Compartir :

La Dra. Daniela Godoy, jefa de la División de Políticas Públicas del Ministerio de Salud señaló que si hay escape de peces, existe el riesgo de afectación de la salud de la población a través del consumo de salmones con alto contenido de antibióticos, así como también el peligro de diseminar genes de resistencia y bacterias resistentes por la existencia de un alto nivel de uso de antibacterianos.

En la última sesión de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados fue tratado el proyecto (boletín 11571) que modifica la ley N° 18.892 –Ley General de Pesca y Acuicultura–, el que busca eliminar la prohibición de captura de los miles de especies salmonídeas escapadas de los centros de cultivos de acuicultura.

La Comisión recibió a Daniela Godoy, jefa de la División de Políticas Públicas del Ministerio de Salud (Minsal), quien expuso que la opinión técnica de la cartera es que, si hay fugas de peces, no es posible verificar los tratamientos antibióticos aplicados a cada espécimen, ni el cumplimiento de los periodos de carencia. “De esta forma, es imposible garantizar el consumo humano seguro”.

Godoy indicó que existe el riesgo de afectación de la salud de la población a través del consumo de salmones con alto contenido de antibióticos, así como también el peligro diseminar genes de resistencia y bacterias resistentes por la existencia de un alto nivel de uso de antibacterianos.

La Dra. Godoy llamó a fortalecer las regulaciones que definen las medidas de seguridad en los centros de cultivo para evitar la fuga de peces; fortalecer las fiscalizaciones a los centros de cultivo de especies salmonídeas; cumplimiento de parte de las empresas de las directrices establecidas en el Manual de Buenas Prácticas en el Uso de Antimicrobianos en la Salmonicultura del Servicio Nacional de Pesca; y verificar el cumplimento de las normativas vigentes.

También indicó que se debería impulsar la elaboración de estudios actualizados de farmacocinética y farmacodinámica de los antibióticos de interés, ya que los periodos de resguardo dependen de la dosis, de la vía de administración, la duración de la terapia y la vehiculización del fármaco.

El presidente de la Comisión, diputado Gabriel Ascencio (DC) sostuvo que estos peces carnívoros exóticos introducidos en el país,  se convierten en un peligro para el ecosistema, pues se alimentan de especies nativas de las cuales dependen la pesca artesanal, poniendo en riesgo la permanencia de los recursos hidrobiológicos. Además, dijo que no se han tomado las medidas para prevenir estas fugas ni por parte de las empresas, ni por el Estado, en cuanto a su fiscalización.

Para el diputado Leonidas Romero (RN), “los empresarios no se preocupan realmente de darle la seguridad al consumidor, ni a la localidad donde están insertos”.

El tema continuará siendo analizado en la próxima sesión del miércoles 5 de septiembre, junto a representantes de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) y de la industria salmonera..

Publicado: Ecoceanos News