Compartir :

Foto referencial, Twitter.

El conflicto escaló hasta el Intendente Regional, Harry Jürgensen, la acción del Intendente fue crucial para contener el conflicto pero evidenció la imposibilidad de resolver hoy el problema de la basura en Chiloé, de paso acusó a los 170 mil chilotes y turistas del problema, quienes deberían hacerse cargo de su basura, olvidando el papel del sector privado en la producción, generación de desechos y disposición final.

 

Este 13 de abril la Seremi de Salud ingresó un oficio a Contraloría General de la República que decreta Alerta Sanitaria para Chiloé, esto tras la grave situación que vive la comuna de Ancud al cumplirse cuatro días desde que no es retirada la basura de la ciudad por no existir un vertedero autorizado para su disposición, una consecuencia del conflicto que se generó con el envío de 60 metros cúbicos diarios de basura industrial y domiciliaria al vertedero industrial de Dicham en la comuna de Chonchi y que tras una fuerte oposición de los vecinos terminó con el cierre del vertedero industrial de Dicham por estar funcionando fuera de norma.

 

Conflicto en Chonchi

La comunidad local que ya se oponía hace meses al vertedero industrial, acusando un uso mayor del terreno que la empresa tenía autorizado –pasando de 3 a 9 hectáreas- lo que aumentaría considerablemente la contaminación del sector, esto se agravó con el traslado de la basura de la Comuna de Ancud generando una reacción inmediata de los vecinos, quienes se movilizaron y tras no recibir respuesta del Gobernador Fernando Bórquez, cortaron la ruta 5 como forma de presión. La reunión con el Gobernador terminó sin acuerdos, así los vecinos y vecinas manifestaron que sus demandas no fueron escuchadas por el Gobernador provincial, y exigieron que el Intendente Regional, Harry Jürgensen, fuera el único interlocutor válido para dialogar.

 

El Intendente se pronunció confirmando lo que ya acusaban los vecinos hace más de un año sobre el vertedero, señalando a la prensa local que “el cierre se produce por incumplimientos sanitarios, siendo sancionados en más de 5 oportunidades por incumplimientos que han ocurrido, uno de ellos es que está funcionando en un espacio muy superior al espacio que contiene la resolución ambiental efectiva, otro es que no se están tratando como corresponde los lixiviados ni tampoco los depósitos de agua lluvia” tras esto el Intendente señala abrir un sumario sanitario al vertedero, esperando la resolución de las autoridades correspondientes para su cierre definitivo que debiera producirse en los próximos días.

 

El cierre definitivo contribuyó en el día de ayer a destrabar el conflicto y deponer la toma de la carretera. En este marco, Jürguensen logra desarticular una protesta que podría haber escalado a otro nivel, poniéndolo en un escenario con un complejo horizonte pues, ya se estaban realizando manifestaciones en otros sectores de la isla grande.

 

Sin embargo, el intendente no precisó con qué mesas de trabajo se estaban realizando las conversaciones, limitándose a decir que se efectuaban en la gobernación provincial y por otro lado, con la presencia activa de los alcaldes del archipiélago, quienes debían hacerse cargo del problema de la basura ya que es de los habitantes de Chiloé y de los turistas.

 

De igual manera, el intendente no se refirió en lo particular lo referido al Petitorio entregado.

 

Del mismo modo, el intendente expresa que el gobierno de Sebastián Piñera, tiene una preocupación fundamental en el cuidado del medio ambiente y de la calidad de vida de los habitantes, no obstante sin las movilización social que ponen una alerta sobre la problemática, éste no habría tenido la repercusión que conocemos, especialmente relacionado con las multas a la empresa, a la fuera de norma de las construcciones (recepción de obras municipales), ser receptor no tratados de desechos industriales tóxicos entre otros aspectos.

Por otro lado, el mismo hizo hincapié en que en Chile se debe garantizar el Estado de Derecho para todos, sin embargo, hasta antes del conflicto los reclamos de los vecinos no hubo eco a las demandas de ellos, quedando la duda sobre qué se entiende sobre estado de derecho y para quienes está garantizado, sí sólo para las empresas y no para los vecinos afectados?

En este sentido, los municipios como Corporaciones Autónomas de Derecho Público en el marco de un orden constitucional y legal, donde el estado se define como territorialmente descentralizado o desconcentrado  y funcional, no cuentan –en este marco constitucional- con los instrumentos legales y materiales para abordar con autonomía la resolución de estos conflictos con pertinencia a sus realidades locales y territoriales, lo que se traduce en la fuerte represión policial a la que fueron sometidos los manifestantes por parte de FFEE de carabineros en estos días.

En la misma entrevista, el intendente señala que serán los alcaldes quienes deberán resolver el destino de su basura y solucionar en qué lugar se emplazará el nuevo vertedero, por lo cual Ancud deberá ver donde depositará sus desechos, quedando –al mismo tiempo- en duda los provenientes  de la Provincia de Llanquihue.

 

Se buscan soluciones para resolver el conflicto y no el problema, efectivamente, se puede discernir en que el problema de fondo no tiene solución en tanto, no exista una normativa participativa que integre a todos los actores, quienes sobrepongan los intereses y bienes comunes por sobre los particulares de empresas que están orientadas a la ganancia y el lucro como fin propio.   

 

Tampoco queda clara la diferencia, como fue tratado el conflicto, entre vertedero y relleno sanitario, ya que éste último considera estándares que significan diseño y elaboración de un proyecto que lleva varios años en su desarrollo, por lo tanto, el problema de fondo no se resolvería en lo inmediato. Un relleno sanitario es un lugar destinado a la disposición final de desechos o basura, en el cual se pretenden tomar múltiples medidas para reducir los problemas generados por otro método de tratamiento de la basura como son los tiraderos, dichas medidas son, por ejemplo, el estudio meticuloso de impacto ambiental, económico y social desde la planificación y elección del lugar hasta la vigilancia y estudio del lugar en toda la vida del vertedero.

 

Por último, no se visualiza la generación de un Comité permanente por la Basura integrado por todos los involucrados y con la participación de la Subdere del ministerio del interior para la búsqueda de soluciones de largo plazo y no de parches.