Declaratoria Coordinadora de comunidades Willi Lafken Weychan

Declaratoria Coordinadora de comunidades Willi Lafken Weychan

En el séptimo Füta Trawün de las comunidades que conforman la coordinadora Willi Lafken Weychan declaramos lo siguiente:

 

La Provincia de Chiloé se encuentra en alerta sanitaria porque no existen lugares habilitados para la disposición final de los residuos sólidos domiciliario (RSD). El vertedero de la comuna de Ancud fue el primero en cerrar y prontamente las demás comunas de Chiloé y Palena tendrán el mismo problema. Como solución proponemos que el Estado impulse una política pública con financiamiento adecuado para la reducción de los RSD a través de la implementación de un manejo efectivo para el reciclaje y compostaje en sectores urbanos y rurales del Archipiélago de Chiloé. 

 

El lugar del emplazamiento de un relleno sanitario financiado por el Estado debe respetar la normativa ambiental vigente, debe ser discutido de manera transparente colocando todos los antecedentes a disposición de las comunidades, para tomar la mejor decisión consensuada con los habitantes locales mediante un proceso de participación ciudadana y la aplicación de un proceso de consulta indígena de acuerdo alo establecido en el convenio 169 de la OIT.

 

En cuanto a los desechos industriales, en particular los provenientes de la industria salmoneras, deben cumplir la normativa ambiental y disponer de sus desechos en lugares habilitadosfuera de la Isla de Chiloé. 

 

La industria salmonera ha provocado la muerte de nuestro territorio y tiene contaminadas con residuos sólidos nuestro borde costero. A estas empresas en el extranjero ya no les reciben sus salmones contaminados con antibióticos y ahora quieren vendérselo al Estado de Chile para ser entregados por la JUNAEB en los establecimientos educacionales en donde asisten nuestros propios hijos, lo cual rechazamos categóricamente. Exigimos alimentos producidos localmente, orgánicos y saludables para nuestros hijos.

 

Con respecto a las modificaciones a la Ley Indígena que propone el actual Gobierno, rechazamos su contenido ya que consideramos que nos perjudican y rechazamos el proceso de consulta que están desarrollando porque vulnera nuestros derechos. 

 

Coordinadora de comunidades Willi Lafken Weychan

Comunidades de Quellón reivindican Isla Guafo de los empresarios Paul Fontaine y Rodrigo Danús exigiendo además que se declare Área Protegida

Comunidades de Quellón reivindican Isla Guafo de los empresarios Paul Fontaine y Rodrigo Danús exigiendo además que se declare Área Protegida

La Asociación de comunidades Lafkenche de la comuna de Quellón ha señalado a través de un comunicado público: “Esta estrecha relación se ha visto amenazada por los intereses de grandes empresarios como los antiguos balleneros y actualmente con terratenientes como es el caso de Rodrigo Danús y Paul Fontaine quienes tras desertar del proyecto de explotación de carbón de la Isla, hoy la ponen en venta sin considerar a las personas que mantenemos una relación de vida con nuestro territorio”.

Es por todo esto que declaramos a la opinión pública que reivindicamos nuestro legítimo derecho a que Isla Guafo continúe siendo un espacio donde tengan cabida los usos consuetudinarios, colectivos y de conservación de la biodiversidad”.

La acción de las comunidades ocurre en momentos que se ha anunciado públicamente que la empresa South World Business S.A de los empresarios Rodrigo Danús y Paul Fontaine, quienes luego de descartar un proyecto de explotación minera de carbón ante la obligación estatal de terminar con este tipo de actividades industriales (una de las más contaminantes del planeta), decidieran poner a la venta por un monto de USD$20.000.000.- que equivalen a $13.568.160.830.- en moneda nacional (trece mil quinientos sesenta y ocho millones ciento sesenta mil ochocientos treinta pesos) y cuya extensión a la venta es equivalente a 49.422 acres (o 20.000 hectáreas), teniendo a Sotheby’s International Realty Affiliates LLC de Estados Unidos y Private Islands Inc. de Canadá como encargados de intentar concretar la transacción con potenciales interesados.

Cabe señalar que los negocios de Paul Fontaine no es primera vez que tienen un conflicto con Comunidades Indígenas. En febrero del año 2018, comunidades mapuche denunciaron el hallazgo arqueológico en medio de excavaciones de un mega proyecto inmobiliario y de parcelación en la comuna de Panguipulli, encontrados en una amplia extensión y que corresponderían a un centro ceremonial y cuyo hallazgo habrían sido silenciados por contratistas, presumiblemente para evitar la detención de las obras, hecho que sigue siendo investigado por la PDI y el Consejo de Monumentos Nacionales. Dicho proyecto se denomina “Bahía Panguipulli”, en el camino Chauquen km 3, Fundo Pelipulli (donde se encuentra el espíritu o en busca del espíritu en mapudungun), ejecutado por Inmobiliaria Ambienta, encabezado por el empresario y economista economista Paul Fontaine.

A continuación, se comparte el comunicado público de La Asociación de comunidades Lafkenche de Quellón (Chiloé), quienes exigen la detención de la venta de la Isla y que se establezca un área protegida tanto terrestre como marítima para la biodiversidad que permita la conservación y su uso sustentable bajo una administración comunitaria.

Comunicado Público

En Quellón, las comunidades articuladas en la Asociación de Comunidades Lafkenche que suscribimos el presente comunicado y tras conocer de la puesta en venta de Isla Guafo declaramos a la opinión pública lo siguiente:

Isla Guafo es un territorio habitado por un sinnúmero de especies del bosque y de la mar. El itrofil mongen (biodiversidad) se ha conservado desde tiempos inmemoriales con la presencia humana en distintas épocas del año, haciendo de éste, un espacio de uso compartido desde nuestros ancestros Chono y actualmente Williche-lafkenche, pescadores artesanales, buzos mariscadores, y usos como el científico y turístico. Por lo que su conservación es una prioridad desde el diario vivir de los distintos seres que lo habitan así como para las personas que hacen de la isla una fuente de trabajo sustentable al lograr la coexistencia humana como parte constituyente del itrofil mongen.

Pero no solo el trabajo es lo que nos une a este espacio sino una relación espiritual que se ha mantenido a través de los relatos de la gente de mar y que invitan cada temporada a nuevas personas a realizar este viaje hacia el sur-weste.

Esta estrecha relación se ha visto amenazada por los intereses de grandes empresarios como los antiguos balleneros y actualmente con terratenientes como es el caso de Rodrigo Danús y Paul Fontaine quienes tras desertar del proyecto de explotación de carbón de la Isla, hoy la ponen en venta sin considerar a las personas que mantenemos una relación de vida con nuestro territorio.

Es por todo esto que declaramos a la opinión pública que reivindicamos nuestro legítimo derecho a que Isla Guafo continúe siendo un espacio donde tengan cabida los usos consuetudinarios, colectivos y de conservación de la biodiversidad.

Emplazamos al Estado de Chile a través de su institucionalidad a detener la venta de la isla y anunciamos que no permitiremos otras actividades o proyectos en la isla sin el consentimiento de las comunidades y pescadores artesanales. Que exigimos establecer el mecanismo de generar un área protegida tanto terrestre como marítima que permita la conservación de manos del uso sustentable de recursos naturales (pesca y buceo) y cuya administración sea comunitaria.

Asociación de comunidades lafkenche de Quellón

AquaChile serían los responsables: “Bodegas abandonas en Quellón están contaminando la costa marina”

AquaChile serían los responsables: “Bodegas abandonas en Quellón están contaminando la costa marina”

  • Juan Mansilla Gallardo, vocero de la Comunidad Indígena Piedra Blanca, denuncia que existen bodegas de la empresa AquaChile abandonadas en el Canal Coldita, comuna de Quellón. Los ‘container’ estarían contaminado la costa marina con el óxido que generan, lo que afecta al medio ambiente, a la comunidad indígena y los pobladores que realizan recolección artesanal de mariscos en las costas.

Desde el año 2013 que las instalaciones pertenecientes a la empresa AquaChile están ahí. “Cuando la industria dejó de producir salmones, usó el espacio como bodegas para su misma concesión” afirma el vocero de la comunidad indígena. Lo importante para la comunidad es que den una respuesta frente a las malas condiciones que se encuentran las bodegas. “No se han preocupado de restaurarlas ni de pintarlas, los ánodos de zinc de gastaron por lo tanto no tienen protección frente al oxido”, señala el werken.

Frente a esta negligencia se le envió una carta al Sub Secretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme Portilla , en la cual se detallaba la problemática. Dicho documento no tuvo respuesta por parte de la autoridad. “Le dejé hasta mi correo electrónico, por ultimo que respondiera algo…” agrega. Por parte de las demás autoridades ambientales, tampoco hubo respuesta. La única institución que los atendió fue Capitanía de Puerto de Quellón, a través de su capitán, Cristobal Bernat Armijo, con quien se reunieron y aclararon varias dudas.

“Nos dijeron que dentro de la concesión que posee la empresa Aqua Chile, ellos están autorizados (legalmente) para poder hacer ésto. Son las autoridades ambientales las que tienen que fiscalizarlos   y ver las responsabilidades que tendrían debido a las malas condiciones en las que se encuentran las bodegas”.

El sector del Canal Coldita pertenece a una ECMPO, el cual son espacios marinos delimitados, cuya administración es entregada a comunidades indígenas o asociaciones de ellas que han ejercido el uso de dicho espacio constatado por CONADI.

“No queremos  edificaciones de más de 16 metros en nuestro centro”

“No queremos edificaciones de más de 16 metros en nuestro centro”

 

  • Dafne Mercado (56) es nacida y crecida en Castro. Vecina histórica del sector la ‘plazuela de Gamboa’, correspondiente a la meseta Central de Castro. Afirma que ve con tristeza como ha ido cambiando el casco histórico. Da conocer su molestia frente a la modificación del Plan Regulador, el cual contemplaría las posibilidad de hacer edificaciones superiores a 16 metros, según expresa . Dicho informe será presentado a la comunidad durante este mes. “Como vecinos no vamos a dejar de luchar para que no nos cambien el Plan Regulador”, afirma.

 

La artesana señala que el municipio, a través del Plan Regulador, debería mantener la altura de edificación en 16 metros y así procurar la mantención de las iglesias dentro del patrimonio de la humanidad nombrado por la Unesco. A su vez, expone que no quiere edificios en el centro de la ciudad, debido a que las casas se pudren con estas “moles de cemento” . “Nos van a tapar la vista” , agrega.

 

“Me preocupa que cerca de mi casa hayan edificios grandes, ya que éstas moles nos tapen la luz, no humedecen las casas y hace que se pudran las maderas. Lo más importante para mi es mantener mi hogar que tanto me ha costado. Le pido a las autoridades que nos dejen en paz con el famoso ‘Plan Regulador’. Hace muchos años que está hecho y ahora nuevamente quieren modificarlo para beneficio de las inmobiliarias. Como vecinos estamos cansados de luchar siempre por lo mismo. Queremos mantener las normas del plan regulador, no queremos que lo cambien”.

De no encontrar una salida a ésta problemática de gentrificación, en el cual los vecinos de un sector tradicional ven afectado su entorno debido a la irrupción de nuevas construcciones ajenas al territorio, los vecinos no descartan interponer recursos de protección en contra del Municipio Castreño.

La propuesta del nuevo Plan Regulador será presentada a los concejales el próximo 7 de julio, quienes tendrán hasta el 13 de julio para tomar una decisión. Cabe recordar que el Estado de Chile tiene un compromiso ante la Unesco de proteger las Iglesias y su entorno como Sitio Patrimonio de la Humanidad. Lo que significa no permitir más construcciones mayores a 16 metros. De no ser así, arriesga a que las iglesias de Chiloé pierdan el título de ser Patrimonio de la Humanidad.

Álvaro Montaña denuncia concesión minera en la ciudad de Ancud

Álvaro Montaña denuncia concesión minera en la ciudad de Ancud

 

  • La organización Defendamos Chiloé denuncia públicamente a la empresa Inversiones e Inmobiliaria Santa Lucía S.A,  tras presentar al Sernageomin una solicitud minera de explotación en la ciudad de Ancud, la cual se encuentra en estado de tramitación. Advierten que la empresa se instalaría en el pleno cerro Huaihuén,  un lugar rodeado de escuelas, centros de salud, poblaciones y otras instituciones.

 

El aumento exponencial de las concesiones mineras en el Archipiélago de Chiloé durante los últimos años, ha sido una preocupación permanente para las organizaciones sociales y la ciudadanía en general de Chiloé, que ven el fantasma de la minería un peligro permanente. Defendamos Chiloé ha puesto en la agenda local el tema. Uno de sus miembros, el geógrafo Álvaro Montaña, ha monitoreado permanente el estado y avance de las concesiones mineras en el territorio chilote. La última novedad fue el descubrimiento de una solicitud en medio de la ciudad de Ancud, tras lo cual denuncia públicamente los impactos y problemas que traería a la comuna.

La solicitud fue ingresada Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) por  la empresa Inversiones e Inmobiliaria Santa Lucía S.A. Se trataría de un tipo de «explotación» minera, que se ubicaría en pleno cerro Huaihuén, en medio de la ciudad de Ancud que si bien no está en el centro de la ciudad,sin embargo el lugar  está rodeado de escuelas, centros de salud, poblaciones y otras instituciones.

Sobre el tipo de concesión, Álvaro comenta que “se trata de una concesión minera de explotación, las cuales son a perpetuidad y caducan solamente si se dejan de pagar las contribuciones u otras causales de este tipo”. Además el geógrafo al referirse al uso explica que “Muy probablemente esta concesión minera que se entregaría no es para fines mineros sino que buscaría asegurar para siempre la propiedad del subsuelo, esto dado que el código de minería y la constitución vigente establece que la propiedad minera del subsuelo es diferente a la propiedad de la tierra”.

En cuanto a las implicancias que tendría la solicitud, “se provocaría efectos jurídicos y conflictos legales entre los dueños de la tierra que quieran desarrollar proyectos, actividades que impliquen una remoción del suelo, provocando conflictos con los dueños del subsuelo”.

Por último desde Defendamos Chiloé remarcan la gravedad de esta situación y hacen un llamado a las autoridades y la ciudadanía a manifestarse en contra, y para organizar e impedir que esta concesión se apruebe.