Compartir :

 

Milton Cuevas, es abogado de la consultora , ex juez (s) de Familia de la comuna de Ancud, Terapeuta en medicina sintergética, y creador de la Fundación ANAM, la cual abarca temáticas de niños de Chiloé vulnerados, desde varios ámbitos, incluyendo las agresiones en la esfera sexual. “Esta fundación busca entregarles todas las herramientas jurídicas legales para las reparaciones posibles, y además todo el apoyo terapéutico a ellos y sus familias, apoyándose de manera significativa en la mirada de las medicinas integrativas”.

En relación al caso del Alcalde de la comuna de Puqueldón, Pedro Nicolás Montecinos Montiel (Independiente pro UDI),quien se encuentra formalizado con firma y arraigo en la región de Los Lagos en una investigación por presunto abuso sexual en contra de una menor de edad, se le consultó al abogado respecto a la perspectiva judicial, y sobre la importancia de las terapias de sanación integrativa hacia la víctima.

 

Futuro legal de la causa

Respecto a la información pública que se tiene sobre el caso, Milton comenta sobre  cuál sería la pena que podría arriesgar el actual Alcalde de Puqueldón. “Va depender de la acreditación del Ministerio Público – y del querellante en su caso- de ciertas circunstancias agravantes o atenuantes que se apliquen dentro del marco penal teórico, el cual va por ley desde un rango de los 3 años y un día a los diez años. En ese rango se puede aplicar cualquiera de esos años como pena, pero eso va a depender de la cantidad de Circunstancias Modificatorias de Responsabilidad Penal, que sean aplicables en el caso”.

 

“Primero, siendo alcalde debe tener irreprochable conducta anterior, por lo tanto, ya posee un atenuante que uno debería considerar. A su vez, también puede presentar agravantes, y eso va a consistir en lo que investigadores del caso puedan acreditar: el abuso, la superioridad del sexo, el dónde a qué hora y cuantas veces ocurrió. Si se demuestra que fue un delito reiterado, la pena se aumenta. Por ende el tribunal podría aplicar la pena entre ese rango de tiempo, sin embargo, podría ser más años, sólo si se lograra acreditar la idea de que el delito fue reiterado. Sin embargo eso no lo sabemos y desconocemos la carpeta del poder judicial debido a su carácter de reservado”. añade.

No obstante, “existe una existe una circunstancia llamada mixta, la cual hace referencia a la mayor o menor extensión del mal causado, es decir lo que ha significado para la víctima. En este punto, existen rangos que podrían aplicar la grado máxima, es decir entre 5 años y 1 día a 10 años. De ser en ese rango, la pena sería efectiva, es decir, se va a la cárcel. Pero, si la condena fuera bajo los 5 años, es posible aplicar alguna de las penas substitutivas, en este caso podría tener acceso a la libertad asistida, que es lo que la defensa va querer buscar” asegura.

 

¿Y el escenario político?

Puede que en el proceso de inscripción de candidaturas, que ocurre el próximo año, todavía el proceso de investigación esté en marcha y no haya ninguna condena, indica el abogado. Frente a ésto, La ley 18.655 sobre Orgánica Constitucional de Municipalidades que habla sobre los requisitos para ser alcalde, expone que una persona para postular al cargo debe no haber sido condenado por delitos de pena aflictiva, las cuales son consideradas superiores a 3 años y un día, explica Milton. “El rango legal de la investigación va desde que se formaliza y puede durar hasta dos años, incluso un poco más. Entonces, el podría no estar inhabilitado para ser Alcalde para el próximo año, por lo que podría seguir ejerciendo el cargo.Por ende el escenario legal y político del edil es muy incierto. Dependerá de lo que comunicacionalmente ambas partes puedan plantear y probar en el juicio”.

 

La sanación de la Víctima

Como fundación, se encargan del apoyo hacia las víctimas, las cuales han sufrido graves vulneraciones de derecho, que tienen una posibilidad de ayudarse con terapias que le ayuden a poder superar la situación o vivir de mejor forma. “Creemos que los niños que reciben terapias, ya sea desde el ámbito psicosocial hasta las terapias complementarias, les ayuda a salir de un proceso muy grave que se genera en las víctimas, que es el ciclo de las personas que han sido abusadas sexualmente. Está demostrado por medio de estudios, que las personas que han sido abusadas, luego repiten éste patrón. Por ende creemos que una forma de solucionar este fractal, es sanándose” manifiesta el terapeuta.

Para finalizar, el fundador de ANAM destaca de este caso, que la persona (en este caso la madre) fue capaz de contar lo que pasó. “Exponerlo no con el fin de buscar la justicia en sí, exigiendo una pena equis para el acusado, ” ya que lo principal es ver cómo la persona podrá recibir la ayuda  en su amplio espectro para mejorar su calidad de vida.” asegura.