Compartir :

Treinta años cumple la Muestra de Cine al aire libre de Ancud. Daniel Pantoja, cara visible de esta manifestación cultural que se ha ganado un espacio en los febreros de Chiloé, sentencia. “La Muestra de Cine en su ADN, es una muestra de películas en la plaza pública de Ancud. Nace como necesidad de recuperar la plaza pública después de 17 años de dictadura. Nace en ese contexto. Un espacio para recuperar la plaza pública, para la comunidad, para la familia”, para ver cine chileno, remarcando el origen isleño de la Muestra.


 

Nacida en un contexto que marca al país para siempre, a sus treinta años, la Muestra señala Pantoja, se hace cargo de lo que ocurre hoy en Chile. Además de la cartelera de películas a exhibir durante la primera semana de febrero, representa en su afiche promocional, a los protagonistas de las luchas sociales iniciadas en octubre pasado. En la “pantalla” del Cine graficada en el afiche, están algunos de los héroes que descentran el origen del estereotipado del héroe insípido que proviene de la industria de la entretención en Gringolandia. 

 

Reunirse a ver, a experimentar en colectivo a través de los sentidos, impulsa al equipo detrás de la Muestra, a comprometer la producción audiovisual con el momento nacional camino hacia una nueva forma de ver y comprender la realidad, superando el estado de abuso en el que se vive. Por otro dalo, los nuevos tiempos imponen un desafío a superar, ya que el cine está disponible en el computador o celular gracias a internet, restando valor a compartir el cine en la plaza. Sin embargo, subraya Daniel Pantoja, “Yo creo que la gente que va a la plaza, va a rescatar ese espacio comunitario, va a rescatar ese espacio social, cultural, que significa sentarse, junto con otros de distintas generaciones en distintos niveles socio culturales a ver juntos la proyección de una película que habla de nuestra realidad”, sostiene. Mientras, -la comunidad acude y realiza el acto de ver con respeto y silencio, sumergiéndose en la magia del cine, un reflejo de lo mejor de cada uno en comunidad, detalla Pantoja. 

 

Otro aspecto movilizante que destaca la Muestra de Cine al Aire Libre, corresponde a una suerte de provocación creativa asociada al mundo audiovisual. Efectivamente, además de la previa música diaria antes de cada película, en paralelo, se produce un taller de plasticina con el método del Stop Motion a cargo de Vivianne Barry, dirigido a niñas y niños de 7 a 12 años. Además, se pondrá al aire el programa “Un carrete de películas”, el que comienza a exhibirse por las señales de Canal del Sur, desde este 31 de enero al 8 de febrero. En este proceso, el apoyo que concita entre la juventud aun liceana se manifiesta, según informa Pantoja, con la participación en el trabajo de producción y puesta en escena de la muestra. 

 

Estas provocaciones, han hecho eco en la producción audiovisual del Archipiélago, tal como reseña Daniel, la Escuela de Quicaví con su canal de televisión nace como parte del trabajo experimentado al alero de la Muestra de Cine. Sin embargo, y lejos de toda pretensión, concluye Daniel Pantoja -es llevar el cine solo a la gente en la plaza, si no que cumple reclusión, a las y los vecinos del campo como es el caso de Caulín. “Acá a quien privilegiamos es al habitante, a nuestra gente”, finaliza Daniel, instalando la Muestra de Cine al aire libre de Ancud en el ADN de la comunidad ancuditana y de Chiloé. 

 

NFO: https://muestradecinedeancud.cl/