Compartir :

Un nuevo caso de colusión sacude a la economía chilena, específicamente en la industria del salmón. La denuncia hace referencia de las firmas Biomar, Comercializadora Nutreco Chile Limitada (Skretting), Ewos y Vitapro Chile (Salmofood). Dos de ellas, (Biomar y Salmofood) tienen presencia en la provincia de Chiloé.

En tanto, la multa se estima en  30.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA) a cada una, monto máximo contemplado en la ley vigente cuando ocurrieron los hechos acusados y que asciende a unos US$ 70 millones en total.


Luego que La Fiscalía Nacional Económica (FNE) informara ayer, que presentó ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) un requerimiento en que acusa de coludirse a las cuatro principales empresas productoras de alimentos para salmón que operan en el país. La FNE acusó a estas empresas de mantener un acuerdo para fijar los precios de venta de los alimentos para salmones, conocidos también como dietas, entre los años 2003 y 2015.

“En su presentación, la Fiscalía solicitó al TDLC que aplique a Biomar, Skretting y a Salmofood, una multa de 30.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA) a cada una, monto máximo contemplado en la ley vigente cuando ocurrieron los hechos acusados y que asciende a unos US$ 70 millones en total”, dijo la entidad al matutino La Tercera.

 

 

“Sabemos que las malas prácticas están”

Según la apreciación de un trabajador de la empresa Salmofood, ubicada a la salida norte de la comuna de Castro, estas malas prácticas son lo que siempre se les ha permitido aplicarlas dentro en la legislación que regula la industria del salmón. El funcionario comenta que hace un tiempo cuando él era dirigente , desde la empresa entregaban el discurso que “que los monopolios no eran tan malos, incluso que notros como organización eramos un monopolio( …)”

El joven chilote afirma que éstos datos no le sorprenden,” No es nada nuevo “. Comenta que para el periodo del 2008- 2009 exisitían 37 grupos salmoneros . Lo que pasó: “Los pescados mas grades se comieron a los más chicos. y así el modelo se ha ido reduciendo a cuatro grandes empresas, que llevan años bajo la mecánica de la colusión”.

 

“La punta del iceberg”

Luego del requerimiento de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) contra cuatro principales empresas productoras de alimentos para salmón, el diputado Renato Garín (RD), señaló que “este puede ser el comienzo de una nueva serie de colusiones”.

Una vez conocida la delación compensada efectuada por la empresa Ewos, y el consiguiente requerimiento de la FNE, el diputado Renato Garin insistió en la necesidad de poner a las colusiones “en el centro de la escena”, afirmó en el periódico digital El Mostrador.