Compartir :

Por Desna Alcarruz Mansilla

 

Esta semana durante el II encuentro de escritores en Curaco de Vélez, alumnos y alumnas de liceos de las comunas de Castro y Curaco de Vélez, reflexionaron sobre el cierre de los talleres literarios en diferentes liceos del archipiélago.

Cabe destacar que la creación literaria contribuye el desarrollo personal de los interesados, especialmente relacionado a la creatividad, a la expresión oral y escrita, al desarrollo de las capacidades de convivencialidad, encuentro de pares, análisis y reflexividad entre los participantes.

 

Lamentable es la situación que viven estudiantes de liceos como Galvarino Riveros de Castro, Francisco Coloane de Castro y Alfredo Barría de Curaco de Vélez, establecimientos donde se realizaban talleres literarios para estudiantes los cuales fueron cerrados sin previo aviso y dejando a jóvenes con la frustración de su trabajo y dedicación. El Taller “Contra Moldes”, “Espejos y Musas” y “Multiventanas” presente en estos establecimientos contaba con la participación de jóvenes escritores y poetas, era un espacio para potenciar y abrir oportunidades a la creatividad y energía de estos jóvenes, cada uno de estos talleres cuenta con una revista literaria en la cual hay poemas, cuentos, novelas y trabajo periodístico, que gracias al arduo trabajo y compromiso de los estudiantes pudo ser lanzada para el público lector, esta revista iba ya por su segunda versión contando con la recopilación del trabajo literario realizados en los talleres pero por el cierre repentino de éste se teme que no vea la luz, frustrando y coartando el trabajo de jóvenes, dejando un gusto amargo y desilusión.

 

Cada colegio lanzó su revista, en el caso de Galvarino Riveros llevaba el mismo nombre del taller “Contra Moldes”, en el colegio Alfredo Barría “Espejos y Musas” y en el colegio Francisco Coloane “Multiventanas” que correspondía a material literario y de periodismo, en este caso el taller fue reemplazado por uno de robótica.

 

Las expectativas que había en torno a estas actividades eran principalmente crear espacios cálidos para potenciar las habilidades literarias de jóvenes con un trabajo horizontal y sobre todo trascender más allá de los espacios propios de los establecimientos.

 

La participación en el segundo encuentro de escritores en Curaco de Vélez donde expusieron sus trabajos y manifestaron su malestar por la situación en la que están, se acusó al Liceo Galvarino Riveros por no facilitar los permisos necesarios y por la falta de apoyo con respecto a actividades de ésta índole, también recibieron el apoyo de poetas y escritores que rechazaron el actuar de las direcciones de cada institución educativa.

 

Expresan que en la actividad realizada en la Isla de Quinchao pudieron aprender y alimentar sus ganas de crear y llenar de letras y colores las hojas de su juventud.