Compartir :

Llamamos a la solidaridad y apoyo político con la justa lucha de los pueblos en Chile. Damos inicio a una campaña para boicotear los productos de Chile con el fin de persuadir al gobierno de Chile para que responda a las demandas por justicia, libertad y autodeterminación. Solicitamos de las organizaciones solidarias apoyo en la difusión de esta campaña a través de las redes sociales, medios de comunicaciones y repartición de información en los locales comerciales que vendan productos chilenos. Se busca sensibilizar a las autoridades responsable ante la pérdidas humanas y el peligro de agudización de los conflictos entre el Estado y los pueblos de Chile”.

Así versa parte de los contenidos de la declaración pública de la Coordinadora Mapuche en Europa hecha circular a partir del 17 de noviembre, las que es representada por  del Centro de Documentación Mapuche Ñuke Mapu – Coordinador de la entidad territorial Suecia; Miguel Utreras Imilmaqui, Teatro Renü – Coordinador de la entidad territorial Noruega; Reynaldo Mariqueo, Enlace Mapuche Internacional, Coordinador de la entidad territorial Inglaterra; y, Domingo Paine, del Centro de Documentación Mapuche Ñuke Mapu, Coordinador de la entidad territorial Suecia.

Cabe señalar que ante las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidos por el gobierno de Sebastián Piñera, se ha considerado imprescindible que las redes solidarias levanten acciones internacionales atendiendo la relación de grupos económicos con redes políticas que tienen diversos antecedentes de corrupción, abuso y discriminación hacia amplios sectores en Chile, como parte fundamental de los conflictos estructurales del régimen político y modelo neoliberal, cuyo poderío económico se basa en la dependencia de exportaciones en el mercado internacional de diversos Países.

Cabe señalar que al 18 de noviembre de 2019, con registros oficiales del organismo autónomo del estado INDH (registros desde el 18 de octubre), van 6.362 personas detenidas, incluye a 759 niños, niñas y adolescentes. 2.231 personas heridas por disparos de distinto tipo de municiones (más de 4000 en cifras extraoficiales). Incluye 222 casos con estallido o mutilación ocular (se estima extraoficialmente en más de 230), que se ha convertido en una practica de los grupos represores estatales. Asimismo, decenas de casos de violencia y abuso sexual se han denunciado y se estima que el número de muertes en el marco de este estallido social por lo menos serían de 24 personas.

Los coordinadores de los entes territoriales en Europa indican: “Iniciamos una campaña de boicot a los productos de Chile para apoyar las demandas de los pueblos de Chile. El Presidente Sebastián Piñera le ha declarado la guerra al Chile profundo y a los pueblos indígenas de Chile”.

La Coordinadora Mapuche en Europa hace eco de las reivindicaciones y demandas de los movimientos sociales en Chile, como son las exigencias por una Asamblea Constituyente, para una nueva Constitución democrática que resguarde y proteja los derechos humanos, las soberanías y patrimonio de los Pueblos sobre los bienes naturales, comunes y de servicios básicos. Asimismo, se suman a las demandas sociales por un nuevo sistema de pensiones, educación pública gratuita y de calidad, sueldos dignos, entre otras materias, las que dependen única y exclusivamente de la voluntad política de quienes gobiernan.

La Coordinadora indica que es impresentable que a esta altura no exista un reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas en Chile, como sujeto de derechos colectivos, como tampoco la reparación de los territorios ancestrales. Señalan: “Los mapuche exigen la plurinacionalidad, la autonomía, libre determinación, la libertad de los prisioneros políticos y la salida de las transnacionales de su territorio”, cuyos principales conflictos se relacionan con empresas forestales, de energía, sectores coloniales agroindustriales y acuicolas explotadores.

Aquí nació el neoliberalismo, y aquí morirá…Amulepe taiñ weichan (Nuestra lucha continua)”