Compartir :

⦁ Los vecinos de maullín se enteraron por la prensa chilota de la noticia que los desechos industriales de la Provincia de Chiloé, serían enviados a dicha comuna , específicamente en Vertedero el Empalme. Ante esta alarma, la comunidad -triste frente una eventual crisis ambiental – de inmediato se organizó y preparó una reunión en la municipalidad.

Rienzi Figueroa V.


A primera hora del día Lunes 10 se reunió en el salón municipal de Maullín la comunidad con las autoridades locales (no todas) en donde se les expuso la molestia frente a la de decisión tomada desde Santiago de trasladar los residuos de Chiloé hacia la comuna. Al termianar la asamblea, la comunidad se dirigió tomarse la principal ruta de acceso a la ciudad, en Ruta 5 cruce Maullín, para detener el tránsito de los vehículos que se dirigen desde y hacia Chiloé.

“El lugar se llenó de profesores, comunidades indígenas, pescadores y vecinos. Al momento llegaron las fuerzas especiales de Carabineros desde Puerto Montt, que tras un diálogo con el Alcalde, se dispuso de un tiempo determinado para manifestarse. La toma en todo momento fue de manera pacífica, sin desmanes”, afirmó José Cárdenas Vejar, vecino del sector y activista.

José comentó que la finalidad de la protesta era mostrar el descontento hacia las autoridades regionales que nuevamente apoyan a los empresarios. Una de las exigencias de la comunidad era que el Intendente se hiciera presente en momento para que explicara la arbitraria decisión , que de no ser por la prensa de Chiloé, hubiese pasado inadvertido.

 

Un futuro incierto

Llegó el día martes 11 y Maullín estaba repleto de fuerzas especiales de Carabineros. ¿Acaso el gobierno tiene miedo a una comunidad organizada, a pescadores, a profesores, vecinos, todos pidiendo un ambiente tranquilo, limpio, libre de contaminación?, se pregunta Cárdenas. “Maullín es una ciudad pequeña donde todos los vecinos se conocen, muchas veces por apodos. Que a la ciudad llegue un guanaco, zorrillo, carabineros con chalecos anti balas, realmente sorprende y molesta”, agrega Vejar.

En la reunión del día martes 11, estuvieron presente más de 300 personas, repletando el ya pequeño salón municipal. Participó la Gobernadora y su equipo técnico que llegó mal preparado, añade el activista. La representante de la Seremi de Salud mencionó que sólo se realizaban dos fiscalizaciones al año, en los vertederos de la region, incluido el relleno sanitario el empalme. En todas ámbas ocasiones, se encontraron observaciones no menores tales como: presencia de ratones, escurrimiento de lodos, infraestructura defectuosa entre otros.

El director regional de Subdere tampoco dejó conforme a los vecinos. Además que llegó con un tono prepotente incluso intercambiando palabras con el Alcalde Jorge Westermeier quien apoya rotundamente a la comunidad añadió José. “La reunión solo fue un voladero, un calmante. Finalmente se decidió realizar una fiscalización por parte de autoridades medioambientales, de salud, autoridades maullinenses y miembros del recién formado Comité Ambiental de Maullín, compuesto por un equipo técnico y jurídico”, explicó.

 

No más basura en Maullín

“La basura Molesta”. Así lo expusieron las autoridades maullinenses, al enterarse por la prensa de una decisión que afectaría que el río Maullin sea declarado Santuario de la Naturaleza. Cabe destacar que este movimiento ciudadano traspasa colores políticos, todos tienen un fin común que es proteger nuestro entorno único, nuestro patrimonio ambiental. La gente ya no calla con estos problemas y cada vez es mas consciente de lo que debemos dejar a nuestros hijos, nietos y futuras generaciones.

Al momento, los vecinos de Maullín insisten en la presencia del Intendente Jurguensen y además esperan la coordinación para formar una mesa técnica, conformada con autoridades regionales y la comunidad organizada de Maullín para que el gobierno transparente toda la información que maneja y se verifique que el vertedero trabaja bajo las normas que dice. Por mientras, la comunidad seguirá alerta.