Compartir :

18 Puntos Verdes se han instalado en Chiloé durante los últimos 6 meses, esto tras la iniciativa de Fundación Chilenter, los puntos verde para acopio de periféricos electrónicos computacionales se encuentran distribuidos en 8 comunas del archipiélago. La intención es fomentar la cultura del reciclaje y dejar instalada la capacidad humana y logística para el tratamiento de estos equipos.

 

Fundación Chilenter con más de 16 años de historia, tiene como objetivo fomentar el uso social de las tecnologías. Ahora tras la adjudicación de un fondo de Economía Circular de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), están en implementación de un sistema de gestión de residuos electrónicos en Chile que actualmente se está desarrollando también en el archipiélago de Chiloé.

Dicha iniciativa busca establecer y dejar instalada en la provincia la capacidad humana y logística para que se realice la gestión y valorización de RAEEs y que todos estos componentes tengan un destino sustentable.

Gonzalo Lagos, director ejecutivo de Chilenter, destacó en El Quellonino que el desarrollo del proyecto  apoyado por Corfo, ha afirmando que la fundación continuará participando en todo tipo de planes que fomenten el desarrollo tecnológico y sustentable del país.

“En Chilenter hemos asumido esta segunda etapa del proyecto con gran compromiso y responsabilidad. Instalar un sistema de Gestión de Residuos Electrónicos en la región de Los Lagos es un deber que tenemos con el país y que nos guiará a su desarrollo tecnológico y medioambiental. Como fundación liderada por la Primera Dama, Cecilia Morel, la instalación de estos 18 Puntos Verdes para acopiar E-waste más la serie de talleres que estamos impartiendo es un avance significativo para fomentar la cultura del reciclaje y bajar esa cifra de 11Kg de residuos electrónicos por persona, que generamos durante 2018”, expresó el director ejecutivo.

Además en el mismo medio, Lagos confirmó que “se han instalado una red de 18 puntos verdes en ocho comunas de la isla y que se desarrollarán campañas de recolección donde la gente podrá ir a depositar sus residuos”. Adicionalmente se realizarán talleres de educación ambiental y capacitación sobre la correcta gestión de residuos electrónicos. Durante la primera fase del proyecto, se realizó una gran campaña de reciclaje donde se lograron acopiar alrededor de siete toneladas de residuos que ya fueron transportadas hasta la planta de pretratamiento y valorización de componentes en Santiago.