Compartir :

Marcela Ramos, Secretaria de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Castro sobre el problema de la basura y como vive la ruralidad el problema de la basura.

 

El telón de fondo que vive esto días Chiloé, es sin duda la difícil situación que enfrenta la comuna de Ancud, actualmente en Alerta Sanitaria y con la necesidad de depositar en un lugar autorizado 60 metros cúbicos de basura diaria, lugar que según las autoridades locales sería el Vertedero Industrial de Aconser SPA, en Punahuel 2 límite entre Castro y Dalcahue. Las salidas se restringen aún más después de una decidida movilización de los y las vecinas de Chonchi que terminó con el cierre del Vertedero Industrial de Dicham, según señaló el Intendente sería otra comuna de Chiloé, desde ayer lunes es Dalcahue, en específico el sector rural de Punahuel quien está recibiendo la basura de Ancud.

 

La basura se ha transformado en estas últimas semana en el problema prioritario en la agenda regional, y la situación más delicada que viven quienes viven en el archipiélago, amenaza que ha estado invisibilizada por décadas. La crisis por la que pasa Chiloé en el corto plazo no tiene una solución dado que los vertederos municipales de Chiloé no se encuentran en las condiciones al estar desde el 2005 funcionando de forma ilegal, solo quedan como opción los vertederos industriales los que ya cuentan con sanciones por una serie de irregularidades que han denunciado vecinos de los sectores aledaños.

 

En el mediano plazo una solución integral sólo es posible si considera el reciclaje como eje central, soluciones a escala, la toma de conciencia de sus habitantes sobre su basura y luna industria capaz de cumplir normas mínimas en materia medio ambiental y sanitaria.

 

Marcela, el problema de la basura va más allá de una comuna y parece ser que este problema solo va en escalada ¿Que hacemos hoy con la basura? ¿Es factible que algún vertedero en la provincia se haga cargo de la basura de Ancud?

 

Desde que participo en la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Castro como secretaria, he venido escuchando del problema de la basura y la intención de la instalación de un Relleno Sanitario Provincial. Incluso se pagó un estudio millonario, que resultó un fraude, para indicar que los terrenos que ofrecía la municipalidad de Castro eran los más apropiados.

 

Las autoridades responsables de resolver el tema de la basura han sido, por decir lo menos, negligentes, al plantear y esperar una sola alternativa. Hasta se podría pensar que hay intereses empresariales detrás de esta desidia. El problema de la basura está instalado hace varios gobiernos y ninguno ha sido capaz de generar una política para Chiloé en materia de basura, más bien han estado enfocados en preparar su próxima campaña.

 

Seamos claros, ningún vertedero en Chiloé cumple las condiciones mínimas para recibir la basura de Ancud, si nos regimos por lo legal, el único en la Región es el Relleno Sanitario La Laja en Puerto Varas, me imagino que no lo hacen porque el Intendente está apretando la billetera.

 

La basura de Ancud debe irse al Relleno Sanitario La Laja de forma transitoria, es el espacio que puede asegurar las condiciones mínimas sanitarias y ambientales, los costos del envió son altos y no puede pagarlos la Municipalidad de Ancud, lo que se traduciría en que finalmente lo terminen pagando los vecinos, es el Gobierno Regional quien debe asumir su responsabilidad en este periodo transitorio, mientras se debe buscar una solución más adecuada, que nos permita dar salida al problema de Ancud y de las comunas que van a vivir lo mismo en los próximos meses y años.

 

¿Cómo ve la ruralidad el problema de la basura?

 

Nuestra ruralidad ha cargado con el problema de la basura, así lo demostró Dicham, ya no puede seguir cargando con la responsabilidad de la falta de políticas públicas encarnadas en los Gobiernos de la Concertación y la Derecha. Ahora otra vez el mundo rural carga con esa responsabilidad, los vecinos y vecinas de Punahuel han denunciado las irregularidades del vertedero industrial Aconser SPA en diciembre la empresa recibió sanciones del Servicio de Salud y los vecinos ya pedían el cierre, ahora resulta que deben recibir 60 metros cúbicos de basura adicionales al día.

 

Creo que es muy irresponsable de parte de las autoridades el no asumir el problema en su integralidad, tenemos vertederos que no son más que un hoyo en el suelo, terrenos donde se acopia la basura de todo tipo, carece de estándares mínimos, las autoridades de los gobiernos anteriores no han protegido a los vecinos de los efectos de la contaminación y menos aún, han tenido la capacidad de ver un ecosistema tan frágil como lo es el de una isla. Consideración sobre el hecho de que los alimentos que consumimos vienen del campo y que la presencia de miles de toneladas de basura sin tratar contamina el agua y los suelos no están sobre la mesa.

 

Como Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales apostamos a soluciones a escala más local.  Insisto en la necesidad de pensar en soluciones sensatas, a escala humana e integrales que impliquen la reducción de la basura, el tratamiento de residuos orgánicos y químicos, el reciclaje, la educación, medidas que vayan en beneficio de la ciudadanía y no de una empresa. Las únicas posibilidades de desarrollo sostenible que tiene nuestro archipiélago son la agricultura y el turismo, por lo que si permitimos que la contaminación nos inunde, ya no habrá mucho que hacer.

 

¿Qué responsabilidades les competen a la industria?

 

No sabemos cuántos vertederos industriales autorizados o clandestinos existen en la provincia, por lo que es difícil evaluar el efecto que éstos tienen en nuestro ecosistema. Sólo podemos especular y suponer que el daño es grande. La comuna de Chonchi ha sido afectada por tres episodios graves relacionados con desechos salmoneros, a saber, el hundimiento de un wellboat, el derrame de antifouling en un río y su nula recuperación, la mortalidad de salmones en un centro.

 

Otra irresponsabilidad de la industria es la utilización de vertederos que funcionan clandestinamente, como el de Dicham, que estaba autorizado para operar en 3 hectáreas, pero ocupa más de 8 y recibe desechos desde Llanquihue a Aysén, lo que la comunidad llevaba denunciando hace tiempo.

 

Es impresentable que la Autoridad Sanitaria en Chiloé (que es una isla) permita la existencia de vertederos industriales que reciban la basura industrial de otras Provincias o peor aún de otra Región. Cuando el Intendente señala que la solución debe estar en la Isla da cuenta del doble estándar, como con el mundo empresarial acepta el envío de basura de diferentes puntos de esta región y la de Aysén, mIentras cuando ocurre lo de Ancud, aún sabiendo la situación que viven los demás vertederos de Chiloé, obliga a Ancud a enviar la basura a otra comuna de Chiloé que no cumple las condiciones mínimas en materia sanitaria y medioambiental.