Compartir :

A partir de este sábado 23 de noviembre del 2019, damos por constituido en la comuna de Ancud, el Movimiento Asamblea Constituyente MAC Ancud, con el objetivo de articularnos con otras fuerzas representativas de las regiones del país y levantar la bandera Asamblea Constituyente. Como ciudadanos y ciudadanas hemos atendido al llamado de la contingencia nacional, involucrándonos en la organización colectiva, defendiendo el derecho de salir a la calle y manifestar que la AC es el único mecanismo legítimo para activar el Poder Constituyente Originario y por medio del Principio de Soberanía Popular, dar vida a una Nueva Constitución Política que esté al Servicio del pueblo y sus intereses.

El Gobierno y el “acuerdo de paz” firmado por los partidos políticos en las últimas semanas, no comprende el carácter profundamente democrático que la AC reviste para las trasformaciones estructurales que demandamos equiparándola a otros mecanismos que no dan cuenta del consenso entre la mayoría, como organización rechazamos categóricamente la concreción de esta firma, en los siguientes términos:

  • Por sí mismo el nombre que se establece para este acuerdo reconoce previamente una guerra inexistente.

 

  • Desconoce e invisibiliza al pueblo ya que no lo considera como un actor legitimo en la construcción de este tipo de decisiones.

 

  • No se hace cargo de las violaciones a los Derechos Humanos.

 

  • No hace mención a la agenda corta que demanda de manera inmediata el pueblo en las calles, tales como el sueldo mínimo, el C.A.E., reducción de la dieta parlamentaria, el aumento de las pensiones, entre otras.

 

  • Al referirse al mecanismo de Convención Constitucional se desvirtúa la real intensión de una verdadera AC democrática, participativa y vinculante.

 

  • No asegura la participación de los pueblos originarios, menores de edad, LBGT y privados de libertad.

 

  • Rechazamos el alto quórum determinado para la aprobación de acuerdos.

 

  • Criticamos el plebiscito de entrada No obligatorio, junto a la imposición de una ratificación por parte del congreso del producto del mecanismo constituyente.

 

  • Queda en evidencia la intención de perpetuar la lógica sobre Democracia Representativa en del Principio de Democracia Participativa que resguarda el verdadero poder constituyente originario que radica en el pueblo.

La constitución de este espacio representa el inicio de una trayectoria en el que apostamos a masificar y extender a lo largo de la provincia de Chiloé la suma de más y profundas fuerzas a este movimiento, que den garantías del tejido social. Elevamos esta invitación a todas y todos a avanzar juntos hacia la construcción de nuestra SOBERANÍA en todos los planos del desarrollo y dando pasos concretos de convergencia para lograr el objetivo de estructurar un PODER CIUDADANO que nos abra la puerta para exigir la recuperación de todos nuestros recursos naturales y minerales, especialmente el cobre, el litio y el agua y con ello financiar el aparato estatal, devolviendo al pueblo chileno la salud, la educación, la previsión, la vivienda, el acceso a los servicios básicos y tantos otros derechos sociales arrebatados, para restablecer la Dignidad y Bienestar del pueblo chileno.