Compartir :

Jorge Bustos, ex presidente de los pescadores de la Corepa y del Condepp,  que aún es cuestionado por sus pares por negociar dinero con una multinacional salmonera noruega, no pudo sostener sus acusaciones contra el director de Ecoceanos que divulgó información de acciones de corrupción en el sector de la pesca y acuicultura.


Publicado radiodelmar.cl

Una querella contra el director del Centro Ecoceanos, Juan Carlos Cárdenas, por divulgar información acerca del millonario pago que la multinacional salmonera Mowi/Marine Harvest realizó a pescadores artesanales de Puerto Montt, a través del presidente de la organización COREPA, Jorge Bustos, tuvo que ser retirada por este dirigente por no lograr argumentar su acusación de la existencia de injurias y calumnias.

Luego de esto, Cárdenas afirmó que “valoraba la decisión del Juez Miguel Angel García de Puerto Montt, que impidió este intento para amedrentar al Centro Ecocéanos en su defensa del mar, y acallar al periodismo independiente en su denuncia de la corrupción política-burocrática-empresarial y sindical que avanza en el sector pesquero y acuicultor”.

“Continuaremos luchando con el apoyo de las organizaciones ciudadanas y de consumidores nacionales e internacionales, las comunidades costeras y de pueblos originarios”, señaló el médico veterinario, director de Ecoceanos.

Dinero salmonero a dirigentes

El caso se originó luego que el director de Ecoceanos escribiera el artículo “Industria del salmón principal agente corruptor de la pesca artesanal”, que fue publicado por el semanario “The Clinic” (1).

En esa columna, con información fidedigna ya publicada por otros medios, se denunciaban los “millonarios pagos irregulares realizados por la salmonera noruega a dirigentes de la pesca artesanal para que 240 pescadores de Calbuco, Hualaihué y Puerto Montt, región de Los Lagos realizaran declaraciones fraudulentas, con el fin de que la empresa salmonera pudiese asegurar ante el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), que con la ayuda de las denominadas “capturas espontáneas”, había retirado del mar el 27 % de los salmones fugados desde el centro de engorda de salmones (CES) de Punta Redonda, isla Huar, Comuna de Calbuco.

Frente a la impresentable acción de la transnacional salmonera, el Sernapesca desmintió la cifra falsa, asegurando que sólo se había recapturado el 5,5% de los 690.000 peces escapados. La directora del Sernapesca Alicia Gallardo, indicó que “nuestro equipo de abogados revisó los documentos y no constituyen un documento fidedigno, desde el punto de vista jurídico.Por lo tanto no podemos usarlo” (2).

Con posterioridad a estos hechos, pescadores artesanales de la Puntilla de Tenglo se querellaron en contra del ex presidente de la Corepa para que “se investigue lo relativo a los recursos entregados por Marine Harvest en el contexto del escape y recuperación de salmones” y un “mal manejo en la comercialización de merluza”. (3).

En definitiva Jorge Bustos, ex–presidente del Consejo Regional de la pesca artesanal de la región de Los Lagos (Corepa) y del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio pesquero (Condepp), debió desistirse de su publicitada acción de amedrentamiento legal contra la organización ciudadana.

La Corepa y el Salmongate noruego en Chile

Los hechos sobre el accionar corruptor de la transnacional noruega Mowi/Marine Harvest en la principal región salmonera de Chile se encuentran documentados en diversas publicaciones nacionales como el diario El Llanquihue, The Clinic, radios Bío Bío, Cooperativa, y en radiodelmar.cl.

Esta realidad hizo inviable el intento de Bustos para tender una cortina de humo y desviar la atención pública sobre las graves irregularidades denunciadas por el Centro Ecocéanos.

Llamó la atención en los denunciados que con anterioridad al pago realizado por la transnacional noruega, la Corepa representada por Jorge Bustos y Héctor Morales, presidente y secretario general de la entidad, se habían querellado en el Juzgado de Letras y Garantía de Calbuco contra todos los que resultaran responsables por el escape de cerca de 700 mil salmones de la empresa Marine Harvest Chile, debido a “los efectos sobre la salud de las personas, el medio ambiente y el ecosistema marino”.

De forma paralela, Bustos también debió desistirse de la querella que había realizó contra el periodista Dario Osses del diario El Llanquihue por injurias y calumnias, a raíz de dos reportajes efectuados sobre las denuncias públicas realizadas por los miembros del directorio de la Corepa, los que habían renunciado acusando a Bustos de malas prácticas.

Referencias

  1. http://www.theclinic.cl/2018/10/23/industria-salmonera-un-nuevo-agente-corruptor-de-la-pesca-artesanal/
  2. https://www.eldesconcierto.cl/2019/04/13/el-mowigate-salmonero-noruego-en-el-sur-de-chile/
  3. https://www.soychile.cl/Puerto-Montt/Vision-Acuicola/2019/02/19/582282/Presentaron-una-querella-en-contra-del-presidente-de-la-Corepa.aspx