Científicas locales expondrán investigaciones sobre el vital ecosistema de Hueldén y su rol en la  biodiversidad de la Isla de Chiloé 

Científicas locales expondrán investigaciones sobre el vital ecosistema de Hueldén y su rol en la biodiversidad de la Isla de Chiloé 

 

  • La Dra. Mariela Núñez, Directora de la Fundación Senda Darwin y la Dra. Jenny M.Schmid-Araya, CEO  de la Consultora Científica PJSchmid,  criticaron el accionar de la posible construcción de un relleno sanitario situado sobre afloramientos de agua en el sector de San Antonio de Hueldén, Ancud. A su vez, manifestaron la importancia  del bosque nativo existente en el lugar, desde donde nacen vertientes que drenan hacia cinco ríos que alimentan a todo un territorio, para  luego conectarse con el río Huicha, el cual alberga a mamíferos, anfibios, peces y aves que dependen de éste curso de agua como hábitat para alimentarse y reproducirse. 

 

  • Las investigadoras presentarán mañana jueves 12 de septiembre, en el Municipio  de Ancud a la comunidad local y actores políticos, los antecedentes científicos con los cuales buscan contribuir a detener  el  avance del proyecto de relleno sanitario. La Fundación Senda Darwin ha desarrollado un estudio que describe las fuentes de agua superficiales y la vulnerabilidad del ecosistema de la cuenca del río huicha, a una contaminación en el Fundo Los Millanes. En tanto, la Consultora Científica PJSchmid realizó  estudios independientes Hydrobiológicos y ecológicos, investigando la biodiversidad acuática y su vulnerabilidad en la cabecera de la cuenca del Rio Huicha. 

 

Una marcha están preparando los dirigentes que están insertos en la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Urbanas de Ancud para  hoy (miércoles 11 de septiembre) con el motivo de exigir la pronta solución al tema de la basura que tiene complicados a los habitantes del norte de la Isla, debido a los impactos sociales, ecológicos y ambientales en las aguas y la biodiversidad del sector San Antonio de Hueldén.

En la misma linea, este jueves 12 de septiembre se reunirán los líderes sociales de San Antonio de Hueldén y alrededores, representantes de juntas de vecinos y comunidades indígenas quienes esperan la presencia del alcalde de Ancud, Carlos Gómez, y el gobernador provincial, Fernando Bórquez. Por parte de las comunidades williches, Juan Huentelicán, coordinador de la Mesa Territorial de Senda Chacao, expuso que la instancia permitirá a las comunidades indígenas plantear los argumentos técnicos para oponerse a los estudios de sondaje y eventual instalación del proyecto

 

El valor del ecosistema de San Antonio de Hueldén 

En el Fundo Los Millanes, donde las autoridades comunales y regionales quieren instalar un relleno sanitario, existe una meseta de altura, desde donde nacen vertientes que drenan hacia cinco ríos que alimentan a todo un territorio y luego se conectan con el río Huicha, que finalmente desemboca hacia el Canal de Chacao. El sustrato geológico de esta meseta corresponde a material gravoso depositado por el repetido avance de los glaciares hace más de 15.000 años atrás, constituyendo morrenas que modelan un paisaje de lomajes ondulados característicos de la parte oriental de la Isla Grande. 

Este material gravoso constituye acuíferos libres, muy permeables, por ende todas las cuencas del territorio noreste de la Isla de Chiloé están conectadas a través de este material , explica la Dra. Mariela Núñez, Directora de Fundación Senda Darwin. “Además de su función como reservorio de agua, en el bosque del Fundo Los Millanes existen especies de plantas nativas medicinales que endémicas de lugar y que los pueblos originarios han utilizado ancestralmente, para ayudar al cuerpo y al espíritu”, añade. 

El Huillín (Lontra provocax) visto acá en la Estación Biológica Senda Darwin, durante el Taller audiovisual de la Naturaleza, un regalo para nuestras vidas. La grabación fue realizada por Camila Benavides, compañera de grupo en el taller, gracias Cami.

Publicado por Fundación Senda Darwin-Chiloé en Jueves, 17 de mayo de 2018

La Bióloga de la Pontificia Universidad Católica de Chile, afirma que en Chiloé se ha perdido del bosque nativo a tasas alarmantes.  “En la parte alta de la cuenca del río Huicha existe aún un importante fragmento de bosque nativo, que ayuda al almacenamiento de agua en el suelo que lo entrega lentamente durante todo el año, así es que el río Huicha mantiene un caudal incluso en verano cuando varios esteros y pozos ya se han secado en Chiloe, por ende es una importante reserva de agua”.

La Magister en Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Chile, Doctora en Ciencias Forestales de la Universidad Austral, añade que “Esto determina que este sistema sea muy vulnerable a eventos de contaminación de las aguas, y un foco de contaminación en la parte alta podría permear aguas abajo hacia las aguas subterráneas de la cuenca del río Huicha y de todo un territorio del noreste de la Isla de Chiloé. En cuanto al flujo superficial, en el Fundo Los Millanes se han identificado 18 afloramientos de aguas superficiales. 

Según el Decreto 189, Titulo II, artículo nº11: “No podrán emplazarse Rellenos Sanitarios sobre suelos saturados, tales como aquellos en los que exista afloramiento de agua…”.

 

El aporte técnico y científico de los Centros de investigación y Consultoras 

La Estación Biológica Senda Darwin, ubicada en la cuenca de río Huicha (aguas abajo del sitio en donde se pretende emplazar el relleno sanitario de San Antonio de Hueldén), durante más de 20 años han mantenido investigaciones científicas, estudiando la biodiversidad, el funcionamiento de los ecosistemas y su respuesta frente al cambio climático. Además, son un Área Protegida Privada que resguarda la biodiversidad local, y los sedimentos que ya están siendo vertidos al río podrían afectar a mamíferos, anfibios, peces y aves que dependen del río Huicha como hábitat para alimentarse y reproducirse. 

Martín Pescador en EBSD

Nuestro Administrador Pablo Dutilh hizo esta impresionante toma.

Publicado por Fundación Senda Darwin-Chiloé en Martes, 9 de octubre de 2018

En un escenario de escasez hídrica en Chile y en particular en Chiloé, es el deber de los ciudadanos y las autoridades de cuidar nuestras últimas fuentes de agua. “Como equipo de científicos de la Fundación Senda Darwin hemos desarrollado un estudio que describe las fuentes de agua superficiales y la vulnerabilidad del ecosistema de la cuenca del río huicha a una contaminación en el Fundo Los Millanes. Nosotros hemos solicitado al Honorable Concejo Municipal de la comuna de Ancud una audiencia para presentarles esta información para que tomen sus decisiones de manera informada” plantean desde Senda Darwin.  


Además, existen herramientas que permiten realizar un análisis multicriterio para identificar las zonas donde se generan los menores impactos en el ámbito social, económico y ambiental para el emplazamiento de un relleno sanitario y hasta el momento esta herramienta no se ha utilizado para la toma de decisiones, sino que sólo se ha usado el criterio económico debido a que el Fundo Los Millanes “le sale gratis a Bienes Nacionales y al Municipio”. Sin duda un primer criterio es la protección de un recurso tan preciado como el agua para consumo humano y la agricultura. Considerando que estamos en un grave escenario de cambio climático del cual como sociedad somos tanto la causa del problema como actores principales en la búsqueda de las soluciones, debemos buscar las medidas adecuadas con la mejor información posible. 

 

En tanto la  Dra. Jenny M.Schmid-Araya, CEO  de la Consultora  Científica PJSchmid  de aguas continentales, institución la cual se dedica a generar estudios ecológicos y ambientales, evaluaciones biológicas de la calidad de agua, como también análisis estadísticos, comenta que en relación al caso de Hueldén, han llevado a cabo estudios independientes Hydrobiológicos y ecológicos,  en los cuales  han estado investigando la biodiversidad acuática y su vulnerabilidad en la cabecera de la cuenca del Rio Huicha y sus tributarios. “Estos informes investigan la riqueza de especies fluviales para comparar con el resto de Chile.”

 La doctora detalla que estos datos serán presentados en mayor detalle en la reunión de mañana  (12 de junio) a las comunidad y autoridades locales y provinciales, con el fin de apoyar el cuidado y preservación del ecosistema de San Antonio de Hueldén“Resultados preliminares indican que la cabecera de la cuenca es un sitio único, prístino con multitud de especies nuevas para la ciencia”, sentencia la investigadora. 

 

Resistencias al golpe neoliberal y a los crímenes extractivistas en la era del cambio climático

Resistencias al golpe neoliberal y a los crímenes extractivistas en la era del cambio climático

Los incendios criminales azotan La Amazonía, así como han azotado mayoritariamente diversos territorios de África y América, mientras las cumbres mundiales hablan de emergencia climática, sequías, cambio climático – calentamiento global, mientras la “diplomacia interestatal” busca la disminución voluntaria del dióxido de carbono (CO2) y mientras sucede esto, campañas locales promueven la erradicación de plásticos desechables en general y cambios de hábitos en consumidores, medidas valorables pero que resultan insuficientes ante la devastación imperante, ya que amplias zonas rurales y fuentes naturales indispensables para la existencia siguen colapsando y desapareciendo a causa del consumismo urbano y la basura, mientras la maquinaria extractivista de corporaciones económicas transnacionales siguen actuando con absoluto descontrol y voracidad, por encima de soberanías y territorios vitales.

Chile, cuna del neoliberalismo con el golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, es sede este 2019 de la Conferencia de Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, (COP25) que se realizará entre el 2 y el 13 de diciembre, donde algunos sectores hablan de las buenas intenciones para una “climatización” en gran parte de los grupos industriales extractivistas, donde acudirán de manera diferenciada a un mega evento diversos gobiernos – empresas, diplomáticos, Ongs y organizaciones de la sociedad civil o movimientos sociales, de estas últimas algunas dentro de los espacios oficiales y otras, con diversidad, por fuera, con actos de protesta y propuestas importantes, cuyas bases principales son las de otras economías, igualdad de derechos y respeto al medio ambiente en un sentido estricto, amplio y urgente.

Mientras gobiernos y transnacionales hablarán de las buenas voluntades y del éxito en haber salvado el Acuerdo de París, ocasión donde el gobierno anfitrión instalará en la agenda temas ejes como: Océanos, la Antártida, energías renovables, ecosistemas, bosques y biodiversidad, quien, así como los diferentes gobiernos presentes, destacará con orgullo su contribución de reducir emisiones de CO2 por unidad de PIB en un 30% al 2030, así como “manejar sustentablemente” y “recuperar” 100.000 hectáreas de árboles (nativos y exóticos), junto con forestar otras 100.000 hectáreas (también entre nativos y exóticos), mientras eso sucede, por fuera, los crímenes al medio ambiente continuarán por parte de las corporaciones económicas y de los propios estados, mientras acuerdos como el Foro de Cooperación Económica Asia y pacíficos (APEC) continúan en Chile ya que por segunda vez en la historia es sede de esta instancia para continuar con la liberalización del comercio y las inversiones empresariales industriales en la región Asia-Pacífico a costa del medio ambiente y los derechos humanos, espacios desarrollados durante todo este 2019.

Crímenes de corporaciones transnacionales y asociaciones ilícitas en los territorios de Pueblos y Naciones

El problema principal del calentamiento global – cambio climático, se relaciona a la progresividad e intensidad causado principalmente por las industrias extractivas y su relación con la depredación de amplias zonas territoriales, destruyendo la naturaleza, promoviendo la contaminación en diferentes aspectos y disminuyendo la calidad de vida de quienes habitan allí.

Al referirse al extractivismo, se consideran diversas actividades relacionados a la industria forestal – celulosa, minería, petroleras-fracking, energía industrial, agro industria de monocultivo y bio comubustible, entre otras, muchas veces vinculados a graves violaciones a los derechos humanos y a crímenes de lesa humanidad, fomentándose en diferentes países conflictos internos y armados, estados de sicariatos, redes de corrupción, con diferentes maquillajes pero que en el fondo, se relacionan con el extractivismo y los intereses de ciertos grupos de poder capitalista transnacional y/o local, dependiendo el lugar.

Los problemas del calentamiento global y el extractivismo no pueden dejar indiferente a nadie, porque es una situación de emergencia transversal y en el caso de los gobiernos que promueven los derechos de la naturaleza, no pueden ser incongruentes manteniendo explotación extractivista y actividades contaminantes, ni estatal ni privada.

La única posibilidad que se obtengan avances a favor de la existencia en el marco de estas cumbres, es que se sancione la explotación de la naturaleza, se prioricen con urgencia territorios para la conservación y se erradiquen del mercado fuentes o elementos naturales y las aguas que sostienen la vida, que deben ser prioridad protegerles así como restaurar las fuentes dañadas.

Dichas acciones debieran contribuir a una transformación positiva de la economía para que se terminen los desequilibrios e injusticias y se asuma el cumplimiento de las obligaciones estatales con relación al estándar internacional de derechos humanos, en especial los relacionados con libredeterminación de los pueblos, soberanías, patrimonio, autonomías, derechos de la naturaleza y culturas.

En estos tiempos, ante las incapacidades de gobiernos y corporaciones económicas de “auto regularse” para el respeto de los derechos humanos y medio ambiente, independiente de sus colores, todo sabotaje, prolongación e intensificación de las resistencias, campañas de concientización e información, educación, organización, incidencia, autonomías y propuestas alternativas, siguen siendo absolutamente necesarias y con mayor razón, ante las emergencias sociales, ambientales y económicas que el modelo neoliberal causa en el presente y que se proyecta con mayor magnitud, mismo modelo heredero del capitalismo colonialista, criminal y occidental, el mismo que por siglos ha venido promoviendo y justificando invasiones bélicas, esclavitud y colonización, opresión, desigualdades, asesinatos, desapariciones, acaparamiento y la concentración de poderes y privilegios para irracionales oligarquías o grupos de elit.

Frente a las diferentes crisis a nivel local y global, no es tolerable crímenes ambientales de ningún tipo, más aún con la magnitud de los recientes incendios en La Amazonía, numerosos intencionales, con cifras a fines de agosto del 2019 de superficie devastada por sobre los dos millones quinientas mil hectáreas, en territorios donde priman intereses industriales ganaderos, mineros, petroleros, agro – forestal industrial bio comubistibles y de energía, en territorios ancestrales de pueblos originarios, incluso en aislamiento voluntario.

No es posible que se acepte y naturalice el desplazamiento forzado de poblaciones rurales, asesinatos y persecución a defensores/as territoriales o la promoción planificada de conflictos armados, con la introducción masiva de armamentos en civiles, el amparo e impunidad de grupos paramilitares, mercenarios y sicarios, tendientes a que se cometan todo tipo de crímenes y delitos con el fin de controlar territorios para los intereses del extractivismo transnacional y en otros casos incluso estatales.

Chile, neoliberalismo y crímenes ambientales extractivistas

Chile no está exento de estas realidades, cuyo neoliberalismo impuesto con el golpe de estado en 1973 y consolidado en los gobiernos “democráticos”, otorgó amplios poderes de manera fáctica a grupos económicos que han basado sus economías en extractivismo expansivo, con depredación, contaminación y fomento del consumismo, con diversas prácticas de abuso y corrupción.

En Chile, para imponerse el modelo neoliberal desde aparatos de poder en Estados Unidos y Chile, se realizaron masacres y sistemáticos crímenes de lesa humanidad, lo que fue acompañado del saqueo de arcas, de bienes fiscales y de bienes colectivos, incluyendo la aberrante privatización de las aguas, cuya forma de apropiación y acaparamiento es propia de invasores.

Uno de los modelos del neoliberalismo es el forestal y celulosa, el que en la zona centro sur de Chile, se han venido extendiendo mega incendios forestales que sacuden al país cada cierto periodo, relacionados con las plantaciones industriales forestales de especies exóticas de pinos y eucaliptus.

El de mayor proporciones en este último tiempo, fue en la temporada estival del 2017 y que a inicios de febrero registraba casi 600.000 hectáreas devastadas de monocultivos forestales y una buena parte de bosque nativo, distribuidas en zonas de la Región de O’Higgins, en todo el Maule y buena parte del Bio Bio.

En su mayoría, los focos fueron generados de manera intencional en las plantaciones, arrojando 11 personas fallecidas, 1551 propiedades quemadas, 6162 damnificados y millonarias pérdidas económicas y materiales junto a un profundo daño ambiental.

Las empresas chilenas ligadas al negocio de la madera, son responsables de los mega incendios que han venido ocurriendo en este tiempo. Una, porque han introducido en los diversos territorios del centro sur de Chile especies exóticas como el pino y el eucaliptos que secan las tierras, succionan las napas subterráneas y generan verdaderos desiertos donde sumado a las altas temperaturas y la resecad de sus estructuras, principalmente de los pinos, las hacen un peligro constante para focos de incendio denominadas científicamente “pirófitas”.

Por otro lado estas plantaciones industriales de monocultivos presentan diferentes plagas descontroladas, entre ellas la llamada “Avispa Taladrora” que se ha introducido desde hace algunos años en las plantaciones de pino en las regiones de O”Higgins, Maule, Bio Bio, Araucanía y de los Ríos causando mortalidad de árboles, los cuales quedan con galerías y orificios en el fuste, no existiendo ningún controlador efectivo, relacionándose las zonas decretadas por el SAG con cuarentena por plagas con gran parte de los focos de incendios, lo que presume el propósito de la intencionalidad.

Dos son los grupos económicos que controlan la mayor parte del negocio forestal: CMPC del grupo Matte y COPEC-ARUAUCO_CELCO de Angelini, grupos pro golpistas y que obtuvieron diversos beneficios por la dictadura militar de Pinochet y luego por los gobiernos “democráticos”, llegando a controlar más de dos millones de hectáreas en el centro sur de Chile y con el funcionamiento de varias plantas industriales de celulosas, todas con prontuarios por graves hitos de contaminación.

Sin embargo los crímenes ambientales no llegan ahí, el extractivismo desenfrenado causa estragos en diversas zonas declaradas “saturadas”, donde el funcionamiento industrial continúa a pesar que los derechos a la vida, a la salud y a un medio ambiente libre de contaminación están evidentemente violados por el funcionamiento de termoeléctricas, refinerías o la explotación minera al lado de zonas pobladas, algunos de ellos son:

– Tocopilla y Mejillones (Termoeléctricas, procesadora de minerales oxidados y agroquímicos);

 Calama – Chuquicamata (Explotación minera);

– Andacollo y alrededores (Explotación minera);

– Quinterno, Ventana y Puchuncaví (termoeléctricas, refinerías, terminal de gas);

– Coronel (termoeléctricas, fundiciones, calderas);

A estas extremas situaciones, se agregan numerosos casos de impactos ambientales y de depredación de elementos de la naturaleza, principalmente aguas, generado por las diferentes industrias extractivas, manteniéndose en el presente latentes conflictos socio ambientales donde amplias poblaciones en todas las regiones del País buscan impedir la imposición de proyectos atentatorios a las fuentes naturales y a la vida de las comunidades locales o bien, exigen la restauración de los territorios ya dañados, esto, mientras zonas como Quellón en Chiloé, van perdiendo miles de hectáreas de bosque nativo en los últimos años a causa de la tala ilegal.

Chiloé, el Presidente Sebastián Piñera y el Cambio Climático.

El Presidente de Chile Sebastián Piñera, adquirió al magnate estadounidense Jeremiah Henderson el año 2005 amplios terrenos en el sur de la Isla Grande de Chiloé, mayoritariamente en zonas de la comuna de Quellón. Las estimaciones sobre la superficie son más de 118.000 hectáreas,.

Dichos terrenos son parte de territorios ancestrales y que en el presente se denomina “Parque Tantauco” para el negocio privado de la conservación, el que está bajo la administración de la Fundación Futuroel que señala: “El año 2005 Fundación Futuro comenzó a administrar las 118.000 hectáreas que conforman hoy el Parque Tantauco, un proyecto de conservación privada en el extremo sur de la Isla de Chiloé que, por amor a la naturaleza, mantiene y cuida el área para la educación y el disfrute de la comunidad regional, nacional e internacional”.

Agrega en otro punto: “El parque abarca más de 150 km de costa, donde se alimentan y reproducen cetáceos como ballenas azules y francas, y 130 km de senderos para trekking, donde existen refugios para los caminantes y miradores para apreciar la belleza de este lugar de selva chilota virgen, que guarda la reserva de Ciprés de las Guaitecas más grande de Chiloé, al escurridizo Zorro Chilote o la diminuta Rana de Darwin”.

La realidad de este Parque, una isla dentro de otra isla, dista mucho de las realidades territoriales que viven los territorios en Chiloé. con pérdidas en los últimos años en más de 10.000 hectáreas de bosque nativo mayoritariamente en la comuna de Quellón, al lado del Parque Tantauco. Lo que se ha venido agudizando en este último tiempo.

Mientras el Presidente Piñera mantiene estos terrenos para “la conservación”, alrededor y de manera incomprensible, continúan amenazando diversos proyectos que dañan a la naturaleza y que afectan a las poblaciones locales, bajo el amparo y promoción de su gobierno. Conservación para él, extractivismo para los demás.

En Chiloé llueve entre 2.000 y 2.500 milímetros al año, sin embargo, la depredación de estos ecosistemas indispensables para la vida, obligan en temporada estival a abastecer a una alta población rural, miles de personas, con camiones aljibe. territorio donde no existen glaciares ni montañas con nieve, pero sí humedales, turberas y pomponales que permiten las fuentes de agua dulce.

En diversos puntos de Chiloé las actividades empresariales, estatales e incluso de particulares, continúan interviniendo y hasta depredando ecosistemas únicos. Algunos casos:

– El Municipio de Ancud y el Gobierno Regional, pretende imponer un “Relleno Sanitario” y emplazarse en medio de 11 humedales, de nacimientos de fuentes de agua y de espacios de significación cultural, ancestral y espiritual de tres comunidades del territorio williche afectado directamente.

– En Mocopulli, comuna de Dalcahue, varios ecosistemas de humedales fueron depredados y contaminados por el hecho que se encuentran emplazados 7 vertederos en un radio de 1 km, varios de ellos abandonados sin cumplir con un plan de cierre y daños a las napas subterráneas, como también riachuelos y ríos donde los desperdicios han hecho desaparecer las especies que habitaban en esas zonas, denunciaron vecinos del territorio.

– En la comuna de Castro se pretende emplazar el proyecto “Línea de Transmisión 220 kV Chiloé-Gamboa” de la empresa transnacional Saesa, que fue aprobado sin que se hayan atendido impactos ni el cumplimiento de derechos indígenas y que abarca una superficie de casi 5 hectáreas que involucra un importante humedal, fuentes de agua (vertientes, laguna, río, napas, trayenko), pomponales, lo que sería afectado por diversas mega instalaciones, excavaciones, numerosas obras y torres eléctricas al lado de familias y por sobre el espacio de significación espiritual de la comunidad, de uso tradicional y de gran importancia de acuerdo a la cosmovisión ancestral. El caso en el presente está judicializado y es materia de atención en derechos humanos.

– Ancud, cuenta con una superficie total de 4.660 hectáreas de humedales y uno de ellos es el humedal de Pudeto, ubicado en las inmediaciones del radio urbano. Este sector es el hábitat de varias especies migratorias y locales como el churrete chico, el flamenco chileno, patos, garzas, taguas, gaviotas, treiles, entre otras aves, sin embargo progresivamente se ha venido afectando con diversas intervenciones de construcción, incluso, está en proyección obras viales.

– El proyecto “Parque Eólico Chiloé”, de la empresa chileno-sueca Ecopower S.A.C, con sus mega instalaciones, se pretende instalar en la zona de Quilo-Mar Brava, comuna de Ancud, proyecto aprobado y que afectará a miles de personas que viven en Mar Brava y los sectores aledaños, quienes viven de la producción agrícolas, ganaderas, pesca artesanal y turísticas, terrenos que además tiene frágiles ecosistemas, incluyendo humedales.

En Chiloé, según la plataforma interactiva “Humedales Chiloé”, a partir de la información proporcionada por el Ministerio de Medio Ambiente, la Seremi de Medio Ambiente de la Región de Los Lagos y el Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), se han identificado un total de 1.315 humedales en el archipiélago, los que cubren una superficie de 35.479 hectáreas, los que se encuentran desprotegidos y varios amenazados.

Desafíos ambientales

Desde la Relatoría sobre los derechos humanos y el medio ambiente de Naciones Unidas como parte de los mecanismos y procedimientos especiales de protección de DDHH, se señala: “Todos los seres humanos dependemos del medio ambiente en el que vivimos. Un medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible es esencial para el pleno disfrute de una gran variedad de derechos humanos, entre otros, los derechos a la vida, la salud, la alimentación, el agua y el saneamiento. Sin un medio ambiente saludable, no podemos satisfacer nuestras aspiraciones ni vivir a la altura de los estándares mínimos de dignidad humana. Simultáneamente, la protección de los derechos humanos ayuda a proteger el medio ambiente. Si los ciudadanos reciben instrucción y participan en las decisiones que les afectan, pueden ayudar a garantizar que esas leyes respeten su necesidad de un medioambiente sostenible”.

Hoy, las directrices del estándar internacional de Derechos Humanos en medio ambiente está lejos de la agenda COP25, la que aún no contempla las obligaciones estatales y de transnacionales con respecto a los pactos y tratados internacionales de Derechos Humanos, por el contrario, mientras el cambio climático se convierte en un mega evento en Chile con variadas posturas de buenas intenciones para “salvar al planeta” , por el lado, asociaciones comerciales y financieras como APEC, BID, BM, FMI y nuevos instrumentos que se pretenden imponer en países del Asia y del Pacífico como el TPP 11, continúan dotando de poderes y privilegios supra estatales a corporaciones privadas, muchas de las cuales mantienen activas prácticas de contaminación, depredación, acaparamientos y violaciones sistemáticas a los derechos humanos, sin que nadie les ponga un límite.

Es menester que las agendas de trabajo de estas cumbres, incluyendo las de sociedades civiles y movimientos sociales, complementariamente a las acciones de resistencias, atiendan los desafíos desde una perspectiva de derechos y de exigencia en la estandarización de las obligaciones estatales y transnacionales, en caso contrario, continuará la devastación extractivista neoliberal y los incendios criminales para diversos territorios del planeta, incluyendo Chile, considerado dentro de los 10 Países del planeta más afectadas por el fenómeno del Cambio Climático – Calentamiento Global, según el reporte de Índice Global de Riesgo Climático 2017, presentado por Germanwatch en la COP22.

Toda vida depende del agua: Extracción del pompón y depredación de humedales en Chiloé

Toda vida depende del agua: Extracción del pompón y depredación de humedales en Chiloé

 

Humedales en Chile

La cantidad de humedales que hay en Chile de acuerdos a catastros e inventarios varía de acuerdo a los enfoques. En el año 2015 se hablaba desde la cartera del Medio Ambiente de 30 mil humedalesEn octubre del 2017 se señaló que existen 40.378 humedales inventariados, con un total de 1.317.704 hectáreas, correspondiente al 1.75 % de la superficie de Chile continental.

Sin embargo dichas cifras van variando considerando si se suma lo insular y también las variaciones con respecto a las subestimaciones que hay sobre las turberas. En definitiva, se estaría contemplando una superficie aproximada de 1.460.400 hectáreas (1,93 % superficie del País), concentrados principalmente en las regiones de Aysén (444.200 ha), Magallanes (288.600 ha) y Los Ríos (129.300 ha), cuya presencia se da en múltiples formas: “altoandinos” como bofedales y vegas.

En la zona costera hay estuarios, marismas, albuferas (ingresos de mar), y en zonas patagónicas se manifiestan en turberas, verdaderos bloques de vegetación y agua que se prolongan por metros hacia el subsuelo, estimándose que la cifra puede ir en evolución.

Fuentes oficiales señalaban el 2017 que solo el 2% de los humedales tiene alguna protección ya sea como santuario de la naturaleza, conservación marina o Ramsar. La Convención Ramsar, si bien no protege de oficio a humedales, tiene como principal objetivo la conservación y el uso racional de los humedales, existiendo 14 zonas en Chile bajo esta categoría.

 

El recurso vital de Chiloé: Sphagnum magallanicum

El pompón, nombre común del Sphagnum magallanicum, es un musgo cuya característica más sorprendente es que es capaz de absorber muchísima agua: hasta 20 veces su peso seco, elemento fundamental para la existencia de las fuentes de agua en el archipiélago de Chiloé, territorio donde no existen glaciares ni montañas con nieve, pero sí humedales, turberas y pomponales.

En Chiloé llueve entre 2 mil y 2.500 milímetros al año, sin embargo, la depredación de estos ecosistemas indispensables para la vida,obligan en temporada estival a abastecer a una alta población rural con camiones aljibe, así lo reafirma recientemente a medios, Pablo Parra, presidente de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo.

Por su parte, el grupo de trabajo de derechos humanos y humedales, señaló a medios radialesque en el Archipiélago de Chiloé existe una grave desprotección y depredación de estos espacios, sean estos costeros o de turbera, que constituyen ecosistemas de transición entre sistemas naturales terrestres y acuáticos, que están temporal o permanentemente inundados, regulados a su vez por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan.

El Grupo resalta que a los humedales se les identifica como superficies cubiertas de agua, o áreas en las que el agua subterránea aflora a la superficie, para la supervivencia humana y su entorno. “Son, uno de los entornos más productivos del mundo, cunas de diversidad biológica y fuentes naturales de agua”, indican.

En diversos puntos de Chiloé, actividades empresariales , estatales e incluso de particulares, continúan interviniendo y hasta depredando ecosistemas únicos. Algunos casos:

En la comuna de Quellón, no existe plan de ordenamiento territorial que proteja y en el presente, se evidencia descontrol y abuso en la tala del bosque nativo y humedales, siendo una de las comunas con más alto indice de depredación a nivel País, señalado por diferentes especialistas y de amplios ámbitos científicos. Se suman denuncias por actos agresivos y amenazas desde grupos madereros con fondos estatales.

El Municipio de Ancud, pretende imponer un “Relleno Sanitario” y emplazarse en medio de 11 humedales, de nacimientos de fuentes de agua y de espacios de significación cultural, ancestral y espiritual de tres comunidades del territorio williche afectado directamente. La situación no solamente expone al alcalde de Ancud, Carlos Gómez Miranda, sino a los diferentes municipios de Chiloé en materia de derechos humanos por los efectos que han causado los basurales municipales y que obliga a buscar soluciones integrales y coordinadas.

En Mocopulli, comuna de Dalcahue, varios ecosistemas de humedales fueron depredados y contaminados por el hecho que se encuentran emplazados 7 vertederos en un radio de 1km., varios de ellos abandonados sin cumplir con un plan de cierre y daños a las napas subterráneas, como también riachuelos y ríos donde los desperdicios han hecho desaparecer las especies que habitaban en esas zonas, denunciaron vecinos del territorio.

En la comuna de Castro, se pretende emplazar el proyecto “Línea de Transmisión 220 kV Chiloé-Gamboa” de la empresa transnacional Saesa, el que fue aprobado sin que se hayan atendido impactos ni el cumplimiento de derechos indígenas y que abarca una superficie de casi 5 hectáreas que involucra un importante humedal, fuentes de agua (vertientes, laguna, río, napas, trayenko), pomponales, lo que sería afectado por diversas mega instalaciones, excavaciones, numerosas obras y torres eléctricas al lado de familias y por sobre el espacio de significación espiritual de la comunidad, de uso tradicional y de gran importancia de acuerdo a la cosmovisión ancestral. El caso en el presente está judicializado y es materia de atención en derechos humanos.

Ancud, cuenta con una superficie total de 4.660 hectáreas de humedales y uno de ellos es el humedal de Pudeto, ubicado en las inmediaciones del radio urbano. Este sector es el hábitat de varias especies migratorias y locales como el churrete chico, el flamenco chileno, patos, garzas, taguas, gaviotas, treiles, entre otras aves, sin embargo progresivamente se ha venido afectando con diversas intervenciones de construcción, incluso, está en proyección obras viales.

 

Extracción del pompón en Chiloé

Según Decreto N.º 25, publicado en El Diario Oficial el 2 de febrero del 2018 y que comenzaría a regir en el mes de agosto del año pasado, (sin embargo fue pospuesta por el Gobierno de Piñera para agosto de este 2019) se lleva a cabo la primera regulación que impulsa el Ministerio de Agricultura para la extracción del pompón, el que entrega herramientas legales para el control y eventual prohibición de extracción de la especie Sphagnum magellanicum, el que se ha efectuado desde la Araucanía a Magallanes indiscriminadamente y sin control, con diversas denuncias principalmente en zonas de Chiloé y Aysén.

El geógrafo Alvaro Montaña, destaca a La Revuelta de Chiloé, que este decreto busca regular la extracción de pompón y no prohibirla, otorgando competencias fiscalizadoras y sancionadoras al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para que la extracción del pompón sea renovable en el tiempo. Estas son las medidas para tal propósito:

Que la corta y extracción se realiza de manera manual, sin superar los 15 centímetros de la hebra y dejando siempre 5 centímetros de hebra viva del musgo y que el sector del pomponal o humedal a cosechar se divida en 12 trozos o sectores, donde se coseche un sector por año, dejando siempre un 30% de musgo sin cosechar en cada sector cada año de cosecha.

Se prohíbe drenar el pomponal u ocupar maquinaria para la extracción y obliga a contar con un “Plan de cosecha del pompón” el cuál debe ser aprobado y fiscalizado por el SAG. Medidas que resultan antojadizas, dado que la evidencia científica de estudios en pomponales es insuficiente y donde hay grandes diferencias del crecimiento del musgo entre sectores de un pomponal y entre pomponales.

Montaña señala que en la práctica este decreto viene a regular una actividad que no lo estaba y legaliza la extracción de este musgo de elevada importancia hídrica, en un archipiélago que año a año sufre de severas crisis de agua. “Siendo uno de las principales causas del problema la degradación de ecosistemas que retienen y almacenan agua, como los humedales del tipo pomponal y los bosques”, indica el profesional.

Varias voces han venido planteando sus dudas al proceso, en primer lugar porque no prohíbe una actividad que se relaciona directamente con el origen de las fuentes de agua en Chiloé y que debería ser lo prioritario y en segundo término, se cuestiona la capacidad del Servicio Agrícola y Ganadero para fiscalizar la materia.

Alvaro Montaña señala: “En definitiva el Ministerio de Agricultura legaliza una actividad económica perjudicial para el cuidado del agua dulce y le entrega la potestad de fiscalizar y sancionar al SAG los Planes de manejo de cosecha de pompón, institución que carece de equipamiento, presupuesto y personal para esta tarea, por lo que todo hace presagiar que los pomponales chilotes correrán la misma suerte que los montes nativos, que han sido severamente talados y degradados pese a que la CONAF debiera fiscalizar los planes de manejo que impedirían su pérdida y destrucción. No todo en la naturaleza se puede extraer, hay ecosistemas cuyo valor es tan alto que es necesario preservar, por el agua de hoy pero sobre todo por la del mañana”.

Los niveles de reacción desde la institucionalidad para la protección de ecosistemas indispensables para la vida y las fuentes de agua en Chiloé, como los humedales, turberas, pomponales y bosque nativo, son tibios y ambigüos, cuyos espacios se siguen perdiendo, degradando y desapareciendo a un ritmo alarmante. En consecuencia, los beneficios esenciales que dan los humedales a la existencia también van desapareciendo. Múltiples asentamientos humanos se siguen emplazando en estos espacios a través de la especulación inmobiliaria y extractivista e incluso, varios siguen siendo objeto de botaderos de basura o están amenazados por mega instalaciones viales o eléctricas.

En el trabajo de investigación denominado “Crisis hídrica en Chiloé: extractivismo y políticas públicas como detonante”, se señala “Para escapar de la problemática de déficit hídrico y contar con agua de calidad y al largo plazo, es indispensable mejorar el uso que los seres humanos hacen de los ecosistemas, donde son relevantes la mantención de las diferentes formas de vida, el suelo y el agua. El déficit hídrico estival, tiene una simple causa: que el agua que precipita en la temporada invernal no queda almacenada naturalmente en humedales, vegetación y suelos de los ecosistemas nativos chilotes. Por lo tanto, la principal causa del problema son las prácticas productivas y extracción no regulada de recursos naturales que han afectado a humedales (turberas y pomponales) y bosques nativos”.

Escasez hídrica en Chiloé: diagnostico acotado y propuestas para un manejo sostenible del agua”, es la investigación que constituye el capítulo 4 [Pág. 99-128] del libro físico “Archipiélago” del Centro de Estudios Sociales de Chiloé (CESCH), señalando que de acuerdo al mapa de territorios vulnerables de Mideplan (2012), en Chiloé existen 13.000 personas con problemas de acceso al agua potable, concentrándose el primer problema en las comunas de Dalcahue, Queilén y Quemchi, mientras que en lo relacionado al agua potable, 5 comunas tienen más de 1.000 familias que no cuentan con servicio de agua potable. Según el Cabildo del Agua de Chiloé, 2015; “La población afectada por desabastecimiento hídrico corresponde al menos a un 35% de la población rural (aproximadamente 13% de la población total) de la Provincia de Chiloé”.

Cabe señalar que existe jurisprudencia con respecto a la protección de humedales. En fallo unánime, la Corte Suprema en agosto del año 2018, acogió recurso de protección y ordenó al Serviu de Los Lagos y a las empresas inmobiliarias GPR Puerto Varas Limitada y Socovesa Sur S.A. adoptar una serie de medidas de protección del humedal Llantén, ubicado en la ciudad de Puerto Montt. Entre otros puntos, el máximo tribunal establece que la recurrida Inmobiliaria aun cuando sea dueño del terreno donde se emplaza el humedal, no se encuentra facultada para drenar sus aguas atendido el bien superior que ha de resguardarse, esto es, proteger el referido ecosistema.

 

 

 

Plataforma interactiva

En Chiloé, según la plataforma interactiva “Humedales Chiloé”, a partir de la información proporcionada por el Ministerio de Medio Ambiente, la Seremi de Medio Ambiente de la Región de Los Lagos y el Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), se han identificado un total de 1.315 humedales en el archipiélago, los que cubren una superficie de 35.479 hectáreas.

40 de estos humedales (436 ha) corresponden a zonas costeras prioritarias, ecosistemas que cumplen un rol especialmente relevante como lugar de descanso, alimentación y reproducción de diversas colonias de aves playeras migratorias. Las turberas, en tanto, cubren 18.699 hectáreas, constituyendo los principales reservorios de agua del archipiélago.

Por su parte, los humedales lacustres y ribereños (ríos, lagos y lagunas) ascienden a 354, cubriendo 16.343 hectáreas.

Histórica marcha ambiental en Hualaihué: “El Pueblo Consciente Defiende el Medioambiente”

Histórica marcha ambiental en Hualaihué: “El Pueblo Consciente Defiende el Medioambiente”

 

 

 

  • Hualaihué es una comuna  de la Región de los Lagos, ubicada en la Provincia de Palena. Fue fundada hace 40 años, designándose como capital comunal a Hornopirén. Desde el año 1979 hasta 1992, la historia era una. Hualaihué tenía una cultura propia, había solidaridad entre vecinas y vecinos, las costas estaban limpias, el mar proveía y la tierra también. En adelante con la llegada de la Industria Salmonera todo se ha ido transformando convirtiéndose en una Comuna dependiente, de paso, sustentada en una economía restringida en su mayoría a los monocultivos de Salmón químico, según comentan los lugareños, entre los cuales está Sebastián Ojeda Uribe, (31) Ingeniero Civil, Miembro de la Agrupación Cultural, Turística y Medioambiental Mar y Tierra de la comuna de Hualaihué.

 

  • El jóven activista, comenta que el Sábado 17 de Agosto de 2019, fue un día Histórico en Hualaihué, es primera vez en 4 décadas de existencia que vecinas y vecinos de distintas localidades de la Comuna, organizaciones de base, comunidades indígenas, miembros de sindicatos y agrupaciones, se reunieron voluntariamente en la Capital Comunal – Hornopirén para llevar adelante la 1era Marcha Familiar por la Defensa del Río Cisne y el Territorio, en donde gritaron fuerte que:  “¡ El Pueblo Consciente Defiende el Medioambiente !”.

 

#SalvemosRioCisne
#NoAlAPisciculturaSanJoaquín

La orogénesis de la “Histórica”  Marcha

Sebastián relata cómo se ha ido articulando los movimientos ambientalistas en la comuna de Hualaihué. Señala que las Hualas , que es la primera agrupación feminista que existe en la comuna, fueron quienes promovieron la primera reunión que fue dando vida a un espacio de convergencia en defensa del territorio y medioambiente en la localidad de Hornopirén a inicios del mes de julio de este año.  A comienzos de agosto, se decide oficializar el espacio denominándolo Red de Protección Ambiental de Hualaihué (RPAH)lugar de convergencia, el cual reúne a vecinos y vecinas principalmente de Hornopirén, y los al rededores como Aulen, Manzano y la Agrupación Mar y Tierra del sector de Hualaihué Estero. 

 

Todas estás organizaciones, movimientos y agrupaciones, poseen un problemáticas  territoriales en común. Sebastián indica que,la RPAH, comparte la  necesidad y urgencia de impulsar y fortalecer la articulación entre organizaciones de base.cuyos objetivos principales se pueden resumir en; ser un espacio de articulación e impulsor de organizaciones territoriales en la comuna; trabajar en temáticas de educación y conciencia ambiental; generar mecanismos de fiscalización y denuncia que puedan ser un aporte a la mejora continua de la gestión ambiental en la comuna; y elaboración de propuestas que vayan dirigidas a impulsar la preservación y conservación del territorio.

 

La marcha del 17 de agosto, nace desde una iniciativa impulsada en Caleta el Manzano, sector que junto con Hualaihué Estero,  serían los  más afectadas con la inminente Instalación de la Piscicultura San Joaquín, que se pretende ubicar en el Río Cisne. A principios de agosto, en el espacio de coordinación en defesa del Rio Cisne o  que al igual que RPAH congrega a vecinos y vecinas del sector, miembros de la Agrupación de Recolectoras de orilla La Estrellita del Manzano, miembros de Comunidades indígenas, Pescadores y la Agrupación Mar y Tierra. Esta idea la llevamos a la Red, y en pocas semanas se transformó en una misión histórica, impulsar lo que sería la primera marcha ambiental en defensa del Río Cisne y el territorio.

 

 

Hualaihué Sustentable

El problema o miedo latente que hoy existe en la comuna o en quienes estamos a favor de un desarrollo sustentable, es que una vez terminada la pavimentación de la carretera austral entre el tramo Caleta Puelche y Hornopirén, se intensifique el modelo extractivista que nuestro país no ha podido superar o más bien nuestras autoridades han perpetuado a través del conocido vínculo entre política y negocios.

Hoy por ejemplo existen problemas de abastecimiento de agua potable, lo que es una tremenda deuda con los sectores costeros y en zonas altas de la comuna, donde pese a tener ríos caudalosos, no existen proyectos de Agua Potable Rural  y se abastecen por medio de camiones aljibe, que sólo pueden dar soluciones a corto plazo. Sabemos que la prioridad es el mercado especulativo con que se está zonificando la comuna, hay derechos de aguas cedidos a mineras, forestales e hidroeléctricas lo que sumado a los 46 centros de engorda de la industria salmonera, nos da una ecuación que ya conocemos con casos similares en el país, matriz productiva extractivista,es igual a zonas de sacrificio, de lo cual no estamos dispuestos a ser cómplices.

El vocero ambientalista agrega que también que hoy existen diversos proyectos de Ley, que podrían perjudicar más aún el panorama medioambiental y de soberania de los pueblos respecto a su territorio. Por ejemplo el que se quiere impulsar para la limpieza del fondo marino que viene a modificar la Ley N°18.892, con el objeto de exigir la remoción de sedimentos a los titulares de concesiones de acuicultura para el cultivo de especies exóticas que puede ser peor que la enfermedad porque no tiene un sustento técnico capaz de asegurar que no existirán más consecuencias negativas. Por otro lado, está el proyecto de Ley Marco de Cambio Climático, que deberá ser una hoja de ruta fundamental para la conservación de los ecosistemas, la Ley del Servicio de Biodiversidad y Zonas Protegidas que entra en conflicto con la administración que tienen las comunidades indígenas en sus territorios. A su vez, la reciente aprobación de TPP11 que privatiza la semilla entre otras consecuencias relacionadas con el control internacional sobre la soberanía.

 

Participación ciudadana , soberanía del territorio y desarrollo comunal

El cuidadano hualaihuense señala que frente a todos los impactos que los proyectos de ley pudiesen tener en general a largo plazo, la comunidad de Hualaihué posee una  postura local relacionada principalmente con la participación ciudadana. “Hoy se está impulsando por parte de las organizaciones el empoderarse de las distintas formas administrativas y judiciales que nos puedan amparar, primero para tener voz y voto en decisiones como los planes de desarrollo comunal, planes de turismo, planes educativos, junto con exigir a las autoridades locales la creación de espacios con financiamiento estatal exclusivamente dedicados a levantar información del patrimonio, como es una de las propuestas que la Agrupación Mar y Tierra hace dos años propuso a la I. Municipalidad de Hualaihué, la creación de una Oficina de Medioambiente” indica.

Agrega que, con ello lo anterior, y en conjunto a las organizaciones de base buscar los mecanismos para impulsar también distintas formas de protección del territorio, como por ejemplo; santuarios de la naturaleza, reservas, parques etc. “Lo primero hoy es conservar y proteger lo que tenemos. Por eso hace dos años como agrupación estamos trabajando en la primera Ordenanza Municipal para la Protección del Humedal de Hualaihué Estero, trabajo que ahora se está articulando con otras localidades que también tienen marismas y una importante avifauna como son Rolecha y Hornopirén”.

 

 

Como segundo paso, es pensar en la reconversión laboral y la diversificación de la economía local, por medio del cooperativismo, incentivar el turismo de base comunitaria, y conocer y potenciar las distintas iniciativas de producción local que hoy hay en la comuna enfocada a alimentación sana y sustentable.

El ingeniero civil, sostiene que la Agrupación Mar yTierra, son una organización cuyo objetivo también es aportar en la recuperación de la identidad cultural y tradiciones de la comuna,  ya que tienen la convicción que de esta forma les permitirá llegar al corazón del pasado de la vida de los habitantes del sector y recuperar el relato que existía que hablaba sobre la solidaridad en el territorio. El turismo en el que creemos tiene que ser a escala humana, valorando y reconociendo a las personas que por décadas han entregado su vida al trabajo en el mar y la tierra. Más allá de todas las potencialidades en deporte aventura, comidas locales, y los múltiples paisajes maravillosos que ostenta la comuna.

 

 

Mirada hacia futuro: el estado de la discusión actual

Ojeda manifiesta que hoy se encuentran en una primera gran batalla por la defensa del territorio, la cual  es detener la instalación de la Piscicultura San Joaquín, “proyecto que por lo demás fue ingresado como una Declaración de Impacto Ambiental y no un Estudio, principal motivo de rechazo que hoy tiene por parte de la comunidad, ya que en su desembocadura se encuentra el Humedal de Hualaihué Estero – Caleta el Manzano, que alberga aves migratorias todos los años, existen comunidades indígenas a las cuales no se les consultó nada, incumpliendo una ley de la república como es el convenio 169 de la OIT ratificado el 2008 por el Estado; el Río Cisne tiene un valor arqueológico incalculable donde se encontraron 16 conchales y 9 corrales de pesca, el borde costero está en proceso de solicitud ECMPO (Espacio Costero Marítimo de Pueblos Originarios) por parte de las comunidades indígenas, provee de alimento y trabajo a las vecinos y vecinas y agrupaciones de recolectoras de orillas, en fin recoge todos los puntos del articulo 11 literal b) de la Ley 19.300 para ser un Estudio de Impacto Ambiental y no una simple declaración” dice.

El Ambientalista finaliza explicando cuáles son sus 3 principales objetivos a corto plazo.  El primero llegar hasta las últimas instancias judiciales y administrativas para detener el proyecto Piscicultura San Joaquín, por lo que estamos preparando una reclamación para el mes de septiembre con la que iremos a Tribunales Ambientales de Valdivia.

El Segundo, es avanzar en la consolidación y crecimiento de espacios de articulación entre organizaciones y vecinos, porque sin organización no hay victoria posible. Por lo que estamos invitando a tod@s a participar de las distintas iniciativas que estamos impulsando, como son conversatorios, charlas de visitas de expertos, con tal de involucrar a la comunidad de manera propositiva también. No todo es rechazar, también es contribuir en educación y conciencia ambiental. El tercero, conseguir que se abra el debate comunal donde podamos incidir en la decisiones que se quieren tomar respecto a los planes de ordenamiento territorial, planes de educación, planes de gestión ambiental, que puedan darnos seguridad que se está levantando la información necesaria para potenciar y preservar la comuna. Con estos lineamientos creemos que aumentará la participación ciudadana, así mismo la exigencia y agilidad de las autoridades locales, puesto que hasta hoy sólo vemos pasividad.

Sphagnum y turberas: Las dudas sobre la aplicación del decreto que regula su extracción

Sphagnum y turberas: Las dudas sobre la aplicación del decreto que regula su extracción

El 3 de agosto, luego que el actual gobierno postergara en un año su entrada en vigencia, comenzó la aplicación del Decreto 25 de 2017 (publicado en El Diario oficial el 2 de febrero de 2018) por el cual el Ministerio de Agricultura dispuso medidas para la protección del musgo Sphagnum Magellanicum.  El conocido pompón, que crece lentamente sobre la turba, aquellos ecosistemas que no solo tienen una rica biodiversidad sino que son fundamentales para el ciclo hídrico natural e incluso la captura de carbono, tan vigente en días de la COP25 en Chile.


Por Patricio Segura Ortiz.

 

Hasta hoy la extracción (cosecha, le llaman) del   la consecuente destrucción de turberas estaba en tierra de nadie.  Un  tema grave dado que la materia orgánica en descomposición que contiene la turba muchas veces es resultado de miles de años de acumulación, con una renovabilidad ínfima. En la Patagonia, por ejemplo, algunas se originaron hace más de 10 mil años.

Estas características han hecho que se le considere legalmente fósil, tanto así que su extracción está reglada por el Código de Minería.  El propio ministerio del ramo en su glosario la califica como la “primera etapa de transformación de un vegetal a un mineral (carbón)” y su explotación se realiza vía concesión minera.En antecedentes de ello, dos proyectos en tramitación elevan su estándar de protección: Uno presentado por los senadores Carmen Gloria Aravena (ind.), Francisco Chahuan (RN), Alfonso de Urresti (PS), Carolina Goic (DC) y Ximena Órdenes (PPD), que convierte la turba en elemento no susceptible de concesionar y exige estudio de impacto ambiental para su intervención.  Y otro de los diputados Diego Schalper (RN) y Juan Luis Castro (PS) que exige ingreso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental siempre y cuando la extracción sea de un volumen superior a los 10 mil M2 al año.

 

En este escenario el 3 de agosto de 2019 representa un hito

Es la primera vez que en nuestro país quienes busquen intervenir estos ecosistemas con fines productivos deberán presentar un plan de cosecha ante el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), organismo que podrá autorizar o rechazar la solicitud sobre la base del cumplimiento de una serie de requisitos que incluyen largo de la hebra, cuidado de no afectar la turba y evitar la sobreexplotación.  Y períodos de no extracción.

Por cierto que no es el ideal.  Lo óptimo, a la luz del problema de artificialización global que nos tiene hoy en crisis climática en todos los territorios, era aplicar una moratoria definitiva.  Estas áreas críticas al permitir la retención natural del agua dulce en su tránsito al mar.  Para la ecóloga y directora del capítulo nacional de la Wildlife Conservation Society, Bárbara Saavedra, es “el tipo de humedal de mayor valor. Ningún otro ecosistema tiene la capacidad de servir como reserva de agua y al mismo tiempo capturar carbono y metano en un mismo espacio”.

Los motivos que originalmente tuvo a la vista el gobierno para retrasar la aplicación del decreto fueron varios.  Así lo estableció en la norma ejecutiva que postergó su entrada en vigencia.En análisis internos, el SAG advirtió “deficiencias logísticas y técnicas para implementar de manera oportuna, eficiente y eficaz el sistema de control y fiscalización de las obligaciones que impone dicho instrumento”.

Estos problemas se refieren, en primer término, a “la necesidad de hacer un levantamiento en terreno en cada una de las áreas que presentan Musgo Sphagnum Magellanicum y que se encuentran actualmente en explotación”, para lo cual no contaban con recursos humanos ni financieros al no ser estos incluidos en su presupuesto para el año 2018.  A esto se sumaba que debían realizar “diversas capacitaciones tanto prácticas como teóricas para verificar correctamente el cumplimiento de los requisitos de los planes de cosecha que el decreto establece”.

 

El 2 de octubre el Senado solicitó al Ministerio de Agricultura información sobre los motivos de la postergación.  La respuesta llegó el 10 de diciembre, donde se comunicó que el SAG dijo haber “recibido por parte de actores locales variadas comunicaciones manifestando preocupación en cuanto a la capacidad de los recolectores de musgo en satisfacer la demanda técnica que implica la norma (Mesa Humedales Chiloé; Seremi de Agricultura de Magallanes; y empresas exportadoras: Lonquén Chile, Alpha Moss, Alimex, Seaweed Chile, Mar Andino y Austral Chile)”.

Asimismo se prestó oídos a las empresas exportadoras, que solicitaron “mayor plazo de tiempo a objeto de lograr establecer los requisitos de la norma a sus proveedores directos e indirectos.  Para los comercializadores que obtienen el producto desde las diferentes regiones este esfuerzo requiere de un plazo razonable para establecer requisitos a sus cadenas de provisión (por servicios de cosecha, secado y envío a plantas)”.

Dichos aspectos habrían sido subsanados en estos 12 meses de no aplicación. Sin embargo, existe otro elemento que puede hacer retroceder lo ya avanzado.

 

El SAG “ha hecho presente ciertas consideraciones sobre aspectos técnicos no previstos en el decreto y que hacen necesario realizar un proceso de revisión del mismo, para una adecuada aplicación” se señalaba en el acto ejecutivo que aplazó la entrada en vigencia del decreto. En el oficio de diciembre a los senadores se profundizó puntualizando que “la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA) se encuentra trabajando en conjunto con el SAG en la revisión del decreto supremo Nº 25, del año 2017, del Ministerio de Agricultura, con el objeto de efectuar las modificaciones y adoptar las medidas necesarias para contar con una regulación que proteja el musgo Sphagnum Magellanicum, en el menor tiempo posible”.

Al día de hoy no se ha publicado una nueva modificación del decreto que entró en vigencia hace poco más de una semana.  En el intertanto, INIA Tamel Aike inició en julio una campaña informativa y de capacitación sobre la nueva regulación.En un oficio del 19 de julio de 2018 firmado por el director nacional del SAG (s), Rodrigo Astete, se dejaba en claro que según la información entregada por las empresas se debían flexibilizar las medidas establecidas.  Esto en alusión al largo máximo de la hebra de corte, definición del tamaño de los paños a intervenir y proporción de porcentajes de terrenos susceptibles de cosechar, además de los períodos de no extracción, entre otras materias.

Es de esperar que desde el gobierno pronto se den luces sobre su compromiso con la protección de estos fundamentales ecosistemas, en el año de la COP25 en Chile.  El momento propicio para comenzar a tomar críticas decisiones, como en este caso cuidar una plataforma natural esencial para la biodiversidad local y global.