariamente- que participe de la cultura.

Bajo esa premisa, puedo decir que temas como la autonomía territorial no han cobrado mucha relevancia por el momento en Chile, lo que no implica que la gente no esté dispuesta a conversarlo o esté en contra de la idea, solo no se hace o se hace poco. Distinto es en los territorios colonizados, como el Wallmapu (País Mapuche) o Chiloé.

TF: ¿Cómo ha sido la participación de los Mapuche?

JU: Depende el punto de vista desde el que se mire. La Coordinadora Arauco Malleco, que es una de las orgánicas más importantes de la resistencia mapuche, desde el comienzo saludó la insurrección del pueblo chileno, al tiempo que llamó a intensificar la lucha del pueblo mapuche por la recuperación de la tierra.

En ese sentido, hay una solidaridad entre pueblos y los mapuche han participado, también en apoyo a la movilización general. No obstante, como te adelantaba, la demanda del pueblo chileno es, naturalmente, diferente a las demandas que se levantan desde las colonias, porque en estas últimas se exige autonomía territorial, que es algo en que los chilenos no están pensando, porque no es parte de sus necesidades.

Los mapuche, en particular, y los pueblos indígenas en general, se han sumado a la batalla contra el actual Estado de Chile y han respaldado una reforma profunda de sus instituciones, pero yo no diría que las demandas de los pueblos originarios hayan teñido las diversas demandas ciudadanas. Aún así, no se puede descartar que comience a crearse un diálogo. El conflicto de Chile con sus colonias, es en realidad, un conflicto de las burguesías chilenas y transnacionales con las colonias, no es una pelea entre pueblos.

TF: Cuéntanos un poco sobre tu experiencia personal en este movimiento. ¿Participas en el trabajo de la Comisión de Derechos Humanos? Habla sobre eso.

JU: Soy un convencido de que los intelectuales, no solo tenemos el deber, sino la necesidad, de estar en la academia, en las instituciones y en la calle. Para mí, ninguna instancia está sobre la otra.

En la calle soy un ciudadano más, marcho cada vez que puedo, y en este momento estoy disfónico, después de que agitamos Viña del Mar el sábado por la noche.

En las instituciones soy asesor del Presidente de la Comisión de Derechos Humanos, ahí hemos tenido la oportunidad de constatar las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se han perpetrado por parte de la fuerza pública, y además hemos llegado a la convicción de que el Presidente Piñera es el principal responsable de esta situación. La tesis jurídica es que no se siguieron los procedimientos que la Constitución establece, para decretar estado de excepción constitucional.

En estas jornadas hemos tenido al menos 18 muertos, más de 3 mil detenidos y más de mil heridos. Sabemos que, al menos, cinco de los muertos han sido en manos de agentes del Estado y esa cifra podría aumentar. Hoy mismo, recibimos denuncias de amedrentamiento y de torturas; es una situación dantesca. El compromiso del Presidente de la Comisión es que no habrá impunidad y apoyar esa lucha, es mi labor.

TF: ¿Cuáles son los próximos pasos del movimiento?

JU: Como te señalaba con anterioridad, es difícil hablar de un movimiento propiamente tal, esto aún tiene más la fisionomía de una explosión que de un movimiento. No obstante, parece que ya se comienzan a formar puntos de acuerdo tácitos bastante claros.

En las marchas, corre con fuerza la necesidad de una nueva constitución. Eso nos habla de una conciencia política sin precedentes en la postdictadura, se ha comprendido que los cambios deben ser de fondo. Y, junto con ello, se ha instalado la renuncia del Presidente Piñera, en tanto sería inmoral cualquier negociación con un Presidente que tiene las manos manchadas con sangre.

Los diputados del Partido Comunista y del Frente Amplio ya presentaron una acusación constitucional para destituir al Presidente, y la nueva constitución es una idea cada vez más aceptada. Al menos como yo lo leo, esas son las demandas más fuertes, si se logran o no, dependerá de la fuerza que pueda seguir movilizando la ciudadanía, para presionar un parlamento que sigue siendo en su mayoría conservador y elitista.

*Entrevista publicada originalmente en portugués, por Rede Unida, 29 de octubre de 2019, disponible en: http://www.redeunida.org.br/pt-br/comunicacao/news/o-chile-em-debate/

Octubre y la concientización sobre la depresión : ¿Qué pasa con la salud mental de las comunidades LGTBI en la región de los Lagos?

Octubre y la concientización sobre la depresión : ¿Qué pasa con la salud mental de las comunidades LGTBI en la región de los Lagos?

 

Cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo. En Chile, 1 de cada 4 habitantes tiene una enfermedad de salud mental, según los datos obtenidos de la Fundación ProCultura. Frente a ésto nos preguntamos, ¿ qué sucede con la salud mental de los grupos de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGTBI ) ?

Frente a la duda planteada, el representante de Mogaleth, una organización de diversidad sexual presente en la región de los Lagos, Miguel Ángel Maldonado Catalán (34) nos respondió que: en primera instancia, la temática de diversidad sexual queda excluida de la problemática. En segundo ámbito, las minorías sufren una discriminación latente. Y tercero, al no existir las variables de orientación sexual y de identidad de género no se puede identificar el numero real de personas de la comunidad LGTBI que sufren de depresión o de riesgo suicida.

 

Panorama local: Chiloé machista

En el contexto de la salud mental, la temática de diversidad sexual queda excluida de la problemática que debe abordarse. “Es por eso que nosotros como organización de LGTBI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales) ponemos un énfasis para generar trabajo colaborativo con otras instituciones para generar estrategias de prevención y también de seguimiento a personas de las comunidades LGTBI que puedan estar padeciendo algún tipo de enfermedad de salud mental”, explica el vocero de la Mogaleth.

 

La provincia de Chiloé, no cuenta con un dato duro referente a lo específico en diversidad sexual “Por lo mismo que como organización buscamos que Salud comience hacerse parte de éste levantamiento de datos. Sabemos que en la comunidad de Chiloé existe un gran índice de machismo, situación la cual, podría vulnerar a la diversidad sexual”, asegura Miguel.

Además, la complejidad geográfica de la región de los Lagos, también se puede tomar como una variable que contribuye a la marginación.  “Por lo general las personas que viven en comunas aisladas, tienen menos oportunidades de compartir con pares y reconocerse como LGTBI. Una de las herramientas importantes, es justamente el poder entablar relaciones sociales con personas que también son de la diversidad, para así poder bajar los niveles de ansiedad o de exclusión que puedan estar viviendo” asegura.

 

LGTBI: Un grupo vulnerable

Los estudios mencionan que las personas que se reconocen dentro de la categoría de diversidad sexual, son un grupo vulnerable y específico dentro de las problemáticas de Salud, comenta Miguel, ” no por el hecho de la orientación sexual y identidad de género, si no por la discriminación latente que evidenciamos en lo cotidiano de nuestras vidas”.

 

 

“Lo indices de depresión y suicidio en población LGBTI es un número importante, que debe ser constantemente observado para así poder cuantificar ésta área. En la región de los Lagos con la Mesa de Salud Mental, hemos venido trabajando hace más de 3 años, con el objetivo de intervenir y generar estrategias de trabajo en el territorio. Esto, debido a que identificamos que la población LGTBI tiene factores de riesgo que escapan del manejo habitual y de las herramientas que poseen los funcionarios de salud. Es por lo mismo, que hemos estado ahí, generando un enfoque de trabajo directo hacia personas Gays, bisexuales, trans… (etc), para poder apoyar en las temáticas de salud mental a los diferentes grupos”.

Al no existir las variables de orientación sexual y de identidad de género, no se puede identificar el numero real de personas de la comunidad LGTBI que sufren de depresión o de riesgo suicida. Sin embargo, si existen algunos indicadores que son los factores de riesgos, en donde la población LGTBI se encuentra situada. Ésta tiene que ver con la marginación social que pueden estar viviendo. “El proceso de salir del closet, puede manifestar algún tipo de depresión”.

 

Además de algún tipo de exclusión social en el que puedan estar situados, que puede provenir desde el entorno familiar, social o laboral. A raíz de éstas mismas situaciones, es que nosotros como organización debemos colocar énfasis en un trabajo que logre llegar a las diferentes comunidades de la diversidad sexual.

 

Ley de Identidad de Género

Dentro de la contingencia de la entrada en vigencia de la Ley de identidad de género y el convenio colaborativo entre la organización y el Registro Civil, el cual posibilitó la instancia de conversar con los Oficiales Civiles respecto a temáticas históricas de vulneración de derechos y de cómo estas afectaban a las minorías. “Hoy se espera con ansias para seguir generando cambios. El reconocimiento de la identidad de género juega un rol clave para promover la salud desde sus distintos ámbitos”, sentencia Miguel.

Presidente de la Federación de la Industria de Trabajadores del Salmón: “No es lo mismo estar 12 horas trabajando a tener una jornada más flexible de 6 horas. Claramente se produciría más”

Presidente de la Federación de la Industria de Trabajadores del Salmón: “No es lo mismo estar 12 horas trabajando a tener una jornada más flexible de 6 horas. Claramente se produciría más”

 

  • Según el Presidente de la Federación de la Industria de trabajadores del Salmón, Gustavo Cortés, de llevarse a cabo la la reducción de la jornada laboral, ésta contribuiría profundamente al desarrollo del buen vivir. Además, sería un gran aporte para todos los trabajadores y a su vez, para el bienestar de sus familias.  Más aún, en un gremio en el cual  está normalizado trabajar entre 10 y 12 horas, más la hora y media de traslado, es decir más de 13 horas en función del trabajo.

 

  • El sindicalista cree fehacientemente que si se bajara la jornada laboral, se produciría más, ya que asegura que cuando recién se llega al turno, hay mayor motivación y energía, pero luego de 11 horas seguidas, la productividad disminuye. Para finalizar, Gustavo comenta que de tener más tiempo, lo invertiría en disfrutarlo con su familia, en las cosas simples de la vida.

 

El mes de agosto ha estado marcado por el debate de la reducción de la jornada laboral que ha planteado la Diputada del Partido Comunista, Camila Vallejo, apoyada por Convergencia Social (partido en formación, parte del Frente Amplio) el cual ha obligado al oficialismo y al empresariado a entregar una postura frente al tema. El resultado de ésto ha sido una discusión respecto a la modificación del Código del Trabajo, en lo puntual, sobre el horario y la prolongación de la jornada laboral en el país.

 

#VamosPorLas40Horas

Es importante aclarar que Chile aparece como el quinto país menos productivo conforme a las cifras entregadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y, al mismo tiempo, quinto en el listado de los países con jornadas laborales más extensas.

Ahora bien, el 1 de enero del año 2005 en Chile se redujo la jornada laboral de 48 a 45 horas. Según los datos de los informes de la Dirección del Trabajo, durante ese año (2005) la productividad aumentó, centrándose en las micro, pequeñas y medianas empresas. La tendencia actual es que los países con mejorar calidad de vida y mayor productividad, tengan menos horas de trabajo. En Latinoamericana, Ecuador está siendo pionero en querer rebajar su jornada de 40 a 35 horas semanales.

El proyecto de ley de reducción de jornada laboral propone conciliar mejor la vida laboral y familiar de las personas. Para esto: Rebaja las horas de trabajo de 45 a 40 horas semanales. Determina que no se podrá disminuir la remuneración actual de los y las trabajadoras. El proyecto busca el beneficio de todas las personas, y así lo explica en su plataforma virtual. “En primer lugar de las y los trabajadores que tendrán jornadas de trabajo más cortas, pudiendo volver antes a sus casas para dedicar más tiempo a sus familias u otras actividades”.

A su vez, la iniciativa busca mejorar la calidad de vida de las personas. “Jornadas de trabajo más cortas permiten más tiempo en familia, con amigos o para dedicarlo a actividades personales”. También pretende mejorar la salud, “Mientras más larga la jornada laboral, más riesgo de enfermedades y aumento en probabilidad de sufrir accidentes”. A demás, generar más empleos más empleo “Al acortar las jornadas, muchos trabajos con turnos necesitarían más personal. Economistas prevén un aumento del número de trabajadores empleados de entre 5% y 8%, que implicaría más empleos para 200.000 a 300.000 trabajadores”.Y por último, plantea mejorar la productividad “Según estudios, mejores condiciones laborales aumentarían la productividad laboral, ya que las y los trabajadores estarán más satisfechos”.

 

Reducción de la jornada laboral: “Un aporte para el bienestar de las familias”

Gustavo Cortés (53) Preside la Federación de la Industria de trabajadores del Salmón de Quellón y es además encargado de Comunicaciones de la Confederación Nacional de trabajadores de la Industria del Salmonera y de Miticultura. Trabaja en la Planta de Procesos Primaria Río Dulce, perteneciente al Holding de Marine Farm . El sindicalista comenta su visión respecto al proyecto que busca disminuir la jornada laboral en 5 horas, reduciendo de las 45 horas actuales a 40 horas.

Gustavo comienza comentando que la mayoría de sus colegas viven en comunas aledañas a la de su lugar de trabajo y tiene que viajar más de 45 minutos para llegar a “la pega” , es decir una hora y media al día en traslado para llegar a laborar.  “Sería muy importante que ésta iniciativa se llevara a cabo, ya que podríamos pasar más tiempo con nuestras familias. Tengo colegas que pasan entre 10 y 12 horas en la planta, es decir, más de la mitad del día en función de su trabajo.

El Presidente de la Federación señala no estar de acuerdo con la jornada laboral actual, ya que sus colegas tienen turnos rotativos, lo que genera que se disminuya mucho el tiempo de calidad que se pasa con la familia. Respecto al sueldo que reciben, para poder llegar a tener algo digno, Gustavo comenta que prácticamente están obligados a trabajar hasta 4 horas extras, de lo contrario vienen las amenazas con despidos o la no renovación del contrato.

 

Sin embargo, aunque él y sus colegas están a favor de que la jornada laboral se disminuya y se conserven los sueldo, cree que ningún empleador estaría de acuerdo con ésta medida, ya que para ellos, “ojalá los empleados pasaran la mayor cantidad de tiempo posible trabajando. Más aún en la industria del salmón, donde se ha normalizado trabajar mínimo dos horas extras por jornada. 

 

Menos horas trabajadas: “más productividad laboral, mejor calidad de vida”

El dirigente afirma que no es lo mismo estar 12 horas trabajando (prácticamente obligado) a pasar a tener una jornada más flexible de 6 horas. A su vez señala que la jornada corta sería más productiva y eso está demostrado. “Cuando uno recién llega a trabajar al turno, produce más porque viene inyectado de energía, pero luego de las 11 horas seguidas laborando, uno nota el cansancio y la productividad claramente disminuye. Uno se pone a pensar en la familia, en los temas de la casa. Estoy seguro que a menor cantidad de tiempo, más productivos serán los trabajadores”, indica.

El encargado de comunicaciones de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Industria del Salmonera hace referencia a qué haría con esas horas menos de trabajo que tendrían, de llevarse acabo la iniciativa. “Yo creo que le dedicaría más tiempo al descanso o a la familia. Los trabajadores de la industria del salmón, muchas veces no pueden estar presente en instancias importantes de acompañamiento familiar que mejoren la calidad de vida , como llevar a sus hijos al control médico, o asistir a las reuniones de apoderados. Darse el tiempo para disfrutar de las cosas simples de la vida: Salir a caminar, comer juntos, ir al cine. “Hoy en día lo que más necesita la gente es descansar del ritmo de vida acelerado”, sentencia.