Compartir :


“Libertad para Llanllan”
es el eslogan que circula por estos días en las Redes Sociales. Ya que son miles las y los ciudadanos que exigen que se aclare ésta “sospechosa” detención en contra de Raúl Llanllan de 18 años, detenido y acusado de desordenes públicos y de golpear dentro del carro policial a una carabinera. En primera instancia la Jueza de Castro  desestimó la medida cautelar de prisión preventiva pues no habían razones o motivos fundados de la efectiva comisión del delito de lesiones, tomando en consideración la manifiesta incongruencia del relato de la carabinera de nombre Gladis Leiva Ruiz. Sin embargo, el fiscal apeló a la corte de Puerto Montt, consiguiendo dejar en prisión preventiva a Raúl, arriesgando hasta 10 años de cárcel.

La familia se encuentra desconsolada por éste hecho. No obstante no descansaran para conseguir junto con la defensa que se revoque la medida de prisión preventiva. Sus amigos han iniciado campañas para visualizar la “injusticia” que se ha cometido con el joven Raúl. Desde el área jurídica, sostienen que existe una “desproporcionalidad en el criterio” ademas de estarse “vulnerando el principio de inocencia y el principio de igualdad ante la ley”.


 

 

8 días de reclusión lleva el jóven Raul, quellonino -estudiante del Instituto del mar de Chonchi-    quien  arriesga – en el peor de los casos- hasta 10 años de cárcel. Luego de asistir a una marcha pacífica en el centro de Castro, no ha vuelto a su casa, dejando a una familia desconcertada y a un pueblo chilote que clama justicia para el joven. ¿Existe una campaña del miedo por parte de carabineros?, ¿Estamos frente a un detenido político? Juzgue usted luego de leer.

 

De una marcha a la prisión preventiva: ¿Criterio desproporcionado por parte de los jueces?

El martes 7 de enero, en Castro, se generó un confuso incidente en el contexto de una manifestación posterior al boicot a la Prueba de Selección Universitaria (PSU) por parte de secundarios autoconvocados. En dicha instancia y en medio de una manifestación pacífica carabineros detuvo a 4 jóvenes en las afuera de la gobernación por “supuestamente” estar generando desórdenes en la vía pública. Al día siguiente – miércoles 8- se realizaron 4 audiencias de control de detención. Primero se vio el caso de los 3 jóvenes menores de edad por el delito de desórdenes en la vía pública, quienes quedaron con medidas cautelares de arraigo nacional y firma mensual por 90 días.

 

 

Sin embargo, la otra audiencia fue la de Raúl Llanllan (18) oriundo de Quellón, quien posee la acusación de desordenes públicos y lesiones hacia una carabinera. En primera instancia, y respecto al delito de lesiones, la jueza Jessica Yañez del tribunal de Castro, desestimó la medida cautelar de prisión preventiva pues “no habían razones o motivos fundados de la efectiva comisión del delito de lesiones, tomando en consideración la manifiesta incongruencia del relato de la carabinera de nombre Gladis Leiva Ruiz y la gravedad de la medida solicitada, la cual requiere de sospechas fundadas y no meras especulaciones o simples acusaciones”, según afirmaron fuentes de la omisión jurídica de la Asamblea Social de Castro.

 

 


A pesar de ello, el Fiscal San Martín, apeló, por lo cual Raúl quedó en gendarmería hasta esperar una respuesta sin fecha precisa. Al día siguiente, el caso tomó otro rumbo: la Corte de apelaciones de Puerto Montt, impuso a solicitud del fiscal apelante, es decir, Raúl quedó en prisión preventiva. Esto significa que el joven quellonino arriesga penas que van desde presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo, es decir, cárcel desde 3 años y 1 día hasta los 10 años.

 

 

 

Dolor de la familia: Las rejas no callaran la verdad

Ya van 8 días desde que ocurrieron los incidentes, la familia se encuentra totalmente angustiada y con mucha impotencia por lo ocurrido. Alegan la completa inocencia de su hijo y acusan a los fiscales y jueces de tener un criterio “desproporcionado”. Además critican a la institución de carabineros por generar éste “montaje” en contra de su hijo.

https://www.facebook.com/revuelta/videos/531053687511236/

 

“Raúl está en el módulo de imputados primerizos, con mucha ansiedad y pena por estar detenido injustamente. Él no presenta antecedentes penales, es un joven que sólo estaba manifestándose pacíficamente. Todos hemos sido testigo de la violencia que ejerce carabineros en contra de los estudiantes. Lucharemos hasta que Raúl salga en libertad”, aseguró la madre de Raúl, Carolina Rubio, en entrevista exclusiva a nuestro medio.

Además, apuntó sus dardos contra el medio local La Opinión de Chiloé, medio el cual habría tomado una postura en contra el joven, acusándolo de “provocar lesión grave a Carabinera” en su titular. En el cuerpo de la noticia, lo tilda de cobarde y deja clara su postura en contra éste joven.

 

Para finalizar, Carolina se mostró muy molesta por los mensajes que recibió del medio mencionado, puesto que siente estar siendo presionada o amenazada por el medio local, el cual no espero el proceso investigativo y el posterior  veredicto final de la Corte para asegurar el hecho.

 



Cabe preguntarse. ¿la opinión de Chiloé recibiría fondos de carabineros para así tomar postura en sus notas? Artículos  como éstos serían catalogadas – por decirlo menos- imparciales, dentro del mundo del periodismo. La madre no descarta acciones legales en contra del inverosímil medio local.

 

 

Enrique Soto: La medida vulnera a garantía más importante que consagra nuestra Constitución ,después del derecho a la vida, el cual es la LIBERTAD

 

Enrique Soto Díaz (27), egresado de derecho de la Universidad de Concepción (UdeC),  miembro del Equipo Jurídico de la Asamblea Social de Castro, fue quien tomo al comienzo la causa de Raúl. “Tome el caso como asesor jurídico, labor propia de la comisión jurídica y de derechos humanos de la asamblea social, para asegurar tranquilidad y primera asistencia jurídica a la familia y poder gestionar la representación legal de Raúl hoy día”, quien quedó en a partir del martes 14 en manos de la abogada defensora Feranda Molina.

El joven del equipo jurídico de Castro comentó que a su juicio, existe una desproporcionalidad tremenda en el criterio empleado en el caso de Raúl Llanllan. ” La medida vulneral a garantía constitucional o el derecho fundamental más importante que consagra nuestra Constitución y la declaración de derechos humanos de la onu, después del derecho a la vida, el cual es la libertad.”

En un Estado de derecho se está vulnerando el principio de inocencia y el principio de igualdad ante la ley, en el sentido de que no hay proporcionalidad en el criterio usado” señalo, acotando que en éste ámbito  se estaría utilizando un criterio totalmente criminalizador y represivo por parte de la fiscalía, por ser un contexto de conmoción social.

La acusación se refiere a un simple delito (desorden público) y no un crimen lo cual no a merita la necesaria privación de libertad. Tomando en cuenta que hay imputados que por robo los dejan citados, pero por un desorden público -que además no duró más de 10 minutos– lo dejan privado de libertad (…) “.

Enrique finaliza indicando que “la solicitud de medidas cautelares como lo son el arraigo nacional la firma mensual responden a prácticas modelo habituales de esta fiscalía que no analiza el caso en concreto, sino que lo homóloga a todos los anteriores casos similares, como es el caso del incendio del árbol de navidad donde se pidió un alejamiento por 100 días del árbol siniestrado y este no estuvo en el lugar más de 10 días más”. finaliza activista social.

No más presos políticos: Gran Marcha Provincial